lee nuestro papel digital

Deportes

Callaquén logra un meritorio pódium en la Liga Regional de Rugby

El club angelino disputó partidos en la primera división de esta disciplina en la región, por lo que se enfrentó a equipos de la talla de la Universidad de Concepción, Troncos, Old John’s, entre otros.


 Por La Tribuna

23-11-2016_18-18-401-092

Sebastián Ibarra y Paulo Lagos llegaron hasta radio San Cristóbal y diario La Tribuna para poder contar sobre la hazaña que consiguió en la Liga Regional de Rugby.

Ambos personajes integran el club Callaquén de Los Ángeles, equipo que obtuvo el tercer lugar, consagrando así el esfuerzo y mérito que todo el plantel puso para lograr este objetivo.

“Venimos de un fin de semana atractivo y exitoso para el club, terminando el año de buena manera. Lo culminamos de la mejor manera siendo campeón de la Copa Plata, obteniendo así el tercer lugar. La división regional se compone de dos, y en la que nosotros participamos se componen de 7 equipos, como Old John’s, U. de Concepción, Troncos, equipos de trascendencia”, comentó el joven entrenador, Paulo Lagos.

Para Ibarra, como jugador con trayectoria en el equipo, la situación no es muy distinta, señalando que “tenemos hartos planes a largo plazo. El fin de semana anterior fuimos capaces de presentar un segundo equipo en la otra división. Estamos tratando de crecer, y pegarnos un salto más grande, teniendo divisiones infantiles”.

La juventud del técnico no ha sido factor para tener el respeto que merece, por lo que el propio DT recibió el alago de uno de sus dirigidos.

“Cuando empecé a jugar, él era el hijo del entrenador que teníamos. Jugó en primera división, lo hizo muy bien, y el respeto es por amistad. Es ponerse la camiseta, estar los martes y jueves, es sacrificarse, y él lo ha hecho con creces”, dijo Sebastián.

Por su parte, Lagos indicó que “lo primero es que tenemos que jugar básico. Veníamos haciendo buenas temporadas, pero algo faltaba. Este año nos preocupamos de hacer la pega más fácil del rugby, de entrenar el “A” de este deporte, y empezamos desde la base, para divertirnos, porque no tenemos que tomarlo con mucha presión, y bueno, nos salió las cosas bien. El otro año empezamos pasar del “A” al “B”, y subir paso a paso con este club”.

 

CÓMO EVALÚAN EL TÍTULO

“A muchos jugadores les tocó la primera experiencia con entrenamiento duro, preparador físico, estar martes y jueves, tener una concepción más de plantel más que solo jugar. Eso costó, muchos no lo entendían, pero lo logramos, y creo que el otro año será mejor. Estamos felices, lo que más importa es el volumen de gente, así que aprovecho de invitar a todo el mundo a participar del rugby, una disciplina especial, donde pueden jugar, chicos, altos, gordos, flacos. Es una tremenda experiencia, Callaquén es un tremendo club”, manifestó Ibarra.

En la misma línea, Lagos dijo que “lo primero es que debemos afiatar al grupo. Nosotros como gran contra que tenemos es la cantidad de gente que va a entrenar. Antiguamente eran 10 o 15 jugadores. La idea de nosotros es afiatarnos, y poder tener un grupo constante de 20 a 25 jugadores, y de ahí tener un equipo que permita rotación”.

Este año se lesionaron cerca de 10 jugadores, que se producen por el juego mismo, pero no por violencia, sino por agresividad controlada. La reglamentación del rugby permite que no debiesen existir lesiones de consideración, es lo que busca la IRB, que para el rugby es como la Fifa en el fútbol.

“Lo que busca el IRB es la integridad del jugador, y las lesiones se producen por la sobrecarga muscular. Estamos entrenando desde febrero, y terminamos el fin de semana pasado. No solo corres, sino que tienes contacto con otros jugadores. Y como todo deporte, se produce un desgaste”, explicó.

Para los jugadores, faltaba alguien que estuviese a la cabeza y que tuviera más conocimiento del rugby, ya que Lagos viene de la primera división de Santiago. Les dio resultado, fue un año exitoso, y pretenden mantener y mejorar.

“Este es un deporte amateur, pero era un amateurismo más bajo de lo que debe ser. Y este año justo tenemos la posibilidad, con un preparador físico –Daniel Reyes- y la ayuda de Sebastián, Pablo, jugadores que vienen desde hace varios años, Juan Pablo Ponce. Los méritos van en conjunto. Yo seré chico, pero estos logros se ganan entre todos, pero uno le da este granito de arena al club, y ojalá se mantenga durante todo el tiempo”, cerró Lagos, entrenador del club Callaquén de Los Ángeles. 


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes