domingo 20 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Socavón amenaza con avanzar y partir en dos camino que une Coigüe con Negrete

Cauce del río Biobío ha horadado el terreno en su orilla, al punto de poner en peligro la seguridad de quienes transitan por la ruta Q-80.


 Por JUAN PABLO VERGARA

07-08-2018_18-11-061__5.1

Un socavón provocado por acción del torrente que traslada el río Biobío y que amenaza con avanzar y llegar hasta el camino que une Coigüe con Negrete mantiene en alerta a las autoridades de Vialidad en la provincia de Biobío.

El peligro se presenta justo en un punto de la ruta Q-80, donde el caudal se encuentra más próximo al pavimento y sin ninguna protección que evite que las aguas sigan horadando el terreno.

El jefe provincial de Vialidad, Cristian Delgado, consultado sobre el asunto, dijo estar en conocimiento, y confirmó que se están ejecutando algunas obras tendientes a garantizar la seguridad de automovilistas y peatones.

“Se tomó un poco la faja lateral y se corrió uno de los lados del camino, para alejar un poco el mismo del socavón. Cerca de nueves metros fue lo que se ganó de espacio, para alejar la carretera”, explicó el funcionario.

Asimismo, adelantó también que se tiene que hacer trabajos de mejoras en el río, “porque justo en esa zona genera una curva de más menos 90 grados”, subrayó.

“Ese vértice está generando un remolino y ese a su vez es el que está socavando el terreno. Lo que se tiene que hacer (…) tiene relación con la confección de espigones en el río. Esa zona donde se está generando el remolino hay que rellenarlo con rocas”, especificó el delegado provincial de Vialidad.

El funcionario indicó que las obras laterales al camino, que busca alejarlo del socavón, están a cargo de la empresa que posee el contrato global de la ruta, mientras que las que deberán realizarse en la ribera del río, correrán por cuenta de la misma Dirección de Vialidad.

“La inspección fiscal detectó este socavamiento que se estaba generando y lo que se hizo en su tiempo fue colocar marcadores, puntos en el mismo terreno para ir viendo cuánto se iba desmoronando el pedazo de terreno. En base a eso se comenzó a detectar que estaba avanzando demasiado”, recordó Cristian Delgado.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes