lunes 14 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Los Ángeles registra una disminución del 24% en materia de delitos

Entre el 1 de enero y el 18 de agosto de 2017 se han registrado 1.184 casos menos de delitos de mayor connotación social que en igual periodo del año pasado.


 Por PRENSA LA TRIBUNA

18-08-2017_18-51-161__6118-08-17

Puede que lo aborde una sensación distinta pero créalo. Los Ángeles es una de las ciudades que menos delitos ha registrado en lo que va de este año.

Tanto en los delitos violentos como contra la propiedad, las cifras hablan por sí solas. 

Si entre el 1 de enero y el 18 de agosto del año pasado se registraron 4.792 casos, en igual periodo de este año la cifra cayó a 3.608. Ello corresponde a 1.184 casos menos, representando una disminución de un 24,71%.

Los delitos violentos, como un robo con intimidación o con sorpresa, han registrado una baja de un 13% en lo que va de este año en comparación con el mismo periodo de 2016.

Si en 2016 se registraron 1.135, en 2017 se han registrado 984. Esto se traduce en 150 casos menos.

¿Sigue sin convencerse? Si es así, los delitos contra la propiedad han presentado una disminución de un 28%, con 1.034 casos menos que en igual periodo del año pasado.

Las cifras colocan a Los Ángeles dentro de las ciudades más seguras a nivel nacional.

“El dato duro es que estamos en una comuna que está en el máximo estándar de la nación; somos la comuna que nos hemos mantenido en el número uno y es súper difícil permanecer ahí”, relató el encargado provincial de Seguridad Pública de Biobío, Carlos Maturana.

Maturana expresó que Los Ángeles debería estar dentro de las 10 comunas más seguras a nivel nacional. Pero ese ránking involucra un esfuerzo y trabajo constante que involucra no sólo a las policías sino que a la comunidad en su conjunto.

Detalló que esto se debe a un trabajo programado, sistemático y bien informado. Además, sostuvo que la comunidad se cuida.

Maturana puntualizó que en materia de prevención, la palabra autocuidado adquiere mucha relevancia. “Somos los que les generamos de inmediato el impedimento a que el delincuente ingrese a nuestro hogar para hurtar algo. Si yo cierro bien la puerta, si mantengo la luz encendida, le aviso a mi vecino que no voy a estar, voy generando redes de seguridad en mi entorno con la comunidad, tengo mayor probabilidad de que efectivamente no tenga un daño en el ámbito de algún hurto o robo”, expresó el encargado de Seguridad Pública.

Una estrategia importante que permitiría la disminución de los delitos es tratar de lograr redes de colaboración, de cooperación entre la comunidad. De esta forma, irán abriendo el espectro de espacio seguro y reduciendo el campo de acción de los delincuentes que les permita robar o hurtar algún bien que a ellos les pueda interesar.

A modo de ejemplo está el llamado constante a no adquirir bienes robados. Al hacerlo, primero, la persona no conoce la procedencia del bien; segundo, fomenta que se siga cometiendo la acción y, tercero, la persona que lo adquiere se involucra como parte del eslabón del delito.

“Si somos capaces de informar a la comunidad que somos actores importantes para retener y eliminar esas conductas delictuales, también debemos hacernos cargo”, relató Maturana.

Asimismo, sostuvo que -a veces- la comunidad transfiere la responsabilidad sólo a las policías. Sin embargo, tiene una teoría distinta.

En este sentido, la comunidad debe empoderarse, saber cuáles son sus derechos, cuáles son sus obligaciones y cuánta participación debe tener en la construcción de la prevención en estados amigables y de satisfacción en el sector donde viva.

PERCEPCIÓN VERSUS REALIDAD

Maturana sostuvo que hablar de delincuencia es complicado porque genera expectativas y una alta mirada crítica sobre lo que es la percepción con el dato duro.

“Cuando hablamos de percepción, es la sensación que la comunidad tiene en función de la información que va recibiendo y qué es lo que sucede con esa información que recibe”, explicó el encargado provincial de Seguridad Pública.

Asimismo, detalló que los datos que recoge una persona puede recibirlos como algo que le afecta a ella y, en realidad, no ha sido un delito que haya sufrido sino que más bien algo que se dice, que se escucha o que se rumorea.

Lo cierto es que ni Los Ángeles ni la provincia registra un gran índice en materia delictual, considerando que los delitos violentos y contra la propiedad han disminuido en un 24% en Biobío.

Los buenos resultados obtenidos “nos lleva a tener mayor preocupación de la situación ya que la delincuencia es un tema muy sensible en este Gobierno”, sostuvo Maturana.

En este sentido, y por indicación expresa de la máxima autoridad provincial, ejecutaron Consejos Comunales de Seguridad Pública en cada una de las comunas de la provincia.

Se trata de una herramienta que busca descentralizar la tarea de persecución delictual o de prevención del mismo. Estos consejos tienen la particularidad de incluir a la máxima autoridad local; en este caso, es el alcalde quien preside este consejo, junto a dos concejales.

A esta mesa consultiva y propositiva se suma el fiscal con jurisdicción en la comuna, además de las policías y Gendarmería.

Instituciones como la Gobernación; el Servicio Nacional de Menores; el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda); Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género y el Servicio Agrícola y Ganadero también se suman a esta mesa.

Cabe hacer presente que estas dos últimas se constituyen en aquellas comunas que tienen más de un 20% de ruralidad.

En la actualidad, los consejos comunales de seguridad ya están debidamente implementados en las 14 comunas de la provincia de Biobío.

Asimismo, y como una forma de combatir la delincuencia, el Ministerio del Interior implementa políticas de prevención a través de campañas como la que llama a la comunidad a no comprar objetos robados.

Sin ir más lejos, este jueves en Tucapel se difundió el programa Denuncia Seguro a dirigentes y actores de la comunidad para que sepan y aprendan a utilizar esta herramienta, transformándose en una alternativa para poder proveer de datos claros para que las policías hagan su tarea.

En materia de seguridad pública “hemos creído que en la medida que fortalecemos la organización territorial, los resultados van a ser mucho más prósperos ya que -de esta manera- la comunidad va a colaborar mucho en el sentido de información de lugares en donde a ellos les hace sentir temor”, expresó Maturana.

¿Esto qué significa? A modo de ejemplo: considere la existencia de un sitio eriazo que está abandonado y a eso se le suma que no hay luminaria.

Frente a ello, la ciudadanía que se traslada por ese espacio sentirá temor porque va a asociar la oscuridad con el abandono, al posible delito, sin saber si existe un ilícito en dicho lugar.

Para el combate de la delincuencia, Carabineros utiliza tecnología de punta a partir de la denuncia o información que van recibiendo.

A partir de ello, van focalizando y creando una estrategia de trabajo que les permitirá ir focalizando sus recursos.

Con un trabajo planimétrico, van poniendo y buscando dónde se repite más el delito y el tipo de ilícito; con ello, van coordinando las tareas de control y prevención con rondas, acercamiento a las familias o a los vecinos.

En este sentido, “gracias a la eficacia policial más la interacción con la gente hemos podido bajar los delitos”, relató el subprefecto de los servicios de Carabineros de Biobío, comandante Alejandro Halabi.

La labor de la Policía de Investigaciones está abocada en indagación de los delitos que ya se cometieron.

No obstante eso, “se realiza un trabajo bastante fuerte en el tema de prevención, a través de charlas dirigidas a la comunidad y distintos establecimientos educacionales”, relató el jefe subrogante provincial de la PDI, subprefecto Héctor Meza.

El oficial de la policía civil agregó que, de forma constante, la PDI está realizando servicios especiales enfocados principalmente al análisis de información de dónde podrían estar ocurriendo los delitos.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
cifrascomuna seguradelincuenciadisminuciónLos Ángeles

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes