suscríbete al boletín diario

Comunas

Angelina varada en Estados Unidos clama por volver al país

Estrella Salazar Cárcamo estaba realizando una beca en una Universidad en el estado de Michigan cuando se declaró la pandemia de coronavirus. Desde ahí, se inició una odisea que la tiene sumida en la más completa incertidumbre y sin saber cuándo retornará al país.


 Por La Tribuna

WhatsApp Image 2020-05-09 at 10.39.07

“Necesitamos respuesta, necesitamos saber qué va a pasar. Eso nos mantendría más estables, más saludables. Queremos ir a casa, estar en nuestro país para así estar más tranquilas”.
Con estas palabras, la joven angelina Estrella Salazar Cárcamo resume difícil situación que enfrenta ella y su compañera Tamara Parra (oriunda de Chillán). Ambas realizaban una beca de pre-grado en una universidad en Estados Unidos, país del cual ahora no pueden retornar a Chile debido a las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus.
Ahora ambas están de allegadas en la casa de una compañera en una zona cercana a Nueva York, una de las zonas más golpeadas por la enfermedad, mientras permanecen en la más completa incertidumbre respecto de la fecha en que podrán volver al país. En varias ocasiones les han cancelado el vuelo de retorno y ahora ni siquiera tienen un día en que podrán estar con sus seres queridos.
Estrella Salazar, que vive en la población O’Higgins de Los Ángeles, es alumna de quinto año de la carrera de pedagogía en inglés de la Universidad del Biobío.
Como premio a su rendimiento académico, el año pasado obtuvo una beca para cursar un semestre académico en una universidad norteamericana. Para la joven, dicha beca era un justo premio a su esfuerzo, en reconocimiento a su empeño, a las largas horas de estudio y dedicación. “Cuando leí mi nombre ahí, entre los becados, fue un sueño cumplido”, recordó.
Para Estrella, que solo conocía Bolivia mochileando, se trataba de una oportunidad única para su formación académica, una instancia propicia para conocer otra cultura, otra sociedad, una forma de vida diferente.
.
El 2 de enero se embarcó al país del norte para iniciar cinco días después el semestre académico en la Universidad Estatal de Grand Valle, en Allendale, Estado de Michigan.
“Al llegar acá, nos dimos cuenta que lo académico sería mucho más difícil de lo que pensábamos, ya que no podemos comparar el sistema educativo chileno con el de Estados Unidos, más aún en un nivel superior. Sin embargo, la universidad nos recibió súper bien. Los profesores están súper dispuestos a responder dudas y estar atentos”, reflexionó.

INICIO DE LA PANDEMIA
El 21 de enero se produjo el primer caso de coronavirus en Estados Unidos. Pero en ese momento, la enfermedad estaba circunscrita a la ciudad de Wuhan, en China. Febrero pasó sin grandes problemas.
Pero en marzo, el virus se había diseminado por esa zona norteamericana, colapsando los sistemas hospitalarios.
Ese mismo mes a Estrella le cancelaron las clases y les comunicaron que seguían en la modalidad online. El 18 de marzo, un correo les sugería que “el que pueda irse a casa, que lo haga porque el sistema de salud estaba a punto de ser sobrepasado. Aunque tenemos un seguro, eso no garantiza que sea suficiente”.
En medio de ese escenario, incluso del programa Becas Chile les plantaron la posibilidad de terminar la beca y devolver el dinero.
Cada semana que pasa el panorama es peor. El 2 de abril, les comunican que aerolínea Delta cerrará sus operaciones y dicen que quizás retorne en mayo. Les anuncian varias fechas con vuelos a Chile durante este mes pero todas las veces los cancelan. Incluso ahora, no tienen certeza de cuándo podrían volver.
Desde el 30 de abril que están en la casa de una compañera de clases porque ya se cerró el hogar universitario donde estaban. No tienen dinero. Lo poco que les quedaba debieron usarlo en renovar la visa para no estar en condición de ilegales. Supuestamente, de la Universidad le devolverán esos gastos y le harán otro aporte para sufragar su mantención mientras siguen esperando el avión que las saque de ahí.
Desde el Ministerio de Relaciones Exteriores solo han recibido correos donde les dicen lo obvio: que estén preguntando cuándo se reanudan los vuelos.
“Ese es el panorama. Estamos acá, estamos varadas. Todo este proceso ha sido súper difícil”, apunta Estrella que sólo quiere volver pronto a Chile a estar con su gente, su familia, con los suyos en su casa de la población O’Higgins de Los Ángeles.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes