lunes 19 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Proyectos habitacionales cuentan con cupos disponibles para clase media y sectores vulnerables

En la comuna de Los Ángeles son 13 los proyectos vigentes y en la comuna de Yumbel hay otro a disposición.


 Por Marisel Venegas

4.1

Marisel Venegas Díaz

[email protected]

Ampliar la oferta de viviendas, contribuir a generar empleo y favorecer la unificación social, son algunos de los objetivos que tiene el Programa de Integración Social y Territorial del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu). Este servicio público busca tener accesibles para las familias atributos en las viviendas, como la localización, la calidad y diseños de alto estándar en urbanización. En este sentido, el director regional de Serviu en Biobío, Juan Pablo González, indicó que “estamos profundizando una política de integración ya no solo como un programa habitacional, sino como el sello que nos va a permitir desarrollar ciudades más modernas y barrios mucho más justos. Nuestro foco son las personas, y tal como nos ha pedido nuestro ministro Cristian Monckeberg, seguiremos trabajando arduamente en eso, incentivando este gran programa que viene a cambiar la calidad de vida a miles de chilenos”.

El director del Serviu indicó también que la integración es un aspecto que ellos están empujando y no solamente con el conocido DS19, que es el subsidio que permite el desarrollo de proyectos de integración, sino que también a través de una ley que hoy día está en discusión en el parlamento y que lo que busca es institucionalizar de una manera distinta a la integración y le entrega al ministerio herramientas planificar de mejor manera las ciudades.

El personero del gobierno en la región del Biobío indicó que este proyecto de integración permite abordar dos segmentos socioeconómicos: el más vulnerable y la clase media.

En este sentido, González dijo que “la idea es que puedan convivir ambos tipos de familias; creemos que en ese cohabitar se nivela hacia arriba y se generan mejores oportunidades, por ejemplo, en el acceso a la educación, a la convivencia, porque este tipo de proyectos vienen con un equipamiento distinto, como es el de las plazas, lo que indudablemente genera una mejor calidad de vida”.

EL PROYECTO DE LEY

Según Juan Pablo González,  la ley que está en trámite no solo pretende cambiarle el nombre al ministerio, sino que además le daría atribuciones en torno a la planificación territorial y, por ende, poder buscar espacios en la ciudad donde se pueda “densificar”, lo que la autoridad de vivienda explicó de la siguiente manera: “esto significa poder construir edificios con un poco más de capacidad para las familias, pero en lugares donde existan otras inversiones públicas, por ejemplo, en línea férrea, en estaciones del transporte público, de manera que un mayor número de personas puedan acceder a las otras inversiones que ha realizado el Estado”, enfatizó el director.

González indicó que las familias siempre van a preferir vivir donde tengan una mayor conectividad, tramos más cortos de viaje hacia sus trabajos, estar cerca de un centro de salud, etcétera, que son las condiciones que mejoran la calidad de vida de la gente.

LA SITUACIÓN PROVINCIAL

Actualmente, en la región del Biobío existen 67 proyectos vigentes, de los cuales 14 están en la provincia, específicamente 13 en la comuna de Los Ángeles y uno en Yumbel. El director del Serviu, Juan Pablo González, indicó que estos proyectos ofrecen soluciones habitacionales a cerca de mil 900 familias, las que van a poder acceder en distintos tramos, dependiendo de la condición socioeconómica.

Para la clase media, el subsidio que entrega el Estado cubre una parte, y la otra, las familias la aportan mediante un crédito hipotecario o de ahorro, en función de su condición económica. En tanto, para los sectores vulnerables, el subsidio se hace cargo, igual que en cualquier proyecto para estos tramos.

Otro punto que destacó González de este nuevo proyecto de ley que se está discutiendo es que trae consigo el concepto del arriendo protegido, que es innovador en Chile, y va a permitir que un terreno fiscal de propiedad del Serviu se pueda concesionar para que un inmobiliario desarrolle un proyecto solo destinado al arriendo.

“Las familias más jóvenes no tienen como prioridad número uno la compra de la vivienda, como ocurría en el caso de nuestros abuelos; muchos ni siquiera tienen claro si van a seguir en la ciudad o por temas laborales se van a mover, entonces, en estos casos, el arriendo es una muy buena opción”, enfatizó la autoridad regional.

Una de las buenas noticias que dio a conocer también es que en la región van a lanzar un piloto y están buscando la forma para que en un terreno del Estado y de propiedad del Serviu, se pueda desarrollar un proyecto inmobiliario solo para arriendo, de manera que las familias puedan hacer uso de su subsidio en este tipo de iniciativas.

HOGAR MEJOR

Este programa ayuda a otro tipo de familias, que son las que ya tienen propiedad, pero que con el tiempo se han ido deteriorando, por lo que los barrios ya no son los mismos que eran en un comienzo y necesitan reinversión para mejorarse y quedar en las condiciones que se merecen las familias.

El director del Serviu regional indicó que este segmento generalmente lo integran adultos mayores, los que están jubilados, y con la pensión que reciben no les alcanza para invertir y mejorar la calidad de sus viviendas.

“Hemos trabajado en este programa, lo hemos fortalecido y lo llamamos Hogar Mejor, porque también el ministerio se ha propuesto no hablar en códigos muy difíciles, para que todas las personas puedan entender de qué se trata”, dijo.

Este subsidio considera el recambio de ventanas, mejoramiento de la aislación térmica, ampliación de vivienda y cambio de techumbres, entre otros aspectos que vayan en pos de optimizar la calidad de vida de las personas.

Otro aspecto positivo de esta línea de financiamiento tiene que ver con que se destinarán fondos para la recuperación y construcción de espacios comunes, lo que el Minvu considera fundamental para mejorar la vida de los barrios.

El llamado para este programa comienza en noviembre y se puede postular teniendo una vivienda cuyo avalúo fiscal no supere las 950 UF; esa es la condición básica, independiente de qué tipo de subsidio se quiera obtener, ya sea el de mejoramiento de vivienda o ampliación.

Sin embargo, lo más importante, según indicó González, es tener claro el avalúo del inmueble, y segundo, conocer el porcentaje de calificación socioeconómica, más conocido como el Registro Social de Hogares y, por supuesto, contar con un ahorro que puede ir desde una UF a cinco UF, dependiendo el tipo de proyecto al que se quiera postular.

FRASE DESTACADA

“Invitamos a las personas a que se puedan informar de los requisitos para postular a este beneficio de mejorar su vivienda, ampliarla o hacer una buena mantención. En Los Ángeles ha tenido mucho éxito lo que tiene que ver con el cambio de sistema de calefacción, por ejemplo, los colectores solares”.

Juan Pablo González, director del Serviu.  


  • Compartir:
etiquetas
subsidios

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes