viernes 20 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Deportes

De dulce y de agraz: Béisbol angelino repasa lo bueno y malo del 2016

Este equipo ha dado que hablar, no solo en la provincia de Bío-Bío, sino que también en la región, y en otras zonas del país, puesto que se ha ganado un respeto por parte de sus similares.


 Por NICOLÁS IRRIBARRA IRRIBARRA

27-12-2016_17-54-011-242

Son muchas las disciplinas deportivas que tenemos en la provincia de Bío-Bío, y una gran cantidad de ellas nos dejan en lo más alto a nivel regional y nacional, puesto que con esfuerzo y dedicación, han logrado ganarse el respeto de sus pares.

El béisbol no es la excepción, y aunque en nuestro país no sea uno de los principales deportes, ha ganado terreno durante los últimos dos años, incluso haciendo noticia desde La Tribuna, y encantando a otras regiones del territorio nacional, a sumarse a este fervor que ha causado este deporte.

Rodrigo Díaz, quien inició todo este proyecto del equipo de béisbol de Los Ángeles, Pumas, accedió a conversar con La Tribuna, y ya en su segundo año, realizar un balance con todo lo bueno y malo que han vivido en el 2016, y el aprendizaje obtenido como conclusión.

“Ha sido un año bastante raro. Partimos con mucha gente, terminamos con un poco menos, pero con gente nueva y eso es bueno. El torneo de apertura lo ganamos, salimos campeones del apertura, de la octava región, y no pudimos avanzar más allá en la Copa del Sur, porque fuimos a disputar la semifinal con Talca y la perdimos 8 a 5. Ahora en el clausura salimos tercero, teniendo un cierre de año distinto. Faltó gente, pero tenemos gente nueva, pero con miras a que el otro año la gente que está aprendiendo, pueda responder”, comentó.

Además, añadió que “de lo bueno se puede concluir en que se ha masificado el béisbol a nivel regional, no tanto a nivel local. De hecho, de Temuco nos están invitando para que hagamos partidos amistosos, y ahora en enero tenemos una visita, el 24 y 31. El equipo está más sólido, hemos fallado un poco. Aparte que los otros equipos mejoraron, nosotros hemos mejorado, ya están los puestos específicos de cada jugador, que son muchos de los nuevos, que nunca antes habían jugado”.

Ante esta situación, Díaz se mostró confiado en lo que pueden hacer de cara al 2017, pensando en que se han sumado nuevos rostros al plantel.

“Lo malo es que hubo gente que dejó el equipo, por tiempo, porque no era el deporte que pensaban, por diferentes motivos, pero ha llegado gente nueva, que nos tiene contentos. La idea es que el béisbol no sea de extranjeros, de chilenos que se interesen, gente nueva que no sepa nada, para darle un nuevo deporte a esta ciudad, como lo hizo Mario Chávez, que también fue nuestro jugador, profesor de educación física, que se interesó en el béisbol y lo está masificando en los colegios (Santa Fe)”, sostuvo.

La idea de poder tener pequeños interesados en la disciplina, para este experimentado beisbolista es una noticia auspiciosa, puesto que podría ser la generación de recambio para el equipo Pumas.

“Es genial, porque más adelante se pueden crear ramas juveniles, infantiles. Hay que ir de a poco, no será de un día para otro que todos querrán jugar. Esto se hace en Santa Fe. Es una iniciativa propia, no es que el equipo lo haya apoyado o le haya pedido esto, es algo personal. Tiene niños pequeños, entre 10 a 15 años”, puntualizó.

Por mientras pretenden seguir consolidando el equipo, ya que es un deporte difícil de aprender, y difícil de mantener, puesto que los implementos son caros. Seguirán en Socabio, y dijeron que estarán ahí hasta que los ‘echen’. 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes