suscríbete al boletín diario

Deportes

Spinning en casa: conoce las posturas que puedes hacer para practicarlo

Muchos se suben a la bicicleta estática a pedalear como locos, sin ningún sentido. Al final, se cansan de hacerlo al no ver resultados. Hacer este deporte es una gran idea para bajar de peso, pero es efectivo hacerlo planificadamente.


 Por La Tribuna

18-10-2016_18-59-031-img_2826

Muchas personas tienen una bicicleta estática en casa, muchas veces muy poco utilizada a la espera de tratar de darle algún tipo de uso o utilidad. Las bicicletas estáticas, se pueden emplear de muchos modos y formas posibles, para hacer cardio suave antes de entrenar, para emplear en rutinas de entrenamiento de alta intensidad o para hacer spinning en casa.

Muchas son las personas que a diario se suben “a lomos” de una bicicleta estática y se ponen a pedalear como locos sin ningún sentido, tratando de perder peso lo más rápido que pueden sin ningún orden. Al final, se cansan de hacerlo al no ver resultados significativos a corto plazo. La verdad es que hacer cardio con una bicicleta estática es una gran idea para conseguir adelgazar, pero es más efectivo hacerlo planificadamente.

Es por ello, por lo que les dejamos estas rutinas de ejercicios para spinning en casa con las que puedes empezar a sacar uso y provecho a tu bicicleta estática, siguiendo unas programaciones que han sido pensadas y estudiadas con el fin de optimizar la quema de grasas.

De todos modos, no recomendamos dejar de golpe este tipo de práctica una vez hayamos perdido la cantidad de peso deseada, sino que se puede disminuir el ritmo aplicado anteriormente, pues hacer spinning en casa nos ayudará a tonificar las piernas, el vientre y los glúteos. Si lo sumamos con alguna rutina de ejercicios suave que nos ayude a completar el trabajo del resto del cuerpo, conseguiremos lucir el cuerpo con el que siempre hemos soñado.

 

POSTURAS

Existen cuatro posturas básicas en la práctica del spinning y distintas variantes, en cada postura se trabaja de diferente manera, con diferentes intensidades y aunque se usan prácticamente los mismos grupos musculares, no recaen sobre ellos el mismo porcentaje de esfuerzo.

La variación en las posturas, conjugadas con los cambios de ritmo, la frecuencia del pedaleo y la resistencia que se pone en el movimiento, da como resultado las posibilidades de hacer entretenidas, eficaces y variadas las clases de spinning. Realmente eso es el spinning, ya que el trabajo aeróbico en una bicicleta estática ha existido desde hace muchos años. Se buscaba una manera más entretenida de hacer esta gimnasia aeróbica, fue entonces que pusieron música para acompasar el ejercicio; así nació el spinning.

Con los cambios posturales lo que se pretende es usar en menor o mayor medida es el peso del cuerpo; es decir su masa y la gravedad. Al usar estos elementos tenemos que adecuar las posturas a nuestra anatomía, pues hacer que una persona con sobrepeso pedalee de pie nunca será recomendable.

 

SENTADO

Es la postura básica, en la que estás sentada en el asiento y realizas el pedaleo con la fuerza de los músculos de las piernas y de la cadera. Es importante tener la espalda recta.

 

SEMI SENTADO

Manteniendo la postura anterior, pero sin que los glúteos toquen el asiento, ligeramente en el aire y parte de la fuerza para aguantar la postura recae sobre los brazos. Así como la gravedad te ayudará a la hora de superar una resistencia mayor, pero como tiene que vencer parte del peso en el movimiento hacia arriba, esta postura es más cansadora que la anterior.

Así como será difícil conseguir una frecuencia de pedaleo más alta que sentada. Ésta y el resto de las posturas en las que no estás sobre el asiento, tienes la variante de poner o no poner los codos en el manubrio. Si los pones, parte de tu peso pasará a ser soportado por los brazos haciendo más fácil el pedaleo.

 

DE PIE RECTO

En esta estás de pie, con la espalda recta y perpendicular al suelo. Tus brazos sujetan el manubrio, pero sobre ellos recae poca fuerza. Ésta es la postura en la que más fuerza de resistencia podrás superar, también la más cansada y por supuesto no conseguirás una frecuencia alta durante mucho tiempo.

 

DE PIE HACIA ADELANTE

Aunque estás de pie, el peso es soportado por el manubrio a través de los brazos, esta postura inclinada te permite hacer mucha fuerza. Pero puede cambiar mucho según cómo te agarres para hacer más fuerza en los pedales o para soportar parte del peso y que este no recaiga sobre tus piernas.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes