suscríbete al boletín diario

Crónica

En 1988 Los Ángeles vio nacer el sueño del doctor Virginio Gómez

Este 24 de noviembre se conmemoran los 31 años de existencia del Instituto Profesional, esta vez en medio de un clima de austeridad y respeto, en concordancia con la situación que vive el país.


 Por La Tribuna

WhatsApp-Image-2019-11-22-at-21.06.00-1

Con sólo dos alternativas académicas partió la historia de la casa de educación superior Dr. Virginio Gómez, casi al borde de la década de los noventa cuando tímidamente se levantaba la importancia de las carreras técnico profesional en el país.

Técnico de Nivel Superior e Ingeniería en Ejecución Forestal se dictaron en forma pionera en la comuna atrayendo la atención de toda la provincia. El Instituto inició sus actividades en la ciudad de Los Ángeles, para cuyo efecto el Ministerio de Educación, un año más tarde, le otorgó la autorización de funcionamiento mediante Decreto Exento N° 69 del 5 de abril de 1989, siendo su denominación un homenaje al doctor Virginio Gómez, destacado médico angelino e importante protagonista en la fundación de la Universidad de Concepción. 

El año 1990 se creó la sede Concepción mediante la ampliación del decreto exento N° 69 de fecha 10 de enero de 1990, y el año 1994 abre una sede en la ciudad de Chillán mediante autorización emitida por el jefe de División de Educación Superior del Ministerio de Educación según ORD. N° 06/0178 de fecha 31 de enero de 1994. Finalmente, obtuvo su autonomía con fecha 4 de mayo de 1998, la que fue otorgada por decreto 003994 del Ministerio de Educación.

El Instituto Profesional Virginio Gómez nació como una manera de mantener la oferta de carreras profesionales y técnicas que dejó de impartir la Universidad de Concepción, como consecuencia de las orientaciones universitarias y concentrar su actividad docente en las carreras que tienen como requisito las licenciaturas y los programas de posgrado.

ANGELINO VISIONARIO

Dr. Virginio Gómez González

Muy pocos saben que esta institución de educación fue una obra póstuma de un angelino, reconocido tanto por su carrera académica y profesional como por su calidad humana. Para la conmemoración de las tres décadas del instituto fue un sobrino nieto quien dio el discurso de apertura de las actividades, como una forma de honrar su legado humanitario y de preocupación por lo social.

El doctor Virginio Gómez nació en Los Ángeles en 1877 y se tituló como médico cirujano de la Universidad de Chile, con estudios de perfeccionamiento en Berlín y varias universidades europeas. Se radicó en Concepción en el año 1916 y, como médico militar, ejerció su carrera con destacada preocupación en la medicina social.

Respetado por su iniciativa y primera acción, el fundador de la Universidad de Concepción renunció a su directorio en el año 1924, donde también era académico en la Facultad de Medicina. El profesional falleció por una caída al mar frente a Corral la noche del 1º de enero de 1956.

INTERÉS POR LAS CARRERAS TÉCNICAS

En los inicios del siglo XXI la institución educativa comenzó a crecer en términos de alternativas académicas, fue poblando su oferta con gran cantidad de carreras técnicas e ingenierías en ejecución, adaptándose a las necesidades de los nuevos tiempos y, en la actualidad, conformada por  cuatro escuelas que abordan las áreas de tecnología industrial, administración e informática, construcción y prevención de riesgos, además de salud y educación.

Según los antecedentes proporcionados por el Departamento de Registro Académico son casi 8 mil los titulados a la fecha, y la última cifra de matriculados bordea los 900 estudiantes. No tan sólo ha crecido en cantidad de alumnos, sino también, en infraestructura. Se han construido nuevos pabellones de salas, y en virtud del actual proceso de acreditación, para mediados del 2020 contarán con un edificio completamente remodelado que incluirá un espacio que albergará las oficinas de dirección y administración que permitirá mayor comodidad para alumnos y funcionarios.

Según las autoridades de la institución académica uno de los distintivos del profesional egresado es su formación integral, privilegiando su desarrollo humano con fuerte compromiso en el bien común.

ACCIONES DE DESCENTRALIZACIÓN

René Lagos, rector de la casa de estudios, viaja desde Concepción a Los Ángeles, todos los miércoles, a impartir la asignatura de física general a alumnos de las carreras de TNS Mantenimiento Industrial y Electromecánica. Aunque la sede no le es por completo ajena, ya que, en sus inicios como docente realizaba el mismo trayecto para dictar clases. En el mensaje de bienvenida a los estudiantes el rector señala que “ingresar a nuestra institución ha sido una decisión importante en sus vidas, porque han decidido forjar aquí a la persona que quieren ser. Somos conscientes de lo significativo que es este paso y nos comprometemos a dar las herramientas necesarias para su aprendizaje, el apoyo adecuado para lograr sus metas y el día de mañana, el impulso para salir al mundo a ser los mejores técnicos profesionales que este país pueda necesitar”. Palabras que expresan el carisma que desde que asumió su cargo ha querido reflejar en toda la institución.

Los estudiantes también perciben esa cercanía, así lo comenta Andrea Mendoza, estudiante de último año de la carrera de auditoría “lo que más valoro del Virginio es que los profesores siempre están ahí, cualquier duda o consulta están dispuestos a ayudar o a volver a explicar la materia. Según mi experiencia eso no se da en todas las universidades y uno, cuando es alumno, lo valora”. “La relación entre alumnos y los profesores igual es grata, se puede ver a los profes compartiendo harto con los alumnos” comentó.

Asimismo, destacó la forma de impartir la enseñanza “también es bueno que las clases sean prácticas, porque uno así va aprendiendo más que si fueran sólo teóricas, por ejemplo, la Empresa Simulada para los que vamos a entrar al mundo empresarial ha sido una gran ayuda”.

LA HUELLA DEL MÉDICO

Los desafíos del próximo año académico no son menores ya que se está preparando todo para la acreditación 2020. Aumentar el número de matriculados e insertarse en el nuevo orden social que se instaló como un estallido en todo el país pero que la Institución ha sabido respetar y apoyar, tanto a su comunidad académica como educativa, entregando más espacios para el diálogo, enmarcados en la libertad de expresión, destacó tanto el rector René Lagos como el propio director de la sede angelina Paolo Castillo. “Este será un aniversario marcado por el respeto y la austeridad, ya que, las condiciones del país no permiten otra cosa y nosotros respetamos profundamente eso” apuntó Castillo.

Parte del grupo humano que conforma la institución sede Los Ángeles.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
EducacióninstitutoVirginio Gómez

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes