suscríbete al boletín diario

Deportes

Elimina el dolor de pies con ejercicios y algo más

Si quiere conocer trucos sencillos para aliviar su dolor de pies, no pierda tiempo: lea este artículo y ya cuando llegue a la última línea comience a moverse.


 Por La Tribuna

05-04-2016_18-35-391-SAM_0244

Estos ejercicios son sencillos y prácticos. Le van a dar buen resultado. Además, incluso si no cree, pruebe. Total, no pierde nada.

Girar los pies. Con el fin de quitar la rigidez de los pies después de estar mucho tiempo de pie o sentado, es necesario sentarse en una silla, quitarse los zapatos y luego estirar los pies. Luego se hace círculos con ambos pies moviendo los tobillos 10 veces a la izquierda y 10 veces a la derecha. Al girar los pies, se debe apuntar los dedos hacia abajo y luego hacia lo más alto posible.

Estirar la pantorrilla. De pie y descalzo, se debe parar sobre las puntas 10 veces. Luego descansar y hacer tres sesiones más lo cual reactivará la circulación y aliviará el dolor al mover los músculos de las pantorrillas y los talones.

Estirar los talones. De pie, colocar las manos contra una pared, a la altura de los hombros. Luego se debe inclinar hacia delante como 30 centímetros y después hacia atrás a esa misma distancia, manteniendo en todo momento los talones en contacto con el piso.

Revitalizar los pies. Sentado y descalzo, se debe rodar con la planta de cada pie una pelota de tenis, de golf, un rodillo de cocina o una lata de refrescos, de uno a dos minutos. Otro ejercicio para revitalizar los pies consiste en lo siguiente: Sentado o de pie, dispersar lápices o canicas por el piso y luego se debe tratar de recogerlos con los dedos de los pies.

Dejar que los pies respiren. Si más que un dolor lo que se siente es ardor en los pies, puede ser que se deba a los zapatos cuyo material impide que penetre el aire, o por calcetines de fibras sintéticas que retienen el sudor. Es necesario usar material natural que permita que el pie respire. Igualmente, puede producir ardor en el pie las reacciones alérgicas al tinte de las medias nuevas, el tinte de los zapatos o los compuestos de goma de los zapatos deportivos.

Ejercicio adicional: Adiós várices: Si quieres evitar la aparición de estas molestas venitas, siéntate o acuéstate boca arriba, extiende tu pierna derecha y haz pequeños círculos con el pie sin mover la pierna. Realízalo en ambos sentidos y ve alternando el pie.

 

CÓMO CALMAR EL DOLOR DE PIES EN CASA

Baño de pies: en un recipiente coloca agua tibia y agrega sal marina. Masajea suavemente y luego aplica agua fría; esto hará que la circulación de la sangre se active. Seca bien el pie, especialmente entre los dedos. Luego aplica una crema suavizante (nunca entre los dedos) o bien talco o polvo especial.

Baño con jengibre: ralla una buena cantidad de jengibre en aproximadamente 2 litros de agua hirviendo. Cuando esté tibia, introduce tus pies y masajéalos; esto te ayudará a activar la circulación.

El castaño de Indias es útil para mejorar la circulación sanguínea y eliminar la inflamación. Aplícalo en forma de compresas o cremas. Puedes reemplazarlo por aceite esencial de romero, que también es antiinflamatorio.

Coloca unas gotas de tintura de árnica al agua tibia, introduce los pies y déjalos reposar unos minutos. No remojes tus pies más de 5 minutos con este preparado porque se pueden resecar.

Un masaje con aceite de ricino eliminará la irritación y la sequedad. Si al agua tibia le agregas unas gotas de esencia de menta, aliviarás el ardor y los refrescarás.

 

CONSEJOS A DIARIO

Lávalos regularmente con un jabón neutro y agua tibia (no más de 38°C). Usa un calzado cómodo. Córtate las uñas toda vez que sea necesario. Si no puedes hacerlo tú, acude a un podólogo. Las uñas deben cortarse en forma recta y no demasiado cortas.

Ejercítalos. Baja de peso, si te encuentras excedido. Si eres diabético, deberás extremar los cuidados e ir al médico toda vez que aparezcan lesiones, manchas, llagas o hinchazón.

Ten especial atención al curarte una herida; evita las infecciones. Duerme con los pies un poco más elevados que las rodillas, así activarás la circulación de retorno.

 

CAUSAS DEL DOLOR

El dolor de pies se puede deber a múltiples causas, así que veamos algunas de ellas:

–   Excesivo peso corporal

–   Pie plano

–   Deformidades en su estructura como juanetes o dedos en martillo

–   Verrugas o callosidades

–   Artritis

–   Espolón óseo

–   Fascitis plantar

–   Uñas encarnadas

 

La verdad es que para muchas personas los pies son esos “pobres olvidados” y nos acordamos de ellos sólo cuando se presenta algún problema, o bien cuando llega el verano y debemos exponerlos. En cambio, los médicos aconsejan revisar los pies diariamente a fin de encontrar heridas, ampollas, enrojecimiento, grietas o cualquier otro signo que requiera atención especializada.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes