domingo 18 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Deportes

Johanna Rivas: “No hay sueños imposibles, sólo personas que se rinden antes de tiempo”

Una deportista angelina que le ha ganado a todos, inclusive a Érika Olivera, y a otras que figuran entre las mejores del país.


 Por NICOLÁS IRRIBARRA IRRIBARRA

28-10-2016_18-24-271-016

Johanna Lissette Rivas Pacheco será hoy nuestra deportista de élite destacada. Sí, está entre las tres mejores de Chile, y sólo dos minutos la separaron de representarnos en los Juegos Olímpicos en Brasil. ¿Méritos? Más que suficientes para aplaudirla a rabiar, resaltarla porque es nuestra.

Con 32 años, y una carrera que puede seguir creciendo, esta angelina que vive en un campo –en el sector de Mortandad, camino a Cerro Colorado- accedió a conversar con La Tribuna FinDe con el objeto de poder destacar su trayectoria, y así darla a conocer a toda la provincia.

Estudió en un colegio ubicado en el campo, y con el pasar de los años, en Los Ángeles, terminó en el liceo de Niñas, para posteriormente estudiar en la Universidad Santo Tomás, Preparador Físico.

“Antes yo empecé jugando fútbol, me gustaba el deporte. En las tardes, acá en el campo, jugábamos 6 horas fútbol, entonces ahí fui desarrollando mi condición física. Cuando llegué a Los Ángeles el profesor Raúl Guarda me explicó que tenía hartas condiciones para correr. Porque sin entrenar y me iba bien, siendo que él tenía niñas que entrenaban siempre en el estadio, e igual les ganaba al final. Ahí me empezó a insistir. Fue hace poco que yo empecé a entrenar al nivel de alto rendimiento”, comentó.

Además, añadió que “anteriormente no lo tomaba en serio. Yo veía a la Érika Olivera, Clara Morales, que hacían tiempos que para mí eran imposibles, pero hoy en día no lo es. Yo he competido con ellas, cuando íbamos a clasificar a los Juegos Olímpicos, donde me  faltaron dos minutos con 20 segundos, ella me ganó por segundos. En la maratón de Puerto Varas yo le gané. En Chile, hay 15 mujeres que bajamos de las 3 horas en maratón. Este año, yo tengo el segundo lugar a nivel nacional”.

En Chile existen sólo 4 maratonistas que bajan de las 2 horas 50, que son Érika Olivera, Natalia Romero, Clara Morales y Johanna Rivas.

 

LOS MAYORES LOGROS

Esta angelina fue reconocida, el año pasado, con el tercer lugar nacional como la mejor maratonista del país. Dicho premio fue entregado en la misma instancia donde Francisco Méndez también fue condecorado.

“La maratón de Puerto Varas del año pasado, la maratón de Viña del Mar, y la marca que hice el año pasado en Temuco. El objetivo que tenía era clasificar, pero no se dio. Después podía ir a Perú a buscarla, pero la federación pagaba sólo la inscripción, y aquí en Chile no hay mucho apoyo”, sostuvo.

Por lo de la clasificación a Brasil 2016, dice sentirse en desventaja con el resto de sus ‘contrincantes’, ya que ellas cuentan con mayores auspicios, suplementos alimenticios que les permiten una mejor recuperación, cuentan con recursos para ir a Bolivia para hacer altura, y Rivas no cuenta con eso. Aún así, les ha ganado en diversas oportunidades.

 

LOS DESAFÍOS

“A mí me contactó Mauricio Díaz, que es un atleta destacado, que tiene la mejor marca en 5.000 y 10.000 del país, y él me ofreció ser mi manager, para sacar mi carrera en otros lugares. Ahora en diciembre iremos a Argentina, y así sucesivamente. Ahora bien, mi mayor desafío es clasificar al mundial de maratón, y eso lo debo ir a buscar a Chillán. Debo hacer 2 horas 45, y para eso estoy entrenando, ya que me contrataron para correr esa maratón”, explicó.

El entrenamiento de esta atleta se realiza –habitualmente- en el estadio municipal de Los Ángeles. En base a su financiamiento, en rigor los pasajes los pone casa Lukas, quienes generalmente auspician con el traslado y el hospedaje. También, se suman algunas personas que se ponen para que esta atleta nos pueda representar.

 

EL CONSEJO A LAS NUEVAS GENERACIONES

Como siempre, estos grandes deportistas locales entregan –desde su experiencia- los mejores consejos para aquellos que recién parte, e incluso, jóvenes que aún no lo hacen pero lo tienen en mente.

“Sigan luchando por sus sueños, porque todos tenemos metas, y para cumplirlas solamente hay que poner de nuestra parte. No hay sueños imposibles, solamente personas que se rinden antes de tiempo. Si bien las dificultades van a estar ahí, uno debe salir adelante, porque si bien el deporte es apasionante, igual es sacrificado. Uno debe estar día a día dando lo mejor de uno. Antes pensaba que nacían así, pero en realidad no es así. La primera vez que le gané a Clara Morales dijo que no se sabía ni mi nombre, como que me ninguneó. No hay superestrellas, sino que hay que poner de nuestra parte y sacrificarnos, porque todos podemos”, cerró Johanna Rivas, atleta angelina.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes