lee nuestro papel digital

Crónica

Desafíos y oportunidades para la provincia de Biobío con Ñuble fuera de la región

Todos los entrevistados coincidieron en que el potencial forestal, energético, agrícola, ganadero y otros, deben necesariamente estar considerados en una estrategia de desarrollo.


 Por La Tribuna

06-09-2018_18-32-391__5.1

Este miércoles comenzó a funcionar como tal la región de Ñuble. Un cambio que abre nuevos desafíos y oportunidades no sólo para dicho territorio, sino que para la región del Biobío, que ahora quedó conformada por sólo tres provincias: Concepción, Arauco y Biobío.

Precisamente, para conocer hacia dónde debería apuntar una estrategia de desarrollo para la provincia de Biobío, en el contexto de la nueva región del mismo nombre, sin Ñuble, es que Diario La Tribuna conversó con distintos actores relacionados con el desarrollo local.

En opinión del actual consejero regional PPD y ex director regional de Sercotec, Daniel Cuevas, los ejes estratégicos de desarrollo no varían mucho tras la escisión de Ñuble del territorio regional.

“Hay que más bien ajustar o reforzar cuáles son los ejes estratégicos de la región y, particularmente, de la provincia de Biobío que tiene muchas potencialidades desde el punto de vista de los recursos naturales”, planteó.

En ese sentido, Cuevas dijo que, a diferencia de Concepción, cuyas potencialidades se centran más en los sectores servicios, portuarios e industrial, “la provincia de Biobío está muy empoderada del tema forestal, hídrico, cosas a las que hay que sacarle provecho en la reformulación de la estrategia de desarrollo regional”.

A ello, sumó otras actividades que consideró como muy importantes para el desarrollo local como son la agricultura, la ganadería y la apicultura, “que son ejes de la provincia de Biobío, muy nítidos y claros”.

Respecto de Arauco, que competiría con Biobío en el ámbito de desarrollo forestal, el ex jefe regional de Sercotec distinguió que en el caso de la provincia cuya capital es Lebu, “no tiene la diversidad de recursos naturales que tiene la provincia de Biobío”.

Por su parte, el gerente de la Asociación de Contratistas Forestales (Acoforag), René Muñoz, destacó que bajo el nuevo escenario territorial la provincia de Biobío “tiene vuelo propio”.

“Todo lo que es la generación de la hidroelectricidad, los bosques, la agricultura, la ganadería, yo entiendo que no modifica el escenario al separarse Ñuble. Toda la parte forestal y agrícola se mantienen, yo diría, en los mismos términos, entonces no le veo mayores problemas a la provincia de Biobío y su futuro desarrollo como provincia”, indicó.

Mientras que la concejala por Los Ángeles, Miriam Quezada, aseveró que la nueva división política administrativa de la región traerá aparejada varios cambios en lo económico y social.

“Indudablemente, que nuestra provincia va a tener que definir alguna estrategia desarrollo en ese contexto, porque creo que, en general, los recursos son los mismos y de alguna manera va a haber una competencia fuerte respecto de quien pueda traer recursos, tanto del Gobierno Regional como del nivel central”, comentó la edil.

Agregó que “la provincia de Biobío tiene que trabajar en eso, todavía no se ha visto un camino claro en ese sentido, pero, indudablemente, tendremos que apuntar a toda nuestra área productiva, agrícola y forestal, creo que ese es el fuerte que nosotros tenemos y, por supuesto, también de servicios”.

“Creo que el paso Pichachén es una buena oportunidad para que nosotros podamos seguir trabajando esa línea. Este corredor bioceánico nos permite una salida tanto de nuestros productos como también potenciar todo lo que tiene que ver con el turismo”, complementó Quezada.

Por otro lado, el diputado RN, Cristóbal Urruticoechea, sostuvo que Ñuble entorpece el desarrollo necesario para Biobío, debido a que parte de los recursos que recibe el Gobierno Regional van en subsidio para la naciente región.

“No sabemos, a la fecha, cuánto será el recorte que recibirá la región del Biobío (anualmente) para sostener a la región del Ñuble, lo que puede provocar una notable baja en recursos para bonos de riego, incentivos de Indap y una larga lista más donde también podemos incluir temas de conectividad, Obras Públicas, entre otros. Las aguas destinadas para el riego de nuestros agricultores también pueden sufrir un desmedro”, advirtió el parlamentario.

En ese sentido, recalcó, se hace indispensable el trabajo mancomunado entre las autoridades y los diferentes gremios.

“Debemos defender lo que nos pertenece. Es el momento de solicitar que la seremi de agricultura, por ejemplo, se instale en la provincia del Biobío. Debemos descentralizar, en la medida de lo que se pueda, los servicios del Gobierno y hacer más fuerte a la provincia del Biobío. Temas prioritarios, en los que hoy se están trabajando, se deben mantener”, enfatizó.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes