lee nuestro papel digital

Deportes

Entérese de los ejercicios que le permitirán terminar el año con más energía

Mantener un buen nivel de energía y conservar el enfoque en el negocio es algo que viene desde dentro, no de una bebida con cafeína o de otro tipo de estimulante.


 Por La Tribuna

14-11-2016_19-11-021-038

Estamos casi por finalizar el año, y éste no es un buen momento para que disminuya tu nivel de energía. Aunque tu pasión por el trabajo ya no te motive lo suficiente, no puedes darte el “lujo” de retirarte ni por un segundo. Mantener un buen nivel de energía y conservar el enfoque en el negocio es algo que viene desde dentro, no de una bebida con cafeína o de otro tipo de estimulante.

La actividad física estimula la secreción de endorfinas, una sustancia asociada al bienestar y el placer físico por su efecto analgésico. Por lo cual, el ejercicio es un medio para incrementar tu energía y vitalidad.

En La Tribuna queremos que incrementes o mantengas una gran vitalidad para ponerte en forma y cumplas satisfactoriamente tus actividades planificadas.

Dice la primera ley de la termodinámica que la energía ni se crea ni se destruye, simplemente se transforma. En el caso de las personas deportistas, el ejemplo es claro. Nuestro cuerpo es una máquina energética, cuando comemos, introducimos energía en forma de nutrientes que se transforma en movimiento al correr, nadar, pedalear, saltar, mover pesas, etc. Somos energía en movimiento, estamos diseñados de forma eficiente, y como no somos vegetales, no podemos captar la energía del sol y transformar el agua y los minerales de la tierra en nutrientes; tenemos que comer cada día, alimentos de origen vegetal, la base de la cadena energética de los seres vivos, y de origen animal, el segundo eslabón en la cadena de nutrientes para las especies carnívoras u omnívoras como los seres humanos.

Una vez que tenemos claro que tenemos que comer para tener energía, lo siguiente es entender qué alimentos son los que mejor nos van para lograrlo. Nuestro cuerpo necesita una gasolina especial, y aunque no somos tan delicados como un Ferrari (afortunadamente podemos sobrevivir con casi cualquier tipo de dieta, buena o mala), más nos vale aprender a comer bien si queremos vivir muchos años, a pleno rendimiento y con suficiente energía para hacer ejercicio y disfrutar de la vida. 

Ejercicio. Se sabe que a la gran mayoría de los deportistas les gusta quedar “cansarnos”, ya que eso los llena de energía. No hay nada mejor que una carrera antes de llegar a casa, para entrar por la puerta con una sonrisa camino a la ducha, apartando el estrés y con buen humor para ser feliz con la pareja, la familia o los niños, o con el perro o el gato. ¿Cómo conseguir energía? Encuentra tu momento al día para hacer una hora de deporte, es el tiempo perfecto para rellenar tus pilas, generar endorfinas (las sustancias de la felicidad) y estar en forma. Y si no puedes, son igual de efectivos los entrenamientos de 20 minutos, de corta duración a altas intensidades, como circuitos tipo “CrossFit”, Tabata, High Intensity Interval Training (HIIT), T25, entre otros. Funciona incluso hacer sólo 10 minutos en casa, con movimientos de yoga o un mini circuito de fondos, abdominales y sentadillas.

Hacer un programa de ejercicios diario te ayudará a energizarte y a darte un sentido de dirección, control y poder. Un buen ejercicio cardiovascular o hacer estiramientos en la mañana puede aumentar tu autoestima y hacer que fluya la adrenalina por el resto del día. Trata de incluir ejercicios de respiración o de meditación mientras trabajas tu cuerpo.

 

EJERCICIOS PARA UNA MAYOR VITALIDAD

En el primero se debe estar de pie, con las piernas juntas, toma aire expandiendo el abdomen, mientras elevas las manos con las palmas hacia arriba, por delante de tu torso. Dibuja espirales descendientes con las palmas hacia abajo, como si estuvieras empujando algo hacia el suelo. Repite al menos 30 veces.

En el segundo, nuevamente de pie, con las piernas separadas según el ancho de tus hombros, lleva las palmas hacia el torso, a la altura del pecho. Realiza con un brazo un círculo hacia afuera, al tiempo que inhalas. Nuevamente dibuja una espiral haciendo un círculo con el otro brazo. Repite continuamente, intentando flexionar levemente las rodillas del lado donde realizas el círculo.

En tercera instancia, de pie y con las piernas juntas, eleva los brazos por el costado del cuerpo, mientras inhalas, hasta juntar las palmas por encima de la cabeza. Bájalas con las palmas juntas, por delante de la cabeza y torso, hasta llegar a la altura del pecho. Este movimiento se realiza flexionando levemente las rodillas en el descenso de las manos.

Para realizarlos es importante que respetes el ritmo respiratorio, para que la calidad del ejercicio sea superior.

Un tips es que al despertar tiendas tu cama, para que te deshagas de la pereza y estires todas las partes del cuerpo. Esta es una forma de activar todos los músculos y preparar al cuerpo para una actividad más dinámica.

 

UN BUEN DESAYUNO

El desayuno es la comida más importante del día. No es mentira, pero tampoco es 100% acertada. Una frase más exacta sería “el desayuno puede ser la comida más importante. ¿Cómo lograrlo? Empecemos con lo básico: No lo saltes ni lo atrases. Es un hábito muy común atrasar el desayuno y convertirlo en una especie de comidilla de medio día, muy tarde como para aprovechar sus propiedades energéticas. Lo que nos lleva al siguiente punto, ¿qué contiene un buen desayuno? Según un estudio publicado por el International Journal of Food Sciences and Nutrition, son los desayunos ricos en carbohidratos y fibras los que impactan de mayor manera en nuestros niveles de atención. Avena, pan integral, yogur y plátanos son algunos de los alimentos ideales para empezar el día. Solo cuida que no estén azucarados de forma exagerada.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes