suscríbete al boletín diario

Comunas

Delegación Provincial de Salud en Biobío fiscalizó canal de riego en Quilaco con miles de peces muertos

Tras la denuncia realizada por el representante de los regantes en la comuna, personeros de la Autoridad Sanitaria concurrieron a la zona, para conocer la situación que mantiene preocupados a los vecinos del sector.


 Por La Tribuna

10.1 Quilaco

Luego de sospechas por parte de la comunidad de regantes Los Llanos en la comuna de Quilaco, que apuntaban al uso de químicos para controlar las plagas en un huerto de nogales perteneciente a un privado, y este habría causado daño en la fauna del sector, finalmente se hicieron presentes profesionales de la Delegación Provincial de la Seremi de Salud para efectuar una fiscalización.

“El personal de la Autoridad Sanitaria tuvo entrevista con parte de la directiva denunciante; se fiscalizó la empresa sindicada en la acusación, sin embargo, no se pudo establecer causalidad entre su accionar y la muerte de fauna del cauce”, puntualizaron desde la Seremi.

No obstante, en consideración que el presidente del comité de regantes Los Llanos, Edgardo Solar, denunció que “hay miles de peces muertos. Coipos que pierden el pelaje como si estuvieran quemados con ácido”, se inició un Sumario Sanitario por faltas al Protocolo de Exposición de Trabajadores a Plaguicidas al responsable del huerto.

Además, durante las próximas jornadas se solicitarán antecedentes al Servicio Agrícola Ganadero SAG, quienes habrían tomado muestras de las especies para dictaminar qué estaría causando la repentina y extraña muerte de las especies.

HASTA LA ÚLTIMA INSTANCIA

Valorando que la Seremi y otras autoridades se apersonaron y vieron los salmones descongelados para hacer los análisis, Solar reiteró su preocupación pues “son miles de peces”, por lo que adelantó que seguirá agotando todas las instancias posibles para llegar hasta el fondo del asunto.

“Voy a ir a la fiscalía a denunciar a la justicia ordinaria durante la semana insistentemente”, aseguró Solar.

De todas formas y, pese a la mala experiencia con los servicios públicos que “por más de 10 años ven los salmones morir y aún no hacen nada”, el presidente aseveró que “tomará el toro por las astas”, para salvaguardar a la gente que usa esta agua para su consumo personal.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes