lunes 19 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Anfibios y reptiles: Los desconocidos y rechazados de nuestra biodiversidad animal

El X congreso Chileno de Anfibios y Reptiles se desarrollará en la ciudad de Los Ángeles, organizado por la Universidad de Concepción. Siendo este el primer congreso de especialistas herpetólogos que se desarrolla en el campus Los Ángeles y se efectuará durante los días 13 y 16 de noviembre de 2019 como parte de las actividades de conmemoración del Centenario.


 Por La Tribuna

Calyptocephalella gayi

La herpetología es la ciencia que estudia a los anfibios y reptiles, si bien son dos grupos que evolucionaron de forma independiente, se estudian juntos porque comparten algunas características similares, tales como ser organismos ectotermos, es decir, necesitan de una fuente externa de energía térmica para poder regular su temperatura corporal. Es por ello, que los cambios ambientales en relación al cambio climático son un factor de amenaza en la supervivencia de estas especies.

Idea que es planteada por Nicza Alveal, colaboradora académica de la Universidad de Concepción Campus Los Ángeles. “Tanto anfibios como reptiles detectan cambios en el medioambiente, por lo que hoy en día a nivel mundial, los especialistas de este grupo denominados herpetólogos, han puesto sus ojos sobre la supervivencia de estas especies, ya que los cambios ambientales que han provocado su desaparición y declinación le sirven al hombre como una señal de alerta del efecto del cambio climático que puede afectar a nuestra existencia”.

En nuestro país, varías de estas especies son consideradas endémicas, lo cual quiere decir que solo existen en territorio chileno, sin embargo, muchas de ellas están siendo amenazadas principalmente por factores antropogénicos. Es por ello que es de suma importancia protegerlos, generando medidas de conservación que permitan su prevalencia en el futuro.

En la provincia del Biobío, habitan varias especies de anfibios y reptiles, siendo importante para su protección la presencia del Parque Nacional Laguna del Laja y sus alrededores. “Uno de los anfibios más interesantes de la cordillera andina es el Sapo Andino (Rhinella spinulosa) que puede llegar a medir hasta 10 cm de longitud, presenta una piel muy áspera debido a granulaciones con espinas córneas y unas grandes glándulas parótidas a ambos costados de la cabeza” comentó la colaboradora académica de la Udec. Así también con él se pueden  encontrar otras 4 especies de anfibios, tales como el sapo Sapo de Rulo (Rhinella arunco) que es muy parecido al anterior pero que habita en lugares con menor altura; el sapito cuatro ojos (Pleurodema thaul) fácilmente reconocible por su piel glandulosa destacando la presencia de un par de glándulas lumbares ubicadas en la parte posterior de su espalda que le da el aspecto de ojos adicionales.

Es preciso considerar que no son los únicos, ya que además existe otro sapito que posee glándulas lumbares pero de un tamaño mayor, es el Sapito cuatro ojos grande (Pleurodema bufonina), el cual se encuentra en ambientes de altura como el sector de Los Barros. En La ranita bosques de Nothofagus podemos encontrar la Ranita de Antifaz (Batrachyla taeniata), la cual  posee una línea oscura, entre marrón y negra, que corre desde la punta de su boca hacia la parte superior de los ojos, de donde deriva su nombre común. En cambio, la Rana Chilena (Calyptocephalella gayi), que es considerado el anfibio más grande nuestro país, prefiere habitar en cursos de agua tranquilos.

LOS REPTILES

En cuanto a las especies de reptiles, existe una riqueza mayor en comparación con los anfibios. De este modo, encontramos la presencia de dos culebras: culebra cola larga (Philodryas chamissonis) y la culebra cola corta (Tachymenis chilensis). La primera puede llegar a medir 2 metros de largo, su coloración es generalmente amarillo ocre y detrás de la cabeza, el dorso es recorrido por una banda ancha, de color café oscuro. La segunda, no sobrepasa los 70 centímetros de largo posee una cabeza proporcionalmente pequeña y su cuerpo es de color café grisáceo con un vientre amarillento claro. “El veneno de estas culebras no constituye un real peligro para el ser humano ya que es considerado poco tóxico y proviene de dientes al fondo del paladar, siendo muy difícil que lo inocule. Lo que podemos ver con mayor frecuencia son especies de lagartijas, la más conocida es la lagartija esbelta (Liolaemus tenuis) la cual es fácil de distinguir por su colorida piel con escamas verdes amarillentos y azules”, puntualizó Nicza Alveal.

Por otro lado, también existen lagartos de mayor tamaño como el Gruñidor del sur  (Phrystdactylus torquatus) catalogado como en peligro de extinción, el matuasto del Laja (Phymaturus vociferator), como vulnerable.

El estudio de los herpetozoos en Biobío cuenta con destacados especialistas dentro de la Universidad de Concepción, donde es posible encontrar en la ciudad de Concepción la Estación de Biología de la Ranita de Darwin (Rhinoderma darwini), un centro de conservación ex situ de esta especie, liderado por el Dr. Juan Carlos Ortiz, y en el campus Los Ángeles el estudio de los aspectos térmicos y ecológicos a través del Laboratorio de Ecofisiología de Herpetozoos con la Dra. Helen Díaz y candidata a Dra. Nicza Alveal. 

Esta gran diversidad de herpetozoos unido a la existencia de especies cuya única distribución conocida está en nuestra provincia ha llevado a que los especialistas asociados a la “Red Chilena de Herpetología” (RECH) que cumplirá 10 años de existencia, hayan decidido que el X congreso Chileno de Anfibios y Reptiles se desarrolle en la ciudad de Los Ángeles, específicamente en la Universidad de Concepción. Este será el primer congreso de especialistas herpetólogos que se desarrolla en el campus Los Ángeles y se efectuará durante los días 13 y 16 de Noviembre de 2019 como parte de las actividades de conmemoración del centenario de la Universidad.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes