suscríbete al boletín diario

Coronavirus

Reinventarse en los negocios: un imperativo en tiempos de crisis

Expertos y emprendedores que vieron una oportunidad en la crisis hablan de sus ideas y exponen sus trabajos para apoyar, con sus experiencias a aquellos que enfrentan duros problemas económicos en sus Pymes como consecuencia de la pandemia.


 Por Benjamín Ahumada

3.- Reinventarse en los negocios

Con toda la experiencia y trayectoria en ventas que tiene a su haber, el empresario inmobiliario Erik Leiva sabe de lo que habla cuando analiza lo que está ocurriendo en el mercado y la reinvención que ha visto en muchos de sus amigos y emprendedores locales.

“Es cosa de entablar cualquier conversación en la calle y te encuentras con personas que antes de la crisis provocada por el COVID─19 estaban trabajando o haciendo cosas muy distintas de las que están haciendo hoy. Han debido reinventarse porque en tiempos de crisis nadie puede quedarse esperando a que pase la aplanadora. Hay que reaccionar y usar la creatividad a tu favor”, aseguró el experto.

Lo de usar la creatividad a su favor lo tiene muy claro la emprendedora Jacqueline Moyano, quien antes de la crisis del COVID─19 se dedicaba a la preparación y venta de diferentes tipos de sándwich, para los trabajadores de una empresa constructora en Viña del Mar. Sin embargo, después que se paralizó la obra producto de la pandemia, debió buscar rápidamente una nueva fuente de ingresos económicos para ella y su familia.

Ahí fue que se le ocurrió apostar por la seguridad sanitaria. “La gente en general está muy asustada por el tema de contagiarse con el coronavirus, sobre todo los adultos mayores. Por eso la venta de mascarillas, guantes y alcohol gel a través de Facebook ha sido bien recibida” explicó. Sus clientes la contactan por Facebook o WhatsApp y ella les entrega los productos en alguna de las estaciones del metrotren.

DELIVERY DE VERDURAS Y MIEL

Una opción similar de trabajo debió tomar Paola Peña, quien antes de la crisis del COVID─19 se desempeñaba como secretaria en una empresa constructora, pero después que la empresa cerró, se vio en la necesidad de pensar en un nuevo negocio que le permitiera pagar sus cuentas y subsistir junto a su hijo y su marido.

Considerando la aversión de las personas a salir de sus hogares y la necesidad de abastecerse adecuadamente de vegetales, delineó lo que sería un exitoso emprendimiento de entrega de verduras, huevos y miel a domicilio. “Los clientes nos contactan vía WhatsApp, nos envían su listado de compras y nosotros nos preocupamos de que todo les llegue fresco y rápido hasta sus casas. Somos muy responsables con lo que nos piden, y eso nos ha permitido que nos recomienden bastante”, comenta la emprendedora.

A la hora de analizar los caminos escogidos por los emprendedores,Erik Leiva destaca la fuerza y el empuje de las mujeres y la facilidad con que inician un camino totalmente distinto al que están acostumbradas. “En ese sentido, las mujeres nos llevan una ventaja importante porque son mucho más rápidas para reaccionar ante una amenaza y preparar un plan de trabajo que les permita seguir dando seguridad a sus familias.

ersonalmente, siempre estoy aprendiendo de las mujeres que me rodean, y pienso que todos deberíamos hacer lo mismo”, declaró.

Según el último Estudio de Microempresas del Instituto Nacional de Estadísticas el 38 % de los emprendedores en Chile son mujeres, lo que equivale a 709.933 personas. Su promedio de edad es de 49 años y el 50 % de sus negocios funcionan al interior de sus viviendas.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
deliverynegocios

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes