suscríbete al boletín diario

Crónica

¿Qué es la medicina complementaria y alternativa?

Según el último estudio de utilización de la medicina no tradicional en Chile, el 55% de la población ocupa o consume actualmente productos naturales con fines terapéuticos así como terapias complementarias basadas en la naturopatía, homeopatía y acupuntura.


 Por La Tribuna

8.1-Medicina-homeopática

Cada día es más recurrente escuchar a personas que se quejan de dolores musculares, colon inflamado, dolores de cabeza y otros malestares que los llevan a consultar a especialistas.

Muchos de estos diagnostican estrés y les sugieren medicamentos farmacéuticos o que busquen la forma de relajarse, una difícil tarea que debe lidiarse entre la carga de trabajo y las responsabilidades diarias.

En la búsqueda de soluciones para mitigar este malestar están las llamadas terapias alternativas, las cuales han tenido un significativo incremento esta última década.

Ésta no es sólo un fenómeno en Chile sino que se ha convertido en una tendencia que se enmarca dentro de una corriente mundial, que tiene la necesidad de volver a lo natural para buscar la sanación espiritual, física y síquica.

EL EQUILIBRIO

Los diferentes tipos de terapias complementarias se basan en  que el ser humano está integrado por cuerpo, mente y espíritu, los cuales son inseparables.

Por lo tanto, para lograr una sanación total, cualquier tratamiento de salud debe propender al equilibrio de estos tres componentes.

Las terapias alternativas se han convertido en la base del concepto de salud “Wellness” (equilibrio saludable), seguido cada vez por más personas que desean cambiar sus hábitos en lo que respecta a la alimentación, a la relación con su entorno o incluso consigo mismos para mantenerse saludables, activos y, en la medida de lo posible, felices.

La medicina complementaria y alternativa, según la define NCCAM (National Center Complementary American Medicine de EEUU), es un conjunto de sistemas, prácticas y productos médicos y de atención de la salud que no se considera actualmente parte de la medicina convencional.

Lo que se considera medicina complementaria y alternativa cambia continuamente, ya que una vez que se comprueba que una terapia es eficaz e inocua, se incorpora al tratamiento convencional.

Existen diferencias entre la medicina complementaria y la medicina alternativa. Mientras que la primera se utiliza conjuntamente con la medicina convencional, por ejemplo el uso de aromaterapia para ayudar a mitigar la falta de comodidad del paciente después de la cirugía, la medicina alternativa se utiliza remplazando la medicina convencional. Por ejemplo, baños para el tratamiento del cáncer en vez de cirugía o quimioterapia.

En la misma línea está la medicina integrativa, la que surge en beneficio de los pacientes y combina terapias médicas formales, como la cirugía y antibióticos, con terapias de la medicina complementaria, las cuales se van apoyando entre sí. Ejemplo es el uso de terapia floral para mitigar el miedo en un paciente que necesita cirugía.

 

TERAPIAS O TÉCNICAS TERAPÉUTICAS

A excepción de las bio electromagnéticas, la mayoría de ellas han surgido de las medicinas ancestrales, pero en occidente se utilizan descontextualizadas de su origen y como técnicas aisladas. Además, con los años de práctica han surgido variantes.

1. Terapias dirigidas a actuar desde la mente sobre el cuerpo. Éstas utilizan una variedad de técnicas diseñadas con el fin de ampliar la capacidad de la mente, enfocarla y dirigirla con el objetivo de equilibrar alguna función o síntoma corporal. Ejemplos son la meditación, oración, curación mental y las arte-terapias (música, danza, pintura, escultura, etc.).

2. Terapias biológicas. Emplean sustancias que se encuentran en la naturaleza, como hierbas, alimentos, vitaminas y otros productos naturales de origen vegetal, animal o mineral. Ejemplo: uso del cartílago de tiburón para el cáncer.

3. Movimientos terapéuticos y masajes. Los tratamientos con movimientos terapéuticos consisten en movimientos pasivos de una o más partes del cuerpo, realizados por un terapeuta. Ejemplos son la quiropraxia y osteopatía. Los masajes consisten en manipulación del cuerpo mediante las manos y brazos del terapeuta. Muestra de esto son los masajes thai, shiatsu y de relajación, entre otros.

 

BIOMAGNETISMO

Esta técnica ha sido la más solicitada en el último tiempo por los chilenos. La aplicación de magnetismo en determinados puntos del cuerpo humano resultaba muy efectiva a la hora de diagnosticar y sanar diferentes patologías.

Consiste en el uso de imanes que se aplican en diferentes sectores del cuerpo, efectuando una especie de escáner biomagnético para reconocer las zonas que están alteradas energéticamente, es decir, los órganos o tejidos que están sufriendo alteraciones.

Al impactar con los imanes los virus, bacterias, hongos y parásitos que vivían en un ambiente alcalino o ácido, hacen que el ambiente se vuelva neutro, eliminando así toda distorsión del organismo producida por el desequilibrio energético.

PARA COMPRENDER LAS OPCIONES

Acupuntura. Acu=aguja; puntura=pinchar. La acupuntura forma parte de las herramientas terapéuticas de la medicina tradicional china, la cual incluye además la moxibustión, las ventosas, los ejercicios de chi gong, taichi, fitoterapia, masaje tuina.

Fue desarrollada en China hace más de 5.000 años. Esta terapia se basa en la existencia de canales corporales por donde circula la “energía de la vida”, o chi, la cual tiene dos fuerza opuestas complementarias: Yin y Yang (Yang es el movimiento y Yin el reposo). Estos canales corporales se conectan con los órganos del cuerpo, con los órganos de los sentidos, con ciertas emociones, actuando sobre ellos y además presentan puntos precisos desde los cuales se puede actuar sobre el cuerpo o emoción. La salud es el equilibrio entre la fuerza yin y la fuerza yang en el organismo; la enfermedad surge por un exceso o una falta de chi en un lugar.

Aromaterapia. Terapia basada en los olores. Comprende la utilización de aromas para promover relajación y bienestar, aquietando emociones negativas a través del olfato, el más antiguo de los sentidos en la evolución. Estos aromas surgen de aceites esenciales (extractos o esencias) de flores, hierbas y árboles.

Esencias florales. Surgen en Inglaterra creadas por el Dr. Edward Bach. Las esencias florales son armonizadores de las emociones que nos hacen sufrir en la vida cotidiana. El remedio se prepara con la esencia de la flor, la cual va diluida en agua y alcohol y se toman gotas orales.

Fitoterapia. Es muy antigua. Surge de las medicinas ancestrales y de sus conocimientos de las plantas medicinales. Para los tratamientos se utilizan plantas ya sea el vegetal entero o alguna de sus partes, como ser las flores, tallos, hojas.

Imposición de manos. Técnica terapéutica muy antigua. Prácticamente en todas las medicinas ancestrales, el sanador ocupa sus manos para actuar sobre el campo energético que se describe alrededor del cuerpo humano. Este campo ha sido llamado aura, biocampo, bioplasma o campo energético humano. En el tratamiento se realizan ciertos movimientos con las manos ya sea limpiando, restaurando, activando, sedando, calentando o enfriando ciertos zonas alteradas del campo energético que se relacionan con órganos y sistemas del cuerpo o simplemente se actúa como canal de la energía universal que pasa a través del sanador hacia el paciente. En este momento, en occidente existen numerosos tipos de terapias basadas en la imposición de manos como, por ejemplo, el reiki y el toque terapéutico, entre otros.

Medicina homeopática. Se trata de un sistema médico que surge en Alemania con el Dr. Samuel Hahnemann, quien escribe un tratado de homeopatía llamado “El Organon del arte de curar”. Se basa en el tratamiento con dosis “infinitesimales” o micro dosis de medicamentos preparados con plantas, elementos animales, venenos y minerales.

A diferencia de la medicina tradicional o alópata, en que lo contrario se cura con lo contrario (contraria contrariis curantur), la medicina homeopática está basada en el principio latino de similitud, similia similibus curantur, según el cual “lo semejante se cura con lo semejante”.

Lo que descubre Hahnemann es que las cantidades pequeñas, altamente diluidas, de sustancias medicinales curan ciertos síntomas. Y las mismas sustancias administradas en dosis más altas producirán en sujetos sanos esos mismos síntomas.

La homeopatía plantea que la enfermedad afecta a una persona a nivel físico, psíquico y funcional, por lo tanto, todo enfermo está afectado psicosomáticamente. También considera que la enfermedad es primariamente general y secundariamente localizada. El tratamiento debe ser igual, lo general primero, lo local viene por consecuencia.

Naturopatía. Es un sistema médico alternativo que surge en Europa. Quienes la practican proponen que en el cuerpo humano existe una fuerza curativa que establece, mantiene y devuelve la salud. Las prácticas naturistas estimulan esta fuerza.

Sus tratamientos incluyen una nutrición estricta (vegetariana, sin azúcar ni harinas blancas, sin colorantes, ni aditivos, ni sustancias químicas), un estilo de vida especial, suplementos dietéticos, plantas medicinales, homeopatía, baños y masajes especiales. El decálogo de la “medicina natural” es: 1. Respirar aire puro. 2. Comer exclusivamente productos naturales. 3. Ser sobrios constantemente. 4. Beber únicamente agua natural. 5. Tener suma limpieza en todo. 6. Dominar las pasiones, procurando la mayor castidad. 7. No estar jamás ociosos. 8. Descansar y dormir sólo lo necesario. 9. Vestir sencillamente y con holgura, y 10. Cultivar todas las virtudes, procurando siempre estar alegres.

Quiropraxia. Sistema médico alternativo que se centra en la relación entre la estructura (principalmente de la columna vertebral) y la función corporal, y la manera en que dicha relación afecta la preservación y la restauración de la salud. Los quiroprácticos utilizan terapia de manipulación del cuerpo como herramienta para el tratamiento integral.

MINSAL Y ESTOS MÉTODOS

El Ministerio de Salud cuenta con un área encargada de medicinas alternativas, la cual ha establecido un reglamento que reconoce y regula algunas de estas terapias, como la acupuntura y la homeopatía.

La intención de las autoridades es que los especialistas en estas disciplinas puedan integrarse al sistema de salud y vincularse de forma regular a las actividades que se ofrecen tanto en consultorios como en hospitales. También se estudia la pertinencia de reconocer a las terapias florales y manuales.

Cifras

140 Son las terapias alternativas que el Minsal ha rastreado en el país y, de ellas, la mayoría se encuentra en el sector privado.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes