suscríbete al boletín diario

Crónica

El lado B de la administración de la Municipalidad de Los Ángeles

En una demarcación donde el 60 por ciento de los cargos directivos y jefaturas de servicio lo lideran mujeres, uno de los más claves está en manos de una abogada desde hace tres años, y se convierte una situación que no deja indiferente a nadie.


 Por La Tribuna

24-03-2019_23-00-401__administradoramunicipal22.jpg

Impresiona su prestancia y seguridad al momento de enfrentar tanto problemas como consultas, sin dejar de lado su educada sonrisa y un cordial saludo. Michelle Villagrán Salazar, abogada, se desempeña en el cargo de administradora municipal desde hace tres años en Los Ángeles.

“Ser administradora municipal es como hacer un diplomado, un magíster y un doctorado al mismo tiempo”, afirma riendo en medio de la entrevista.

Villagrán trabaja desde hace cinco años en el municipio. Ingresó como abogada para hacerse cargo de los juicios laborales que tenía la Municipalidad en esa época, año 2013, y de a poco comenzó a ganarse las confianzas de acuerdo a los resultados de su trabajo.

“Me fue bastante bien en los juicios laborales que llevé en esa época y después el 2015 asumí como directora de asesoría jurídica, y meses después asumí como administradora municipal”, relató.

Confirma que no tiene militancia política, por lo que su nombramiento lo toma como un signo de confianza de parte del alcalde. “Somos una buena dupla con don Esteban”, afirmó.

NO HAY PREDECESORAS MUJERES

La administradora comentó que no conoce a ninguna predecesora. “Desde Daniel Badilla, Joel Rosales y Eduardo Borgoño, no conozco a nadie que haya ocupado este cargo, no existe otra par”.

Destaca este hecho y además refuerza que Villagrán es parte del 60 por ciento de mujeres que tienen cargos directivos y de jefatura de servicios en el Municipio, el más grande e importante de la provincia, ya que Los Ángeles es capital provincial.

LAS FLORES Y LAS PIEDRAS

Como es conocido, el día a día de un Municipio no es navegar por aguas calmadas, sino más bien por tormentas que a veces se tornan huracanes. Es así como se ha observado a Michelle Villagrán mediando, coordinando e incluso negociando con grupos de personas alteradas e impacientes por lograr una solución. ¿Cómo lo hace?

“Uno aprende a vivir con eso, pero es un trabajo tan bonito. A mí siempre me llamó la parte pública, siempre me gustó; desde el primer momento que pisé esta Municipalidad me gustó mucho el trabajo que se hace tanto en el nivel interno como externo. Como abogada en esos primeros años no tenía tanta participación, pero trabajar acá con bastante gente, que se ve que está motivada, se hacen buenos equipos de trabajo”.

Villagrán comentó que lo que más le atrae de su labor es el desafío del día a día. “Una de las cosas que más me motiva dentro de la Municipalidad es que siempre estás viendo algo nuevo, siempre hay una tarea, un requerimiento que te mantiene profesionalmente y personalmente motivada con mucha capacitación entre medio, y eso hace que el desafío sea superinteresante”.

“Uno lo que quiere es poder transmitir cuando uno tiene problemas con la comunidad o con una organización, es tranquilidad, porque mi postura y también la del alcalde es que todo problema tiene una solución, a corto o largo plazo, pero podemos llegar a consenso; yo soy una persona y una profesional que tiene una convicción de verdad acerca del consenso de que uno trabajando o conversando, se puede llegar a él, aun cuando sea quizá de un largo camino, pero se puede hacer”, explicó la abogada.

CONCEJO MUNICIPAL

De la misma forma que trabaja con su equipo, la jurista ha logrado establecer un nexo de comunicación con los ediles basado en el respeto mutuo.

“Yo soy muy transparente con ellos en cuanto a los procesos que nosotros estamos viviendo. Dialogo con todos, a mí no me interesa el aspecto político con el cual estoy hablando, sino coordinar, gestionar y ayudar al alcalde a que todas las direcciones hagan bien su trabajo”.

En este punto se detiene, ya que igual hay días que la labor no se torna tan fácil por aspectos externos al trabajo. “No es menor lograr el equilibrio en las tareas, sobre todo porque uno en su rol de madre tiene niños chicos y hay toda una vida aparte de esta Municipalidad. Aun así yo creo que llegamos a una buena armonía con los concejales”.

PROYECCIONES

En lo extenso de la conversación, la jurista se expresa claro respecto a su vida laboral. ”Yo seguiré apoyando a mi alcalde. Empecé de media jornada, a honorarios, y luego contrata completa; he hecho carrera junto a don Esteban”.

Por ahora no ve la arena política como una alternativa, pero sí seguir en el mundo público. “Me encanta esto y quiero seguir trabajando en este Municipio y en el servicio público”, aseguró.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes