lunes 16 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Hospital responde caso por presunta negligencia

Jaqueline Navarro acusa al centro asistencial de indolencia en su atención. Con 38 semanas de gestación fue a la toma programada de ecotomografía, luego de un retraso de 3 horas le informan que su bebé estaba muerto.


 Por CAROLINA BASSO

Ricardo-Vicuña-Hospital-9.2

Por Pía Salcedo

[email protected]

 

Luego de la denuncia presentada en contra del complejo asistencial Dr. Víctor Ríos Ruiz de Los Ángeles, por parte de Jaqueline Navarro, por la presunta negligencia en la pérdida de su bebé, el recinto hospitalario, mediante un comunicado, respondió ante la acusación, expresando que, “En primera instancia, entendemos el dolor que genera la pérdida de un ser querido y no podemos quedar ajenos al difícil momento que vive la familia de la Sra. Jacqueline Navarro (…) En relación a la atención que recibió la Sra. Navarro en nuestro complejo asistencial, podemos indicar que la paciente comenzó sus controles en la Unidad de FAR (Feto de Alto Riesgo) en julio de 2014.

 

Su último control estaba agendado para el día viernes 02 de enero, ocasión en que no se presentó, acudiendo a la Unidad de FAR el lunes 05 de enero de 2015, oportunidad en que se constata la muerte del feto en el útero materno”.

 

Este caso es considerado un accidente obstétrico no prevenible, y como corresponde a toda muerte fetal de término, se realizará una auditoria de mortalidad perinatal, tanto en el Servicio de Salud Bío Bío como en la Seremi de Salud, para lo cual el recinto hospitalario ya envió los antecedentes necesarios para facilitar la investigación.

 

Cabe mencionar, que con fecha 29 de enero de 2015, a través del Oficio N°349, y el 02 de febrero de 2015 a través del Oficio N° 364, se enviaron las repuesta a los reclamos presentado por el cónyuge de la Sra. Jacqueline, Sr. Víctor Muñoz Muñoz, a través de correo certificado, dando cumplimento a los plazos que establece la Ley” informa el documento.

 

“YO NO PERDÍ MI HORA. EN EL HOSPITAL MIENTEN”

Consultada la paciente sobre la información entregada por complejo asistencial, enfatizó que “Yo no perdí mi hora, yo tenía hora el lunes 5 de enero, el viernes 2 tenía control en el consultorio nororiente. El 23 de diciembre, la matrona del consultorio mencionado me dio la fecha indicando que debía volver el viernes 2 a las 8:30 de la mañana, tengo la ficha que me respalda”.

 

El documento enseñado por Jaqueline, es el cuaderno de controles prenatales. La hoja contiene una ficha que es completada por las matronas en cada consulta. En el documento se leen datos del 02/01/15 indicando el peso de Jaqueline como la presión arterial, altura uterina y más.

 

“En el hospital mienten, yo no perdí mi hora, siempre me programo, tan así que el viernes 2 aproveche de que me tomaran exámenes de sangre para no tener ninguna dificultad con mi bebé”, exclamo la madre. Efectivamente, Jaqueline enseña los documentos de laboratorio del centro asistencial, en donde sale la hora y fecha de recepción de la toma de sangre, así como la hora de entrega. El resultado de los exámenes está firmado y validado por el director técnico.

 

Ante la consulta de poseer un documento que acredite la hora del 5 de enero, Jaqueline informa que ese documento se quedó hospital  cuando se realizaron la ecotomografía, “cuando te atienden ellos se quedan con esa colilla, pero iré a solicitar una copia, deben de tener algún respaldo”. Es así como pasada las 14 horas, nos enseña una copia del documento emitido por el complejo asistencial titulado “Solicitud de examen ecográfico ginecostétrico” que indica la fecha del 23-12-14 con los datos de la paciente. El documento tiene tachado la solicitud de “Ecografía obstétrica de 15 a 40 semanas”, más abajo salen el día de citación 05/01/15 hora 8:30 con la firma del doctor de la unidad de obstetricia.

 

Asimismo, enseña un documento emitido por el mismo hospital llamado Dato de Emergencia (DAU) folio DAU 2064 con fecha de admisión 05-01-2015 a las 11:28 minutos que contiene todos los datos de la paciente. El documento se centra en un recuadro de Signos Vitales, el cual debe ser completado por la enfermera que recibe a todas las madres citadas antes de la toma del examen. Los casilleros están sin información. “Ellos sólo me pesaron, no me tomaron la presión arterial ni la temperatura, si hubieran seguido ese protocolo quizás hubieran detectado que Vicentito no estaba bien en mi guatita”. “En el hospital mienten, no quieren dar información certera. Si así fuera, ¿por qué no dijeron que yo perdí la hora, en la carta que nos dieron el 30 de enero? Esa carta está firmada por el director del hospital, Juan de Dios Reyes, enviándome sus condolencias y explica técnicamente de por qué- según ellos- perdí a mi bebé. Esa información la están inventando como excusa para toda su negligencia. Ellos no me asistieron, me comencé a sentir mal, pedí ayuda y no me la dieron. Siguen siendo negligentes al dar explicaciones inventadas. Es el colmo”, comentó la denunciante. 

 

CRONICA DE LOS HECHOS 

El 20 de junio en el consultorio de Chacayal Sur le dieron la buena noticia que sería madre por segunda vez. Inmediatamente comenzó con sus controles y cuidados de alimentación. Debido a un mioma anteriormente detectado, la derivaron a FAR (Feto de Alto Riesgo) para que el mioma no fuera ninguna amenaza para el bebé.

 

En agosto de 2014 fue el último control de Jaqueline en FAR, y como medida de control la citarían una vez más.

 

El 23 de noviembre presentó un sangrado irregular y fue a Urgencias del hospital. Luego de esperar más de 3 horas le comentaron que fue “trabajo falso de parto”.

 

El 5 de enero, la afectada tenía su último control antes del parto, la cita era a las 8:30. Pasada las 8 de la mañana, las enfermeras comienzan a recibir la ficha de los pacientes agendados. Siendo las 9.15 llaman a la madre al box de control, en el cual se deben tomar sus signos vitales como primer paso de atención y categorización de los pacientes, en dicha ocasión sólo pesaron a Jaqueline. Luego, la enviaron a la sala de espera. “Los minutos pasaban y comenzaron los dolores en el vientre, luego de 3 horas sin recibir atención fui ingresada para realizar el examen de ecotomografía, en esos momentos el doctor de manera muy fría me dice que mi hijo no tiene latidos, que estaba muerto”, relata la afectada.  

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
HospitalLos ÁngelesNEGLIGENCIArecién nacido

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes