suscríbete al boletín diario

Deportes

Entérese de los mejores ejercicios para lucir un cuerpo envidiable el verano

Alguno de estos deportes ya te los hemos mencionado antes, pero siempre es bueno recordarlos, ya que son funcionales para el objetivo principal: verse bien.


 Por La Tribuna

10-10-2016_20-40-49sentadilla

Para tener buena salud y además un cuerpo de envidia, es necesario hacer ejercicio, pero no siempre es fácil. Además de la falta de ganas que muchas veces tenemos, y las aburridas rutinas, lo que se debe pagar para estar inscrito en un gimnasio es mucho dinero sólo para tener a un tipo rudo y lleno de músculos gritando qué hacer y cómo hacerlo. ¿Sabes qué es lo peor? Que en realidad ni siquiera lo necesitas.

Hay ciertos ejercicios muy sencillos con los que puedes hacer una rutina de 20 minutos en casa y que te ayudarán a tener el cuerpo que tanto deseas. Si bien es cierto que al principio te será difícil y agotador, sólo tienes que tener perseverancia y verás que con el paso del tiempo todo parece más sencillo.

Realiza tres series de 15 repeticiones cada una, come saludable, deja de lado los refrescos, las papitas y los dulces, y en un mes comenzarás a ver los resultados.

Para estar en forma y tener un buen cuerpo no es necesario gastarte todos tus ahorros ni dedicarle cientos de horas. Con destinar un rato cada día a estos ejercicios básicos, junto a una alimentación equilibrada, puedes conseguir mejorar tu estado físico y tu apariencia, y convertirte en la envidia de la piscina o playa.

 

ABDOMINALES

Este es el ejercicio básico para decir adiós al mayor temor de los hombres: la tripita cervecera. Para tonificar el vientre hay que vigilar tres zonas del abdomen: la alta, la baja y la lateral. Dedicar un ejercicio a cada parte ayudará a mejorar la apariencia de toda nuestra zona abdominal.

Para empezar, lo más sencillo es realizar los abdominales tradicionales que sirven para tonificar la zona alta abdominal. Mientras, para la baja no hay nada más sencillo que estar tumbado, levantar y descender, de forma repetida, con las piernas estiradas. Por último, para los oblicuos (laterales), lo ideal es colocarse de perfil, con el brazo apoyado en el suelo, y subir y bajar las caderas.

 

CORRER

Toma tus zapatillas viejas, un short y sal a dar una vuelta. No te desanimes, al principio cansa y ahoga, pero poco a poco no sólo dejarás de pasar un mal rato, sino que acabarás disfrutando de ello.

La clave para disfrutar del running es ir poco a poco poniéndote objetivos y, sobre todo, tener continuidad. Primero plantéate dar una vuelta a tu manzana y luego busca aumentar la distancia. Ya habrá tiempo para comprarse mejores zapatillas y participar en carreras populares.

 

HACER PESAS

Mejor con poco peso y más repeticiones. Quieres estar en forma, no ser Hércules. Toma dos botellas pequeñas de plástico vacías y llénalas con tierra. Según vayas sintiéndote cómodo, ve aumentando el tamaño. Cuando encuentres el peso ideal para tus necesidades, ya podrás comprarte las tuyas propias.

 

SENTADILLAS

Con este ejercicio se fortalecen prácticamente todos los músculos de las piernas, sirve para tonificar el glúteo y solucionar así una de las grandes preocupaciones de las mujeres.

Es importante, para prevenir dolores en rodillas o espalda, tener una técnica depurada en la que debe evitarse tener los tobillos muy separados (nunca a más distancia que la que hay entre los hombros) y tener la espalda en una posición recta.

 

BICICLETA

Si al leer el apartado sobre correr lo pasaste de largo por temor a lesiones, ya no tienes excusa. Desempolva la vieja bicicleta que tienes en el garaje o cuarto, déjala a punto y ponte en marcha. Andar en bicicleta es una actividad muy completa y mucho menos agresiva que la carrera continua, aunque quema menos grasa.

Utilizando la bicicleta no sólo tendrás un medio de transporte, sino que además tus rodillas lo agradecerán.

 

SALTAR A LA CUERDA

Será como volver a la infancia. Si te da vergüenza, recuerda que Rocky Balboa también lo hacía. Es un ejercicio en el que mejoras brazos, tronco y piernas. Además, es muy bueno para mejorar tu rapidez y reflejos. Este ejercicio puedes utilizarlo para bajar peso o, incluso, como calentamiento antes de salir a correr o practicar otro deporte.

Es recomendable aumentar el ritmo de forma gradual, sobre todo, para evitar lesiones musculares.

 

FLEXIONES

Con las flexiones fortaleces pecho, espalda y brazos. Son ideales para hombres y mujeres, ya que el pectoral es una de las zonas más importantes desde un punto de vista estético.

Dependiendo de la necesidad que se tenga, puede buscarse un tipo u otro de flexión. Cuando las manos estén muy juntas, serán más exigentes para los brazos, mientras que si están más separadas, harás trabajar más al pecho. Puedes buscar mayor complejidad teniendo las piernas en alto apoyadas en una silla.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes