domingo 16 de junio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Deportes

Marcelo Vildósola se tiene fe para afrontar la categoría R2

Una tremenda máquina, recién llegada de Francia, es la que tiene este reconocido piloto angelino, y que será uno más que se sume a la lucha por la categoría, junto a los Heller.


 Por NICOLÁS IRRIBARRA IRRIBARRA

08-07-2015_20-26-031-074

Un gran hito en la carrera deportiva de Marcelo Vildósola se vivió hace un par de días, y es que llegó a Chile, y precisamente a Los Ángeles, el Peugeot 208 R2, con el que podrá subir de categoría y, por cierto, hacer collera a reconocidos pilotos nacionales, incluso locales.

Un vehículo que cuenta con la última tecnología en materia de autos dedicados a Rally, y armado de fábrica especialmente para el angelino, es un lujo con el que deberá demostrar el mismo buen nivel que en la categoría N3.

“Llegó el Peugeot 208, R2, directamente de Francia, del departamento de competición de la marca. El auto es una maravilla, tiene un equipamiento de alto rendimiento, de última generación. Es un agrado andar en el auto, se disfruta mucho y hace todo mucho más fácil de lo que uno piensa. Tiene una aceleración espectacular, sobre todo en las marchas tercera, cuarta y quinta, toma una velocidad impresionante, así que tiene a todo mi equipo, y auspiciadores, fascinados”, comentó.

Además, señaló que “ahora estamos en los últimos preparativos para llevarlo a la prueba oficial que va a ser en Concepción, este fin de semana, la tercera fecha del campeonato nacional del Rally Mobil. Es de esperar que salga todo bien, y tengamos una buena participación”.

¿A quién se enfrentará? ¿Cuántos son? Vildósola los respeta a todos, incluso a los más jóvenes.

“Hay doce inscritos en la categoría, muchos pilotos jóvenes con un gran futuro, como los Heller, que lo han hecho muy bien, sobre todo Pedro, y bueno, su hermano también. Samuel Israel también, hay varios pilotos que son muy rápidos, y va a ser un campeonato muy bonito. Con mi Peugeot ya son 4 en la categoría, hay 6 o 7 Ford Fiesta, más un Opel Adam. Para mí es un orgullo participar en la R2, porque es una categoría internacional, que se corre en Europa, en Francia, España, Italia; y bueno, muy contento, porque en realidad subí a las ligas mayores. Partí en la N2, luego seguimos creciendo y nos armamos un N3 con mucho esfuerzo. Y el año pasado, decidimos en conversaciones subir a la R2, y pensábamos en un Ford Fiesta, pero en el verano recién pasado logramos concretar un acuerdo con mi auspiciador que es ‘Netmotor Depo’, y con la ayuda de ellos tomamos la decisión de echar para delante el proyecto con el Peugeot 208”, sostuvo.

Lo anterior no es un problema para el piloto angelino, sino una obligación para poder demostrar todo lo que sabe.

“Yo tengo bastante experiencia, ya son bastantes años en el Rally, más de 10 años, y eso da un plus a participar en un auto tan espectacular, que permite hacer todo más fácil. Para algunos puede asustar, por la rapidez, pero eso ayuda, sobre todo en las rectas, porque ayuda a ganar. Dobla muy bien, frena muy bien. En realidad, que gane el mejor. Yo creo que vamos a tener un año positivo, y se vendrán pódiums y copas”, relató.

Nada sería posible si no hubiese recibido apoyo, y un gran aporte económico.

“Esto ha sido un esfuerzo personal grande, y además un esfuerzo de mis auspiciadores, y yo quiero devolverles la mano, y que se sientan satisfechos con mi participación en la categoría R2”, dijo enfáticamente.

SE TIENE FE

La experiencia siempre es un gran puntal, sobre todo cuando se enfrenta a una categoría nueva, y donde las máquinas son distintas, mucho más rápidas que en la categoría anterior.

“Llevo 10 años corriendo y 8 en el Rally Mobil. Eso te da la tranquilidad de poder subirte a una categoría internacional, con autos que se comportan de una manera diferente a la N2 y N3. Me subiré con las mismas ganas que a los otros autos, y tendré que correrlas. Antes no se pueden sacar resultados. Por un lado es una desventaja no tener experiencia en la categoría, pero hay un rango de ponerse a punto dentro del mismo Rally, y pretendo partir rápido y terminar afondo, como termino en todos los autos. No le tengo susto, sí hay un cierto respeto, porque uno no sabe cómo se va a presentar la carrera, ni cómo llegarán los otros pilotos, ahora el clima está bastante adverso, así que todos se tomarán la carrera con un poco de calma, no creo que nadie saldrá tan a fondo como para producir una diferencia tan grande. Respeto mucho a todos mis compañeros de categoría, y hoy la gran preocupación es Heller y Samuel Israel, pero creo yo que la idea es acercarse de apoco en los tiempos, y superarlos. Tengo el auto, el equipo y la experiencia, la gente que me ha visto correr sabe que manejo buena técnica, que me permite superar obstáculos. Así que tengo la posibilidad de cambiar el rumbo del campeonato”, aseguró.

Finalmente, la preocupación estará puesta en la pista y en el cuidado del vehículo.

“El auto no tiene seguro, porque las aseguradoras no lo hacen. Si las mantenciones son costosas, los riesgos son altos, imagínense un siniestro. Ojalá en un futuro se pudiera, porque para uno es un esfuerzo tremendo, porque las piezas son de un valor altísimo. Las piezas son de proveedores de equipos oficiales que participan en campeonatos mundiales. Hay que mantener el auto, y cuidar el auto, por eso hay que hacer una carrera inteligente, se debe tomar con calma. Mi sueño es participar en el mundial que se hará en Chile, y estar 5 años con el auto”, cerró Marcelo Vildósola.  


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes