suscríbete al boletín diario

Crónica

El beneficio del cambio de look de las ferias libres

En la provincia de Biobío, cinco ferias resultaron seleccionadas en beneficio de 240 feriantes.


 Por La Tribuna

28-03-2017_20-39-48PRODESAL100

Las ferias libres son parte de la historia del comercio. Los feriantes se instalaban en las plazas de sus comunas para ofrecer sus productos, mayoritariamente frutas y verduras.

Con el paso del tiempo comenzaron a aparecer los almacenes de barrio o supermercados, que se instalaban como su competencia directa.

Pese a esto, los feriantes siguen dando la pelea con una clientela que aún disfruta del mano a mano, la casera, el olor de sus productos frescos y el regateo de precios. Son considerados, por muchos, como el abastecimiento esencial para la población, resaltando por su alta calidad y bajos precios en comparación con su “amenazante” competencia.

Del mismo modo, las ferias libres presentan una gran oportunidad como fuente laboral para muchas familias y como aporte al desarrollo de la actividad económica.

En este sentido, se estableció un programa que busca potenciar el desarrollo productivo de las comunidades, en donde la feria libre es considerada como el actor principal.

De este modo, Sercotec, desde el año 2009, viene trabajando en un programa de apoyo a las ferias libres del país, en donde Biobío representa el segundo lugar en la distribución de ferias a nivel nacional.

En este sentido, Daniel Cuevas, director regional de Sercotec, explicó que “este  es un programa nuevo que nació el 2009 en vista de las necesidades que había entre los feriantes, quienes estaban en tierra de nadie, y se abrió la posibilidad de apoyarlos. Desde eso, los recursos han aumentado enormemente en Biobío”.

Agregó que “durante este tiempo de trabajo hemos tenido la posibilidad de llegar a comunas en donde feriantes jamás habían recibido ayuda; estamos creciendo y eso le hace bien a los productores, ya que les permite vender directamente sus productos con el mejoramiento de infraestructura y capacitación, de tal manera que puedan planificar mejor lo que quieren ser a futuro para crecer como feriantes”.

De la misma manera, Marisa Rosales, presidenta del Sindicato de Feriantes de la Plaza Pinto de Los Ángeles, enfatizó que “es una gran ayuda que estamos recibiendo, lo que nos permitirá trabajar en toda época del año. Tenemos toldo, pesa, mesa, una banquita para sentarnos y poder atender a nuestros clientes de mejor manera, quienes nos prefieren por la gran calidad y variedad de productos que les traemos”.

Agregó que “somos un grupo de feriantes que trabajamos de sol a sombra, con o sin lluvia, y esto nos ayuda para no dejar de trabajar, poder ofrecer nuestros productos –frutas y hortalizas– y poder contar con un ingreso para el hogar”, concluyó Rosales.

 

LAS CIFRAS

En la provincia de Biobío, cino ferias resultaron seleccionadas en beneficio de 240 feriantes de Monte Águila, Prodesal Plaza Pinto y Santiago Bueras de Los Ángeles, así como la Antukeuyen de Huepil, en Tucapel, y la Asociación de Emprendedores Campesinos Agrícolas y Gastronómicos de Nacimiento.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes