jueves 22 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Deportes

Angelinos la rompieron en certamen de kick boxing amateur en Talcahuano

Fueron cuatro los representantes de la capital de la provincia de Biobío y todos consiguieron ganar en sus respectivas categorías.


 Por Sebastián Díaz

27-02-2018_18-02-201__19.1

Uno de los deportes que año a año va ganando más adeptos, sobre todo en la provincia de Biobío es el kick boxing, disciplina que el pasado fin de semana tuvo una buena presentación en una competencia internacional.

Se trató de la tercera versión del de Kick boxing internacional amateur de carácter internacional, en Talcahuano, donde participaron competidores de Argentina, Colombia y Chile contando representantes de Santiago, Temuco, San Carlos Ñuble, Concepción, Talcahuano y Los Ángeles, en donde se realizaron 15 combates pactados de 3 round de dos minutos por uno de descanso.

La capital de la provincia de Biobío, estuvo representada por el Club Deportivo Seibukan, perteneciente a la Asociación Equipo Fusión Chile.

El director de la escuela, Roberto González, explicó que "se hizo en el Secutors Arena, cerca de la Tortuga de Talcahuano, y vinieron delegaciones de Argentina, Colombia y Chile".

Respecto al nivel de los competidores, sostuvo que "era un campeonato amateur y para ser amateur estuvo buenísimo, acá ellos compiten con todas las protecciones".

Fueron cuatro deportistas los que sacaron la cara por Los Ángeles, quienes ganaron sus combates pactados. Se trata de Álvaro Pezoa, Patricio Laurie, Óscar Inostroza y Patricio Sobarzo, quien fue el destacado de la jornada al ganar su combate por KO en el segundo asalto.

Según explicó González, Inostroza (75 kilos) ganó su categoría, Sobarzo (65 kilos) hizo lo propio, Pezoa (70 kilos) también ganó su categoría y mismo resultado para Laurie (90 kilos).

Asimismo, el propio González sostuvo que "ahora lo más probable es que nos incluyamos en la Federación Nacional de Kick Boxing, porque está pronto a ser deporte olímpico y la idea de nosotros es proyectarnos hacia allá.

Cabe destacar que la organización está pronta a afiliarse a la Federación internacional Wako, donde tienen arduas posibilidades de participar y competir de los eventos federados con miras a lograr seleccionados nacionales para la ciudad en la disciplina; “podemos destacar que ya contamos con uno de los mejores exponentes del Kick boxing internacional nuestro instructor Roberto González quien el 28 de abril nos representará en el evento profesional de Kick boxing en donde sólo competirán los mejores de nuestro país en el evento denominado elite warriors enfrentando a un duro e invicto oponente Patricio Navarrete nominado a representar a Chile dentro del UFC la liga más grande a nivel mundial de los deportes de contacto”, sostuvieron desde la entidad.

QUÉ ES EL KICK BOXING

El kick boxing, es un deporte de combate de origen japonés y desarrollo occidental en el cual se mezclan las técnicas del boxeo con las técnicas de patadas de algunas artes marciales como el karate y el muay thai. Estando así relacionado con el antiguo arte del muay thai, pero sin los golpes con el codo y de rodilla, que generalmente no son permitidos. Si bien no se le considera un arte marcial formativo tradicional o Gendai Budō por excelencia, sino un deporte de combate. Se considera que un luchador de kick boxing es una competencia muy reñida para los demás peleadores de otros estilos de lucha en pie, que practican otros tipos de deportes de contacto o artes marciales, por la gran resistencia física, contundencia, y aguante a los golpes de sus practicantes. Actualmente es uno de los sistemas preferidos y de mayor divulgación en el desarrollo de la lucha en pie, siendo preferido en las artes marciales mixtas combinadas o MMA / AMM.

El kick boxing tiene sus orígenes en boxeo occidental, el karate japonés, y en el muay thai de Tailandia, también llamado "thai boxing".

HISTORIA

El empresario y deportista Osamu Noguchi era hijo de un campeón de los pesos pesados en Boxeo. Desde niño había practicado dicho deporte hasta que sufrió una lesión en la espalda y tuvo que abandonarlo. Se convirtió en promotor y organizador de peleas de boxeo en Japón y realizó varios viajes a Tailandia dónde conoció a Naront Siri, maestro de Muay Thai. Al tener también buenas relaciones con Masutatsu Ōyama, fundador del karate estilo Kyokushinkai, decide organizar en los años 70 una serie de combates entre los thai-boxers y los karatekas de Oyama, entre los que se encuentraba Kenji Kurosaki, mano derecha del propio Oyama. Una vez en Tailandia, se suceden tres combates; dos de los cuales los ganan los japoneses y el propio Kurosaki pierde contra el rival tailandés por un golpe de codo descendente. En ese momento, Noguchi comienza a planear la adaptación del Muay Thai en Japón; por lo que a principios de los años 60, Kurosaki, Siri y Noguchi llaman al nuevo deporte "Karate Boxing", sin mucho éxito en Japón. No es hasta 1968 cuando al nuevo deporte se le llama Kick Boxing y se funda la primera federación en el mundo, en Japón.

Al principio, los lanzamientos y otros golpes propios del karate tradicional japonés, eran técnicas válidas en el kick boxing, así como; las técnicas de golpes de codo, los talonazos a las pantorrillas, además de las técnicas de retención de los brazos para golpear con las rodillas, que son válidas en el Muay thai. Posteriormente, estas técnicas dejaron de ser usadas y consideradas como no válidas, en la nueva disciplina, que asumió un carácter puramente deportivo y competitivo.

La Asociación de Kickboxing se fundó en Japón poco después. El kick boxing fue un éxito mediático, y se volvió muy popular en Japón, y pronto fue transmitido en televisión. Tadashi Sawamura fue uno de los primeros kickboxers más conocidos en aquella época. Cuando este se retiró, el "boom" pasó en Japón y el Kick boxing perdió su popularidad. El kick boxing no ha vuelto a aparecer en TV desde que el reconocido torneo K-1 comenzó 1993. En 1993, fue cuando Kazuyoshi Ishii (antiguo maestro de karate kyokushin, y fundador del Seidokan Karate) creó el torneo K-1 bajo unas reglas especiales de kick boxing (sin golpes de codo, y sin agarres al cuello). El kick boxing volvió a hacerse famoso hasta nuestros días.

Cabe destacar que a pesar de sus raíces este deporte no puede ser considerado un arte marcial sino justamente un deporte de contacto o deporte de ring, ya que no posee o promulga una filosofía, o código de conducta a sus practicantes.


  • Compartir:
etiquetas
DeportesKick boxingLa TribunaLos Ángeles

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes