sábado 21 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Vecinos de Laja molestos por falta de médicos en el hospital

La gente debe enfrentarse a largas horas de espera, sumado a que el recinto no cuenta con especialistas.


 Por PIA SALCEDO

16-11-2015_17-34-22FullSizeRender7

Las molestias de los usuarios del hospital de Laja y San Rosendo parece no tener una salida pronta.

 

Varios buscaron evidenciar su situación enviando quejas a La Tribuna, en ellas explicaron que no hay médicos generales que los atiendan, por lo que la situación de salud, en especial de los más ancianos, se vuelve delicada.

 

Con estos antecedentes el equipo de La Tribuna se trasladó hasta la comuna papelera que a esa hora de la mañana, asombrosamente, no tenía el esperado olor de la celulosa. El nuevo recinto parece un hotel de cinco estrellas, con los anhelados estacionamiento que nunca tuvo el viejo hospital, a esto se suma tener los primeros ascensores públicos de las dos comunas, ya que precisamente el recinto está ubicado al límite de ambas.

 

Emplazado en la ruta Q90, lo primero que aparece es una funeraria. “Estos buitres llegaron antes que el hospital”, comenta el chofer del vehículo que nos traslada. “Y mire, justo aquí, frente al hospital está el cementerio del pueblo, total estiramos la pata y nos tiran al cajón- se ríe- solo falta una florería, y ya”, comentó el lajino.

 

Al llegar a la sala de urgencia se ve un amplio espacio, que en esa ocasión  no tenía más de 20 personas esperando. La gran mayoría mujeres con hijos. Pasados unos largos minutos comienzan las quejas. “Llevo más de 3 horas esperando y no tengo certeza de cuando lo harán, ¿de qué les sirve esta infraestructura si no hay doctores”. Intentamos hablar con la afectada, quién quiso mantener en resguardo su identidad. “Los lajinos estamos muy contentos con el nuevo hospital, sabemos que es una gran inversión, pero el sistema no está funcionando y creo que no es solo aquí, no se está logrando el objetivo. Tenemos sólo un médico general en urgencias y cuando el profesional se va a colación quedamos abandonados, eso no puede ser”.

 

Varios usuarios están conscientes que esto es una situación que no tiene un solo culpable, agregó la madre de la afectada que alzó la voz. “Esto pasa porque varios médicos están interesados en la plata, no digo que todos, pero gran parte de ellos se va al servicio privado porque le pagan más, y el servicio de salud no está funcionando”.

 

La situación se repite en diversas familias, explicó Andrea Mendoza. “Mi hija lleva esperando con mi nieto como 4 horas, ya perdimos la cuenta. Imagínese que ahora va a salir del colegio mi nieto más pequeño y si no es porque yo puedo ir a buscarlo ¿qué hace mi hija, si debe esperar muchas horas para que atiendan a su otro hijo? Esto siempre pasa, la otra vez vine con mi hermano en la mañana y recién tipo 8 de la noche nos atendieron. Esto también pasa en Los Ángeles, lo sabemos porque nos ha pasado, pero acá no tenemos ni especialistas, pero estamos llenos de guardias”.

 

NECESITAMAOS MÁS MÉDICOS

 

Sobre la falta de médicos, el director del recinto, Pedro Muster, indicó estar al tanto. “Lamentablemente es así, nosotros queremos tener más personal. Tener especialistas es casi una utopía, estamos generando estrategias que nos permitan traer especialistas, consultas especiales durante algunos días de la semana y no todos los días. Hemos estado trabajando en conjunto con el Servicio de Salud y con el complejo asistencial, quienes nos prestan cada ciertos días un especialista determinado”.

 

De igual forma aclaró que el recinto es de cuidado inicial. “Somos un servicio de atención primaria, entonces lo que nosotros necesitamos son médicos de atención primaria. Lamentablemente no hemos podido completar nuestra dotación, nosotros tenemos autorizado una dotación de 9 médicos, pero hay dificultades como en todas partes y tenemos 8, lo que nos ha generado alguna dificultad”.

 

El director Pedro Muster, en el cargo desde enero del 2011, relató un fenómeno que ocurrió con la apertura del recinto. “Había una expectativa de la población. Le voy a contar una anécdota, en urgencia nuestra, normalmente llegaba 85 personas al día en el hospital antiguo. Durante las primeras semanas en este nuevo, llegaron 160 personas de promedio diaria. Es imposible que ese médico atienda a ese número de personas, nosotros disponemos de un médico en urgencia al día. Se debe comprender que las urgencias se priorizan, entonces algunas personas pueden a llegar a esperar horas. Del total consultas, solo 8 eran de urgencias”.

 

Finalmente, sobre la falta de orientación que cusan algunos vecinos, el Ingeniero comercial de profesión explicó que “dispusimos de una serie de información, de folletos con el objetivo de que las personas pudieran ubicarse en el hospital. De igual forma, tenemos una OIRS. Trabajamos con el consejo de desarrollo entregamos a todas las organizaciones sociales estos mapas del hospital de manera de que las personas socializaran la nueva infraestructura”.

 

Hospital recibe certificación de calidad

Pese a los reclamos de los vecinos, en cuanto a la calidad, el recinto fue certificado hace unos días por la Superintendencia de Salud.

 

El título certifica que la atención de las enfermedades insertas en el programa se desarrollan en centros de salud, tengan un estándar mínimo de seguridad en sus procesos y en el cuidado de los pacientes.

 

Sobre esta acreditación, el Superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic, explicó que “venimos a hacer un reconocimiento de que el Hospital de Laja ha logrado cumplir con los estándares de acreditación exigidos por el Ministerio de Salud y ha demostrado que tiene un equipo directivo con liderazgo  y una comunidad de trabajadores comprometidos con mejorar la calidad y asegurar así atenciones de salud en condiciones de seguridad y calidad dignas que cumplan con las expectativas de la población al respeto”.

 

El hospital de Laja inicio su proceso para obtener la acreditación el año 2010 como respuesta a la  cuarta garantía GES, establecida por la reforma de salud. En esa oportunidad se nombra a la encargada institucional del Programa de Calidad y Seguridad  y  luego se conforma el Comité de Calidad, quienes en conjunto con el director del establecimiento de salud  inician el trabajo institucional y logran definir las políticas de calidad  para el hospital.

 

El proceso tomo cinco años en que, además de elaborar documentos, se definió como primordial la seguridad para el usuario en todas las actividades y procedimientos que realiza el equipo, como también  instalar el concepto de mejora continua en todos los procesos. 

 

Sobre lo que fue este trabajo el director del Hospital de Laja, Pedro Muster, señaló que “ha sido un gran esfuerzo, pero hemos contado con el respaldo y el compromiso de todos los trabajadores de este hospital, además de la dirección de servicio de salud Biobío y de la comunidad. Nuestro logro no es obtener un certificado, sino que es haber logrado las condiciones para entregar una atención con los niveles de seguridad y calidad que nuestros usuarios requieren, ahora el desafío es mantener la acreditación, porque este proceso se debe realizar nuevamente en 3 años más, con un aumento de las exigencias”.

 

Por su parte la Directora del Servicio de Salud Biobío, Dra. Marta Caro, felicitó a los profesionales del hospital de Laja señalando que este logro es consecuencia de un intenso trabajo de los equipos de calidad y del compromiso de todos los funcionarios del establecimiento. Agregó que “todo esto se traduce en asegurar una atención de calidad en cada prestación de salud, garantizando que este centro hospitalario cuenta con estándares y protocolos establecidos que permiten entregar atención de calidad a nuestros pacientes”.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes