sábado 17 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Deportes

Chile ganó merecidamente la Copa América

Cuestionada por aquellos equipos que fueron vencidos por La Roja, pero sin tener mayores argumentos. El sábado se le ganó a la selección que fue la subcampeona del mundo, por lo que se ratifica la superioridad colectiva de nuestra escuadra.


 Por GABRIEL HERNANDEZ VELOSO

05-07-2015_18-18-46Final-copia

En un partido de infarto, y con una Selección Chilena que arriesgaba mucho en algunos momentos, se logró realizar una hazaña. 

Es un logro importantísimo, sobre todo si establecemos como punto que La Roja era el único equipo que no gozaba con este trofeo en sus vitrinas, y todo esto en 99 años de historia del torneo de selecciones, que como eslogan dice ser el ‘más antiguo del mundo’. Sí, de este mismo torneo nosotros no teníamos nada, sólo segundos lugares, triunfos morales, y particularmente, frustraciones.

Se le ganó a la historia, a todos esos momentos de angustias, a las derrotas; se le ganó al mejor jugador del mundo, que no apareció en todo el partido, gracias a un incansable Gary Medel.

Este triunfo no nos hace exclusivos, pero nos da la tranquilidad de poder decir que hemos ganado algo, nos da la posibilidad de poder seguir soñando con que esta generación de jugadores aún puede darnos algo más.

¿Por qué no pensar en llegar lo más alto posible en la Copa América del próximo año, esa que se hará por los 100 años de vida de este torneo? ¿Por qué no pensar en que podemos llegar mucho más lejos en un Mundial?
Le hemos ganado a muchas potencias mundiales, y usualmente esas victorias cuestan, y probablemente no se repiten muy seguido, por eso son victorias morales. Hoy podemos darnos el lujo de dejar de lado la calculadora, esas victorias que la prensa resalta como si fuesen títulos mundiales.
Nuestra selección está para grandes cosas, tenemos un equipo que, efectivamente, juega de igual a igual con cualquier equipo que se le ponga por delante. Sin menospreciar al rival, ayer Chile fue muy superior a la Argentina de Messi.

Tenemos un equipo en el que la mayoría de los jugadores son piezas fundamentales en sus equipos, han sido parte de victorias y buenos desempeños en sus ligas, algunos han podido darse el lujo de llegar a la final de la Champions, por lo que podemos seguir soñando con este grupo de jugadores, ya que probablemente aún no tocamos techo con esta generación.

PARA PREOCUPARSE

Con toda esta alegría, que había estado contenida por 99 años, estamos todos en las nubes. Muchos piden que disfrutemos este momento, y sí, es necesario masticar bien el resultado del sábado, pero tampoco es para quedarnos absolutamente tranquilos, y creer que de ahora en adelante La Roja va a conocer sólo finales y títulos. No, señor, eso no va a ser así.
Debemos aterrizar a la gente, a nuestra gente. Hay que entender que este resultado es fruto del esfuerzo de muchas generaciones que lucharon antes por conseguirlo. Que es obra de un cuerpo técnico que, aunque muchas veces ha sido cuestionado, ha demostrado que con rigor, esfuerzo, sacrificio, despliegue físico y otros factores, se pueden conseguir este tipo de resultados.

Pero eso no significa que de la noche a la mañana seamos campeones mundiales. Es probable que, cuando esta generación de futbolista termine su carrera, volvamos a una larga sequía de resultados. No es de pájaro de mal agüero, pero si alguien puede darme el nombre de 23 jugadores nuevos, como Ángelo Henríquez, que puedan completar una nómina a futuro, que tengan continuidad en sus equipos, y obtengan resultados, por favor, que lo diga. Por el momento, no tenemos un gran recambio, por lo que sólo pido mesura.
Finalmente, no quiero que dejen de celebrar, porque bien merecido está el título, sobre todo para un pueblo que usualmente es golpeado por catástrofes naturales, incluso humanas. Por eso es necesario festejar, pero siempre con los pies en la tierra. Saber que el trabajo en las divisiones inferiores debe ser mucho más importante que los esfuerzos que se hagan por obtener un segundo título de Copa América.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes