lee nuestro papel digital

Cartas

Testamento espiritual del papa Benedicto XVI


 Por P. Pedro Mieres - Pastene Párroco Fátima

Señora directora

Al concluir el año 2022, dentro de la octava de navidad, para nosotros los católicos es la celebración durante ocho días de la navidad, el día de 31 de diciembre a las 9.34 am. -hora de Roma-falleció el papa emérito Benedicto XVI. El cinco de enero este humilde servidor de la viña del Señor fue sepultado en la cripta bajo el altar de la Confesión, cerca de la tumba del primer papa, el Apóstol San Pedro.

Este humilde y afable papa, lejos de la caricatura que muchas veces se ha trazado de él, nos ha dejado un testamento espiritual que resume su búsqueda contante de una dialogante relación entre fe y razón. Prestando un gran servicio a la posmodernidad, ayudándole a descubrir que fe y razón no son realidades rivales, sino que pueden colaborar dando certezas al ser humano que parece diluirse en el presente, que cada vez es más propenso a olvidarse de Dios y del valor sagrado de la vida humana.

Desde esa perspectiva la invitación del papa Benedicto en su Testamento Espiritual es un llamado a mantenerse firmes en la fe, la que se basa en el encuentro con Jesucristo que cambia la vida y abre a la esperanza en medio de la inseguridad presente (cf. Spe Salvi nn. 2 y 3), encuentro que permite dar testimonio con alegría de la fe. La fe enriquece a la sociedad y ayuda a entender la libertad humana en un horizonte que se asienta en una certeza (cf. 1Pe 3,15).

Le agradezco la oportunidad de publicar esta breve reflexión sobre el querido papa Benedicto XVI de feliz memoria.

P. Pedro Mieres Pastene

Párroco Fátima


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes