martes 21 de enero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Crónica

Barberías de migrantes son un ejemplo de la multiculturalidad en Los Ángeles

*Dentro del impacto que han tenido en nuestra cultura los extranjeros que han llegado a la provincia, destacan los barberos, quienes han introducido la moda y la costumbre de modificar el cabello, especialmente en los hombres, que cada vez con más frecuencia y menos miedo visitan semanalmente estos salones.


 Por Arturo Ledezma

Barberías de los angeles diario la tribuna EDITADAS (5)

Basta con hacer una búsqueda en Google con la palabra “barbería” para encontrar una gran cantidad de lugares en Los Ángeles que aparecen inmediatamente como resultado, y entonces uno comprende con ello que el mundo de los cortes de cabello y de barba pasaron de ser una moda pasajera, a convertirse en una parte fundamental de la cultura de nuestro tiempo.

MULTICULTURALIDAD EN LOS ÁNGELES

Si bien no es nada nuevo que gracias a las migraciones se han construido las sociedades, es notable ver la gran cantidad de nuevas texturas culturales que se han sumado al Chile actual desde los últimos 25 años y que, afortunadamente, de a poco van pasando a ser una muestra representativa de nuestra identidad actual. Desde la gastronomía hasta la música, desde los deportes hasta el lenguaje, los migrantes han proporcionado una buena cuota de lo que en el futuro entenderemos por identidad nacional a la hora de mirar atrás para describir el tiempo en que vivimos.

Barbería Bogotá

En el caso de las barberías, podemos decir que, en pocos años, el público pasó de atenderse en las peluquerías, que principalmente estaban enfocadas en un público femenino, a asistir a los salones, donde los varones concurren varias veces al mes para recortar la barba, perfilar el corte de cabello o realizarse un tratamiento facial.

Además, las barberías, con su estética propia, su música alegre y sus decoraciones con televisores y elementos diversos de peluquería, han pasado a formar parte del entorno urbano de todas las ciudades de Chile. Los Ángeles no es la excepción.

En la capital de la provincia hay un número importante de personas que se dedican al oficio de barbero, y muchos de ellos son extranjeros que han traído a nuestras calles y avenidas no solo un buen emprendimiento, sino también una forma de generar empleo para muchos chilenos, quienes han aprendido el arte de cortar el pelo.

CAMBIO DE PARADIGMA

Quizá hace 30 años hubiera sido imposible que un hombre fuera a la peluquería para otra cosa que no fuera cortar o rebajar su cabello. Sin embargo, hoy en día hay un gran número de hombres y mujeres que acuden regularmente para hacerse cortes de fantasía, como el de Arturo Vidal, o para seguir tratamientos faciales y manicuras.

Ese cambio estético es también un cambio social que dice que nuestra sociedad no solo pudo ser permeable a los placeres gastronómicos de los nuevos chilenos, sino que además supo entender que aquella extroversión que conocíamos solo en teleseries, hoy día es parte de nuestra forma de ser y de nuestro futuro.

Consultado Sebastián Angarita, barbero de la peluquería Bogotá, respecto de cómo los chilenos, en especial los hombres, han ido de a poco acostumbrándose a visitar regularmente estos espacios, señala que “poco a poco la gente chilena se ha ido adaptando a los cambios que hemos ido proponiendo, y a través de los años que hemos llevado la barbería acá, mientras que la hemos dado a conocer poco a poco, la gente se ha ido adaptando a conocer las nuevas tendencias, especialmente el público masculino, sobre el cuidado capilar, tanto del cabello como de la barba”. Además, con base en su experiencia, dice que no solo hemos cambiado como sociedad al integrar nuevos estilos, sino que además hemos modificado nuestra conducta al volvernos más arriesgados respecto de los cambios que nos hacemos, y señala: “Antes (los chilenos) eran más temerosos, les daba miedo hacerse una perfilación de cejas, hacerse una mascarilla, o de pronto cortarse un poquito pelado, temían un poco más a eso, pero ahorita ya con el tiempo y con el transcurso de los meses, y los años, se han ido adaptando un poco, de a poco, al cambio y a las ideas que traemos desde Colombia”.

En la estética de las barberías se suele ver el cruce cultural de Chile y la nación de origen de sus dueños

Cabe señalar que en Colombia las barberías son mucho más comunes que acá, y que es parte fundamental de la cultura colombiana el pasar algunas horas al mes, o a la semana, realizando algún tipo de cuidado o modificación en una de ellas.

Durante el mediodía de ayer conversamos también con Manuel Flores, quien en Colombia se dedicaba al rubro de la salud, y acá es administrador de la barbería Estilo Latino, también ubicada en Los Ángeles.

Manuel llegó a Chile hace cuatro años buscando nuevas oportunidades y un futuro mejor, y fue acá donde comenzó con el negocio de la barbería y colgó su traje de enfermero para tomar las navajas y rasuradoras con el fin de abrirse un espacio comercial, y así lo hizo.

En un contacto con el programa “La voz de la provincia”, de Radio San Cristóbal, Manuel comentó que, además de ser un emprendimiento muy exitoso, su negocio es también una escuela para todos los que desean aprender el arte y oficio de la barbería.

Manuel Flores, administrador de la barbería Estilo Latino

Al respecto, señaló que “cuando llegamos acá a Los Ángeles, fue un emprendimiento que tuvimos directamente por ofrecerles la necesidad y nuevos cambios, de que conocieran un poco nuestra cultura, porque en Colombia esto es como el boom, y que ahora en el hombre va aumentando cada día más, y quisimos darles la oportunidad de que los mismos chilenos conocieran nuestro trabajo, y ahorita tenemos pensado también que las personas se integren un poco más, que no digan solamente (que es un trabajo de) los extranjeros, sino que vamos ahorita el próximo mes a tener un curso de barbería, abierto al público totalmente, va a ser un curso mixto, hombres y mujeres de Los Ángeles”.

Además, nos comenta que así como están contentos y agradecidos de haber llegado a esta comuna, donde se han desarrollado profesionalmente, quieren entregar no solo sus conocimientos, sino su trabajo a la comuna a través de un taller, y cuenta que “en forma de agradecimiento a todo este país que nos ha acogido con tanto cariño y nos ha dado tantas oportunidades, queremos darle la oportunidad a cuatro niños o jóvenes del Sename para que se inscriban totalmente gratis”.

Y con esto nos recuerda que las barberías no solo son un espacio de comunión cultural, sino que además son una forma que ha servido a muchos chilenos para tener nuevos horizontes sociales y laborales, ya que de la mano de estos maestros migrantes, han podido aprender el arte de los barberos para seguir con esta nueva tradición que, sin lugar a dudas, llegó para quedarse en nuestra cultura local que, cada día, no solo aprende a lucir más arriesgada en términos de la forma en que nos vestimos o peinamos, sino que vamos de a poco teniendo también en nuestra sangre el sabor y la calidez de todos los hermanos latinos que impregnan con sus tradiciones, culturas y modas nuestra nueva identidad nacional.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
Cortes de peloEmprendimiento Los Ángeles

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes