lunes 23 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Comunas

Fuera de Protocolo: “Actividad física e hidratación”


 Por Gonzalo Meller

WhatsApp Image 2019-06-06 at 18.44.43

Con respecto a la hidratación y ejercicio es bueno conocer lo siguiente.

El agua es el componente principal de los seres vivos. De hecho, es posible vivir meses sin alimento, pero sólo se sobrevive unos pocos días sin agua. El cuerpo humano tiene un 75% de agua al nacer y cerca del 60% en la edad adulta. Aproximadamente el 60% de esta agua se encuentra en el interior de las células (agua intracelular). El resto (agua extracelular) es la que circula en la sangre y baña los tejidos.

NECESIDADES DIARIAS DE AGUA

Es muy importante consumir una cantidad suficiente de agua cada día para el correcto funcionamiento de los procesos de asimilación y, sobre todo, para los de eliminación de residuos del metabolismo celular.

Necesitamos unos tres litros de agua al día como mínimo, de los que la mitad aproximadamente son obtenidos de los alimentos, y la otra mitad debemos conseguirla bebiendo.

Por supuesto, en determinadas situaciones o etapas de la vida estas necesidades pueden aumentar considerablemente.

El agua posee propiedades térmicas ya que contribuye a mantener la temperatura corporal constante, especialmente durante la práctica de un ejercicio prolongado en un ambiente caluroso y húmedo.

¿CÓMO HIDRATARSE?

La correcta hidratación según la guía “Alimentación, nutrición e hidratación en el deporte”, realizada por quienes practican cualquier actividad deportiva, lo deben hacer en las siguientes tres fases:

Antes del ejercicio: Se recomienda una ingesta de unos 400-600 ml de agua o bebida deportiva 1-2 horas antes del ejercicio para comenzar la actividad con una hidratación adecuada. Esto permite un menor aumento de la temperatura central corporal del deportista y disminuye la percepción del esfuerzo.

Durante el ejercicio: Los deportistas deben empezar a beber pronto, y a intervalos regulares con el fin de consumir los líquidos a un ritmo que permita reponer el agua junto a los electrolitos perdidos por la sudoración y a mantener los niveles de glucosa en sangre.

Después del ejercicio: La reposición de líquidos después del ejercicio es fundamental para la adecuada recuperación del deportista y debe iniciarse tan pronto como sea posible.

Axcel Luhr Rauch

M. Sc. Cs. De la Actividad Física, Salud y Deportes.

Unicamp/Brasil

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes