lee nuestro papel digital

Cartas

Día mundial sin tabaco


 Por Pía Bustamante Barahona. Académica de Enfermería Universidad San Sebastián

Señora directora:
El martes 31 de mayo se celebra el Día Mundial sin Tabaco, fecha que permite concientizar sobre la importancia de la prevención del tabaquismo, tema que con la pandemia se ha dejado de lado.
El conocimiento de todos los efectos negativos que causa el tabaquismo no ha bastado para disminuir su prevalencia, la cual, según cifras entregadas por la OMS, asciende a más de 8 millones de personas fallecidas a causa del tabaco cada año. En Chile la cifra es alarmante, pues su prevalencia en los estudiantes secundarios es la más alta de Latinoamérica, con 23,7%, siendo 13 años la edad promedio de inicio de consumo.
El humo del tabaco contiene más de 4.000 sustancias químicas y se asocia a muchas patologías y síntomas, entre ellos, doble riesgo de padecer un evento cardíaco mortal y riesgo aumentado entre 15 a 30 veces de padecer cáncer de pulmón. A esto se suma el riesgo aumentado de presentar Enfermedad Obstructiva Crónica (EPOC), entre otras muchas consecuencias.
¿Será que se ha hecho lo posible como país para reducir su consumo? ¿El hecho que la industria del tabaco maneje grandes sumas de dinero es un obstáculo para la ejecución de políticas públicas efectivas en esta área? La educación desde edades tempranas, intervenciones comunitarias, rotulación de las cajetillas y límites legales para la venta han probado ser medidas insuficientes, por lo que se deberían considerar otras aún más radicales, por ejemplo, alzas en los impuestos al tabaco, aumentos en las reglamentaciones frente a los cigarros mentolados, disminución de la asequibilidad de estos productos y una participación más activa por parte del Ministerio de Salud en la materia.
Pía Bustamante Barahona
Académica de Enfermería Universidad San Sebastián


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes