viernes 22 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Comunas

Mulchenina envía carta a Primera Dama porque no quiere quedar en el olvido como miles de adultos mayores

Amada Gallegos, de 77 años, tras padecer un accidente en la vía pública explica que fue parte de una serie de negligencias que quiere dar a conocer, puesto que para ella su situación refleja a otros miles de su edad.


 Por Marcela Vidal

WhatsApp Image 2019-11-07 at 18.16.35

No quiere guardar en silencio -como otros- su situación, ese es el argumento de Amada Gallegos Gallegos, vecina de Mulchén, quien a sus 77 años relató que envió una carta a la primera Dama Cecilia Morel debido a que su caso representa a miles de adultos mayores que cada día son víctimas de las irregularidades de un sistema que los tiene en el olvido.

Si bien los argumentos del descontento de esta mujer tienen una clara explicación por diversas situaciones que la aquejan, entre ellas su pensión, a pesar de ser docente jubilada, la máxima molestia la vivió luego que sufrió un accidente: fue atropellada en agosto del presente año y desde entonces declara sentirse en una pesadilla que parece no terminar.

Sobre su historia explicó que “el 29 de agosto sufrí un accidente con lesiones graves producto de un atropello en la vía pública, fui atendida de urgencia en Los Ángeles y me diagnosticaron fracturas en el tórax con la región lumbar sacra y la pelvis en la zona izquierda y derecha”.

Situación compleja para esta mujer debido a que tuvo que enfrentar sola este periodo, siendo trasladada hasta el recinto asistencial de Mulchén.

Allí pasó 25 días con reposo de carácter absoluto, sin poder mover sus extremidades, debido a este accidente que para ella significó un cambio de vida radical a su edad, donde fue atendida por diversos médicos que evaluaron su situación.

Posterior a esto, el día 23 de septiembre acudió a control médico nuevamente a la unidad de Los Ángeles, con diagnóstico que a su parecer no garantizó su óptima recuperación.

“En todo este proceso, mi medicación consistió en analgesia vía endovenosa, que fue suspendida después de un tiempo y el kinesiólogo de este centro, José Luis Ulloa, aplicó TENS sólo una vez y en dos oportunidades movió mis piernas. Me indicó que tras las terapias podría ponerme de pie”.

Con el paso de los días, asistió a una nueva atención en la capital provincial, donde se evaluaron las fracturas de la afectada y donde el doctor Francisco Mahaluf realizó la revisión que para Amada, según consideró, no fue en profundidad.

Tras la revisión de las radiografías se llevó a cabo la orden de atención con el traumatólogo, la que debía ser efectuada por ella y algún acompañante.

“Al llegar a la sala común del hospital de Mulchén, se presentó una enfermera, quien me anunció que debía irme a mi domicilio, pues la orden emanada por el doctor Mahaluf se cumplía en ese mismo instante y agregó que no había ambulancia para el traslado”, manifestó la afectada.

SITUACIÓN SE VOLVIÓ GRAVE

En medio de esta situación la afectada declaró que luego de dicho proceso y de ser dada de alta, expresó a la enfermera la petición de quedarse una noche más en el recinto, lo que fue denegado por personal de las dependencias.

“Yo vivo sola y durante un mes mi casa estuvo sola, húmeda y me trasladaron de la peor manera, me llevaron en silla de ruedas y posteriormente me alzaron para subirme a un vehículo”, en medio de esto agregó que “se me retiró lo que me habría permitido seguir de forma particular con analgesia, no se entregaron medicamentos para el dolor y firmaron el alta corriendo el riesgo de provocarme una nueva fractura”, sentenció Amada.

CARTA PARA DAR A CONOCER UNA SITUACIÓN COMPLEJA

Así, esta mujer jubilada de docente, quien hoy vive con una pensión de 170 mil pesos, decidió redactar una carta a la Primera Dama Cecilia Morel, donde manifiesta que su misiva se basa en los programas de gobierno donde se resaltaba el privilegio, trato digno y la defensa a los adultos mayores.

En medio de estas líneas Amada expone que “Si a mí, una docente mayor con cultura suficiente que la coloca a la altura de cualquier profesional, se me ha sometido a tan dolorosa vejatoria experiencia, cabe preguntarse: ¿Cómo opera este servicio Público, con la gente humilde que acude a diario y por necesidad a un hospital?”.

Es por ello, que en dichas líneas la mujer quien hasta el día de hoy se encuentra con asistencia que ella ha decidido pagar para una vida más diga en este trance agregó que dichas situaciones generan a los usuarios un sentir de mendigo y pordiosero en la atención que merecen todos los chilenos.

“Quiero que conozca la realidad, donde se discrimina y no se atiende como corresponde, me atendieron médicos que no conozco, fueron actos terribles. A nosotros los adultos mayores nos tratan terrible, no he recibido ayuda de quienes me atropellaron y este no es el trato que se manifestó en el programa de Gobierno, por ello extiendo esta carta”, declaró la afectada a Diario La Tribuna.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes