suscríbete al boletín diario

Comunas

San Rosendo incrementa su patrimonio cultural con mural de destacado artista

El connotado muralista Alejandro “Mono” González fue parte de un inmenso proyecto de muralismo en la cara exterior del Edificio Consistorial, por calle Vallejos esquina Ibieta; edificio que alberga al municipio de San Rosendo, incrementando así el capital cultural de la comuna.


 Por La Tribuna

12.4

“Mono” González es ampliamente reconocido por sus trabajos pictóricos cuya temática social, donde se destacan las labores cotidianas de obreros, campesinos y mineros, en coloridas obras en dos dimensiones que no sólo han quedado plasmadas en distintos puntos del país, como es el caso de San Rosendo, sino que en países como Argentina, China, Francia, España, Ucrania e Italia.

Cabe mencionar que este proyecto fue en conjunto con los vecinos, quienes tuvieron la oportunidad de compartir con el artista y de participar en este proyecto que se realizó colaborativamente gracias al convenio del municipio con ProCultura, una fundación con presencia en 10 regiones del país, que se encarga de la conservación del patrimonio tangible e intangible, teniendo una vasta experiencia sobre conservación de iglesias en Chiloé. Rabindranath Acuña en conversación con la Tribuna cuenta acerca del proyecto: “firmamos un convenio este año para llevar adelante una serie de iniciativas que nos permita poner en valor lo que está ocurriendo en San Rosendo. Postulamos a un par de proyectos a nivel regional y tenemos uno asignado por 20 millones de pesos por el Gobierno Regional y esto nos va a permitir que, durante el 2020, los vecinos de San Rosendo puedan apreciar y disfrutar de obras teatrales y otras iniciativas que tienen que ver más con lo pictórico.”

En medio del contexto de agitación social que estamos viviendo en el país, cabe mencionar que es la industria del turismo una de las más afectadas ya que el impacto de la baja en las reservas no ha dejado a nuestra provincia exenta de sufrir los efectos de esta crisis; sin embargo, es un hecho que el patrimonio cultural, así como las actividades de estas características que sirven de esparcimiento, a la vez que de estímulo para la imaginación y la convivencia, son uno de los puntos anclas para la reactivación de, no sólo de la vida social y del hermoseamiento de los espacios públicos, sino que también alimentan la curiosidad de los turistas, sirviendo de motivación para visitar los espacios que tienen ofertas culturales de este tipo. Y es justamente lo que se pretende como objetivo ya que en la construcción del tren corto a Laja, la idea es ir estableciendo hitos diversos de índole cultural para que la experiencia de aquel tránsito se convierta en una experiencia gratificante, nutritiva e interesante para todos los pasajeros. Una experiencia inolvidable.

Respecto del financiamiento de este mural en particular, Acuña señaló que este proyecto fue posible “Gracias a proyecto de Sernatur, a través de fondos FNDR de Cultura, denominado ‘Turismo ferroviario’ del Gobierno Regional del Biobío y la ejecución de Fundación Procultura”.

Alejandro “Mono” González, una eminencia en nuestra provincia:

González recibió un recuerdo realizado por el artista local Cholo Cuevas

Alejandro González se formó en la Escuela Experimental Artística de Santiago, que funcionaba en el Ministerio de Educación, donde se especializó en pintura. Tuvo como profesores a Fernando Marcos y a Osvaldo Reyes, que habían sido ayudantes de pintores como Siqueiros, Orozco y Rivera en México. Posteriormente estudió Diseño Teatral en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile.

De la trayectoria de Mono González se pueden destacar varios hitos y es difícil privilegiar información respecto de este artista. Trabajó en codo a codo junto a otro grande de la pintura chilena: Roberto Matta, en coordinación con la Brigada Ramona Parra y habitantes de la comuna de La Granja pintan el mural “El primer gol del pueblo chileno”.

Inmediatamente luego de la finalización de la construcción del Hospital del Trabajador de Santiago a cargo de la Asociación Chilena de seguridad en 1971, entra en concurso la elaboración de un mural decorativo para el hospital; de las 15 postulaciones recibidas, miembros de la Brigada Ramona Parra (entre ellos el Mono González) pintan el mural Sin título, entregado a la comunidad en 1972.

Además, ha trabajado en escenografías para comerciales de televisión, películas y teatro. Fue jefe de Pintura Escenográfica en el Teatro Municipal durante la década del 80, levantando los fondos de obras como Don Quijote y Romeo y Julieta. Estuvo a cargo de los paisajes urbanos de películas como Machuca, La frontera y La fiebre del loco, La lección de pintura, e incluso los escenarios de la franja del No.

Finalmente, no podemos dejar de mencionar que Mono González es el autor de la obra “Vida y Trabajo: los ojos y las manos del esfuerzo”, uno de los murales de mayor longitud en nuestro país, ya que cuenta con casi 700 metros cuadrados y 223 metros lineales, de superficie y se encuentra ubicado en la Estación Parque Bustamante de la Línea 5 del Metro de Santiago de Chile. También es cofundador de la Galería Taller del Mono, ubicada en el Barrio Franklin.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Arte urbano BiobíoBRPMono GonzálezNoticias de BiobíoNoticias de San RosendoRabindranath Acuña

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes