viernes 15 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Deportes

El rol de los padres en la prevención del ciberacoso


 Por La Tribuna

Estamos inmersos en la era digital. Por ello resulta inevitable que niños, niñas y adolescentes se encuentren diariamente relacionados con internet y experimenten su bienestar psicológico y social dependiendo de lo que sucede en las redes. Estas presentan múltiples oportunidades de aprendizaje y desarrollo, pero también diversos riesgos a los que es importante poner atención.

Uno de estos riesgos es lo que denominamos ciberbullying. Vamos a entender por ciberbullying “la acción de publicar comentarios, imágenes o videos en línea para difamar a un individuo, divulgar a través de la red hechos privados de él y causarle angustia emocional de forma intencional” (Watts et. al, 2017 citado en Vergara y Mena 2019 p. 2). Según los datos de la Superintendencia de Educación, las denuncias por ciberacoso experimentaron un alza del 64% entre 2017 y 2018, esto es, de 104 denuncias en el periodo enero-julio de 2017 a 170 denuncias en el mismo semestre del año 2018.

Lo antes mencionado es especialmente grave si tomamos en consideración que las consecuencias del ciberacoso pueden ser aún más devastadoras en comparación a las del bullying tradicional. Lo anterior radica en la dificultad para pesquisarlo por parte de los adultos del entorno, la posibilidad que otorgan las redes de emitir mensajes de manera anónima, lo que provoca gran angustia en la víctima; la imposibilidad de escapar del acoso y el poder observar una y otra vez mensajes o imágenes que se hayan expuesto, lo que provoca un fenómeno denominado revictimización. Esto es revivir nuevamente la experiencia con las emociones que involucró en el momento.

Se ha descrito que las consecuencias en las víctimas dicen relación con el descenso en su rendimiento académico, problemas para socializar, mayor propensión a sufrir ausencia escolar, trastornos alimenticios, depresión e intentos de suicidio (Cantone et al., 2015 citado en Vergara y Mena 2019).

Si bien es cierto, el sistema educativo ha impulsado la incorporación de programas que prevengan y aborden esta situación, se trata de una responsabilidad compartida con la familia. En este sentido, parece relevante para los padres hacer un esfuerzo por, paulatinamente, comprender y hacerse parte del mundo virtual que manejan los hijos. De esta manera, estarán más atentos a situaciones en que sus hijos sean objeto de ciberacoso o que puedan agredir a otros a través de las redes. Es necesario plantear el tema en la familia, acompañarlos cuando son más pequeños en la navegación por las redes para explicar y mediar las interacciones que en ella suceden y, de ningún modo, desentendernos aludiendo a que no somos nativos digitales y los niños sí, pensando por ello que se encuentran más preparados para lidiar con todo lo que significa el mundo virtual.

Lisette Bazignan Guerrero

Psicóloga y académica Facultad de Psicología

Universidad San Sebastián

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes