suscríbete al boletín diario

Crónica

ACTUALIZADO: Gracias por este regalo: Lajina y angelino se lucen con puntajes PSU

En principio no podían creer la noticia, pero comenzaron a recibir llamados de universidades y del Consejo de Rectores.


 Por La Tribuna

23-12-2016_21-30-39PUNTAJENACIONALPSU18.gif

Durante la tarde de este viernes, se dieron a conocer los mejores puntajes nacionales y regionales de la Prueba de Selección Universitaria, PSU, 2016, resultado que –sin duda- será lejos uno de los mejores regalos que recibirán los estudiantes durante esta Navidad, junto al orgullo de sus familias y el beneficio de poder escoger -con tranquilidad- la profesión que desean, como también la universidad en donde desarrollarán sus estudios.

Y este logro, también recae en dos estudiantes de la provincia del Biobío, siendo una de ellos, Jessica Loreto Vera Mora, del Liceo Politécnico Héroes de La Concepción de Laja, quien obtuvo puntaje nacional en matemáticas, con 850 puntos; Y Felipe Alejandro Pérez Olivares, alumno del Liceo Alemán del Verbo Divino de Los Ángeles, el que se convirtió como el mejor en la región en la prueba de Historia y Ciencias Sociales, con 826 puntos.

La Tribuna FinDe acudió a terreno para visitarlos y conocer sus historias de vida, con la finalidad de destacar sus esfuerzos que se consagran con los máximos puntajes.

 

LA BROMA TELEFÓNICA

Pensando –en un principio- que era una broma de mal gusto, Jessica Vera, se enteró de su puntaje nacional en Matemáticas.

“En la mañana estaba media nerviosa, en mi familia somos medios ansioso y me fui a dormir. No quería saber casi nada del mundo y me llamaron a las 15:44 horas, me pillaron durmiendo. Me llamaron de la Universidad Católica; me dijeron que me ofrecían rebaja en la matrícula y después me dijeron que era puntaje nacional, (…) pensé que era una broma de mis compañeros”, aseguró.

Pese a ello, el asuntó tomó forma –minutos- más tarde cuando comenzó a recibir más llamadas, pero ahora de entidades de gobierno.

“Me llamó la Ministra de Educación y del Colegio de Rectores de Biobío, la universidad de O’Higgins, la de Chile y la Federico Santa María. A esa hora ya de la emoción me embargaba, incluso, temblaba de la emoción. Nunca pensé que me iban a llamar de Santiago”, relató.

 

LOS AÑOS DE ESFUERZO

Pero -sin lugar a dudas- el puntaje nacional fue fruto de esfuerzos, ya que Jessica fuera de las clases en el plantel municipal, aprovechó otras instancias que se le fueron abriendo para reforzar su preparación para la PSU.

“En segundo medio empecé a conversar con algunos profesores, me empezaron a pasar material y en verano, cuando tenía tiempo, los iba resolviendo. (…) El último año, me ofrecieron una beca gratuita en el preuniversitario Pedro de Valdivia de Los Ángeles y viajaba para poder tomar las clases”, manifestó.

Pese a ello, la joven lajina nunca pensó que le iría tan bien en la PSU, pues reconoce que tenía compañeros que presentaban igual o mejores calificaciones que ella.

“En los cuatro años de enseñanza media promedié 6,9.25 pero no era la única, pues tenía 3 compañeros más que eran de mí mismo nivel; de hecho, uno sacó el mismo promedio que yo, fuimos los dos mejores promedios de los cuatro años”, señaló.

En vista a las buenas calificaciones y –obviamente- el puntaje nacional obtenido, se le preguntó a Jessica si en algún momento pensó que al ser de un establecimiento municipal, estaba condenada a tener un bajo puntaje.

“Es el esfuerzo. Si uno quiere cumplir algo, tiene que ser perseverante, aunque le digan que no tiene que seguir abriendo puertas él mismo. Para ello se debe ser metódico, no defraudarse, no echarse a morir por algo tan pequeño como que se cierre una puerta, pues se puede abrir otra”, analizó.

 

EL PAPÁ “CHOCHO”

Obviamente al ser el primer en enterarse del buen puntaje de su hija, no quiso perder la oportunidad de contarle al diario de la provincia, su impresión tras enterarse de la noticia.

“Yo también estaba un poco ansioso. Había pasado el tiempo, ya no lo esperábamos, hasta que me llamó, me dijo que era puntaje nacional y nos dimos un gran abrazo. La felicité, fue su propio esfuerzo, sus ganas de salir adelante, y estuvimos abrazados un buen rato”, describió emocionado.

De la misma manera, el progenitor aprovechó las grabadoras de La Tribuna FinDe para hacer un llamado a todos los padres de la provincia, para confiar que se puede sacar un buen puntaje, pese a no tener todos los recursos para pagar un colegio particular.

“En esta parte nos juntamos, conversamos mucho con ella, que podía sacar un buen resultado en la PSU. Yo siento que los colegios municipales son buenos, si son las personas que tienen que dedicarse a estudiar. Todo se puede, a medida que ellos puedan, saldrán adelante, ese es el objetivo, sobre todo la gente humilde, que tiene potencial y que no lo ocupa”, destacó.

Por último, vale mencionar que Jessica está interesada en estudiar Ingeniería Civil Mecánica, evaluando –ahora- en que casa de estudios matricularse, ya que ha recibido diferentes llamados de planteles de estudios ofreciéndole becas y otras oportunidades. 

 

FANÁTICO DE LOS DOCUMENTALES

Pese a ser de pequeño aficionado a los documentales de la Segunda Guerra Mundial, Felipe Alejandro Pérez (18), de todos modos se sorprendió cuando en horas de la tarde de ayer, recibió un llamado desde el Consejo de Rectores, en donde le confirmaban que obtuvo puntaje regional en Historia y Ciencias Sociales. 

“Sorpresa. Sabía que me había ido bien en la prueba, pero para llegar a ser uno de los más altos, no me lo esperaba. (…) Siempre me interesó, desde chico pasaba viendo canales, documentales y todo eso, siendo la Segunda Guerra Mundial lo que más me gustaba”, enfatizó.

La extrañeza fue también porque Felipe esperaba tener un mejor puntaje en Lenguaje y Comunicación, ya que no se preparó con preuniversitario en Historia, apelando a los años de estudio y su fanatismo por los documentales.

“En Lenguaje, cosa curiosa, siempre me iba mejor que en Historia. Siempre en los ensayos sacaba más alto en Lenguaje, pero creo que en la PSU de ese ramo no me fue como esperaba”, evaluó.

El excelente puntaje en Historia y Ciencias Sociales de seguro lo ayudará a estudiar la carrera que guste, estando en este minuto en un dilema, ya que tiene 2 carreras de preferencia.

“Estoy entre Derecho y Ciencias Políticas. Aún estoy viendo si me alcanza el puntaje y qué universidad me conviene”, precisó.

Consultado cómo lo tomaron sus padres al comunicarle la gran noticia, Felipe, manifestó que –en principio- no le creyeron mucho.

“Le dije a mi mamá, no lo podía creer, empezaron a llamar a toda la familia, quienes comenzaron a felicitarme y mandarme mensajes por las redes sociales, detalló.

 

DESDE LA SERENA A PUNTAJE REGIONAL

Los orgullosos padres de Felipe también quisieron relatar su emoción al diario de la provincia, sobre todo cuando recién se enteraron del puntaje regional, como relató su padre Alejandro Pérez.

“Yo llegue del trabajo como a las 16:30, cuando ellos ya tenían la noticia, por ello me dieron una sorpresa. Fue súper emocionante. Nosotros esperábamos que tuviera un buen puntaje, pero nunca al nivel al que llegó”, aseguró.

De igual modo, el padre quiso transmitir la alegría que lo embargaba, enfatizando 

“Me siento muy feliz y orgulloso. Nosotros somos serenenses, llevamos sólo 3 años en la zona, así que trajo el puntaje regional a la zona”, comentó.

Consultado si el colegio incidió en que su hijo tuviera un buen puntaje en la PSU, en vista que egresó de uno particular, el progenitor respondió lo siguiente.

“Yo pienso que eso influye bastante. Porque los colegios privados tienen una mayor preparación. La parte académica es bastante importante y diferente a los planteles municipales, eso se ve a diario. Él siempre ha estado en colegios particulares, por ello creo que influye bastante”, puntualizó.  

Por último, y aprovechando “el buen puntaje”, se le preguntó al progenitor cuál será –ahora- el regalo de Navidad.

“No sé. Ahí lo vamos a pensar, porque nos pilló de sorpresa. Pero creo que será uno bueno, pues tiene méritos de sobra”, concluyó.

Cabe destacar que dentro de los planteles de educación superior de preferencia de Felipe, se encuentra la Universidad de Concepción y de Chile, sin embargo, hasta el minuto no ha recibido llamadas para beneficios o rebajas de ninguna casa de estudio.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes