suscríbete al boletín diario

Comunas

El renacimiento de Monte Águila

Su herencia agrícola no ha muerto. Varios clubes de huasos y sus medialunas para rodeos y juegos ecuestres testimonian la tradición.


 Por La Tribuna

25-01-2019_23-10-441__16.2.jpg

Monte Águila no tiene carta oficial de fundación. Sin embargo, ahí está, con más de seis mil vecinos y su raigambre agrícola, renaciendo ahora con vitalidad, luego de un letargo de varias décadas, en el que entró cuando dejó de funcionar el servicio de trenes, en particular el ramal que la unía con Polcura. Su herencia agrícola no ha muerto. Varios clubes de huasos y sus medialunas para rodeos y juegos ecuestres testimonian la tradición. Hoy, ese renacimiento va de la mano de variadas y significativas obras públicas impulsadas por el municipio, con financiamiento del gobierno regional y ministerios, así como con la inversión privada. El hito más reciente es la inauguración de un stripcenter, instalado por un inversionista local, que incluye un apart hotel, una bencinera, un moderno gimnasio, restaurante y otros locales comerciales. Está en construcción el proyecto municipal de la ciclovía de siete kilómetros, que la unirá a Cabrero, la más larga de la Región del Bío Bío.

 

Monte Águila se prepara para revivir desde el 1 de febrero una de sus tradiciones, el Verano monteaguilino, que es apoyado por la municipalidad, para ofrecer una semana de recreación comunitaria con las competencias de las alianzas, culminando con el carnaval y la coronación de la reina del verano 2019, el domingo 10 de febrero. En lo musical, junto a grupos locales, destacarán en esas noches estivales los espectáculos de la Sonora Malecón, Mega puesta, Ojos de Luna, Mario Guerrero, El “Pollo” Fuentes, Felipe Caballero, Revelación Tropical, Amanecer Tropical y la Banda Suite.

 

SU RAÍZ CAMPESINA

 

Nacida de la intensa vida agrícola que se acentuó en el siglo XIX, la etnia coyunche fue desplazada, para generar enormes cultivos y una intensa producción ganadera. La extensión de la red ferroviaria al sur, acentuada desde fines de ese siglo, tuvo su hito más notable en la elección de Monte Águila como inicio del tramo relevante del megaproyecto del ferrocarril trasandino, que uniría Talcahuano con Bahía Blanca, conectando los océanos Pacífico y Atlántico. Monte Águila, desde 1905, se transformó en punto de partida del ramal de 72 kilómetros que lo unió con Polcura. De un centenar de vecinos a principios del siglo XX, llegó a tener unos tres mil habitantes en los años 60, su época de gloria. No se completó ese megaproyecto, pero durante ocho décadas, la vida monteaguilina giró en torno al ferrocarril y el comercio, tanto de la línea central como del ramal. En los años 80, se acabó todo y comenzó el letargo.    

 

La decadencia llevó incluso a su comunidad al sueño de transformarse en comuna. Veían como Cabrero se modernizaba y su localidad seguía estancada hoy, el ánimo es distinto. Impactó el 2015 la inauguración de su cajero automático, larga aspiración ciudadana. Fue la partida de una serie de proyectos de modernización. Hace una semana, se dio inicio a la remodelación completa de la Sala de las Artes y la Cultura. Es un proyecto municipal más, que se suma a la construcción de tres sedes comunitarias, la remodelación integral del Estadio –el único de carácter municipal con pasto sintético- la construcción de veredas con césped, la remodelación completa de su plaza, el cambio completo de iluminación pública a luminarias led y el nuevo Cesfam, entre otros proyectos. Pronto se construirán un patinódromo y una piscina pública.   

 

LAS TRADICIONES

 

En el entorno de Monte Águila, la actividad forestal sigue avanzando, pero no cede su actividad agrícola, tal como lo marca su historia desde la época de la Colonia. Sin duda, la pasión por los caballos se enlaza con aquel tiempo en que los conquistadores fundaron Yumbel, primero con un fuerte y luego con una activa ciudad colonial. Los caballos, durante siglos, fueron usados para el trabajo agrícola y el transporte.

 

Hoy, los clubes de huasos de Monte Águila guardan esas tradiciones, participando activa y entusiastamente en todos los eventos y también organizando sus propios rodeos y juegos ecuestres, al cual invitan a clubes de Cabrero y de otras comunas cercanas. La tradición sigue presente, por ejemplo, en la celebración masiva de la Cruz de Mayo, con una fiesta costumbrista organizada por el Municipio ese mes, que incluye cabalgatas y paseo nocturno de la Santa Cruz por las calles de la localidad.En verano, también hay cabalgatas familiares, rememorando aquella costumbre de la zona.

 

Su plaza remodelada integralmente el 2016, con un proyecto municipal financiado por el Ministerio de la Vivienda y Urbanismo, recuerda la unión de siempre de Monte Águila con el campo y la actividad ferroviaria. Diseñada con participación de la ciudadanía, recuerda esa tradición ferroviaria con varios hitos. Allí se desarrollará la gran jornada veraniega, con sucesivas noches de música, canto y baile, del Verano monteaguilino, organizado por la Municipalidad. El alcalde Mario Gierke, nacido y criado en esta localidad, muestra su orgullo por este renacimiento, reconociendo la firme y potente identidad de sus habitantes, que no olvidan el pasado, manteniendo tradiciones, pero se integran con alegría y satisfacción a los adelantos que les trae la modernidad. 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes