suscríbete al boletín diario

Coronavirus

Angelino retornó con el Ejército para ayudar a Biobío en la pandemia

Nacido en Los Ángeles, el cabo Israel Bustos coloboró con el levantamiento de carpas de campaña en la Provincia, lo que le permitió también poder ver a su familia.


 Por La Tribuna

7.1

El militar es parte del Ejército en la Región Metropolitana, por eso cuando supo que debía venir al lugar que lo vió nacer, solo pudo re confirmar su deseo de ayudar a sus vecinos.

Las Fuerzas Armadas y de Orden han tomado el cuidado de la Defensa Nacional tras la declaración del Estado de Catástrofe y lo harán hasta el cese del mismo.

Por ello, su despliegue es fundamental en todo el país, cumpliendo además de su mandato, el apoyo logístico que solicita el Estado.

En medio de la pandemia y del trabajo del Regimiento Logístico N° 2, Arsenales de Guerra de Santiago, en Mulchén, La Tribuna encontró al cabo, Israel Bustos, a quien entre bromas de sus compañeros, identificamos como un vecino de la Provincia.

Bustos era parte del grupo de militares que levantó una carpa en la entrada de emergencias del Hospital de Mulchén, lugar en que lo abordamos, con permiso de su superior, la mayor Javiera Maureira.

La militar contó que: “vinimos a armar una carpa modular en apoyo a la ciudad de Mulchén, al hospital, la que será utilizada para descongestionar el flujo de pacientes dentro de la urgencia”.

VECINO DE LOS ÁNGELES


Contento por haber estado con su familia y con un trabajo que lo acercó, por unos días a su infancia, el cabo, Israel Bustos dijo de entrada: “Estoy trabajando en la ciudad de Santiago y hoy estoy aquí apoyando al pueblo de Mulchén, en temas comunitarios”.

Por estar en su Provincia, ayudando a sus más cercanos, el militar relató que al ser “parte del Regimiento Logístico N° 2, Arsenales de Guerra de Santiago, en la Compañía Cruz del Sur, nuestra misión es desplegar esta ayuda a nivel nacional y en esta oportunidad, gracias a Dios, nos tocó ayudar a Mulchén”.

Agregó que “he aprovechado. He estado con mi familia, gracias a Dios. Pude estar con ellos. El cariño de la gente que siento aquí es increíble”.

El cabo Bustos, también reflejó el espíritu de un miembro del Ejército al decir que “más allá de ser militar es algo muy hermoso ayudar a mi propia Provincia, a mi propio pueblo, a mi ciudad y gracias a eso le pido a Dios que las personas estén bien y esto ayuda, pues es una pequeña colaboración que hacemos a la ciudadanía”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
ejercito

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes