lee nuestro papel digital

Cartas

Día del Síndrome de Down


 Por Prensa La Tribuna

Señora directora

Una de las cosas positivas que la pandemia nos ha obligado a mirar en el contexto escolar, son las diferencias que existen entre unos y otros, niños y niñas, para aprender. Para algunos, el sistema online no provocó cambios en su avance escolar, sin embargo, para otros causó grandes brechas en su proceso de adquisición del mismo. 

Los niños con Síndrome de Down por mucho tiempo han sido estigmatizados como los más “lentos” en sus procesos de aprendizaje y, quizás esto no es lo erróneo, sino más bien es lo que debemos como sociedad aprender a atender. Se hacen necesarias, por tanto, no solo políticas públicas transversales de inclusión escolar, sino que junto a ello facilidades y alicientes adecuados para el personal educativo que promuevan estrategias pedagógicas facilitadoras, extraordinarias y promotoras del aprendizaje, más allá del currículo. 

Estamos en deuda como sociedad, no solo considerando los derechos hacia las diferencias en la población infanto-juvenil, sino que también de la aceptación universal que el aprehender va más allá de saber de memoria un contenido, es adaptarnos y aceptarnos  desde estas características que nos son particulares y convivir potenciándonos unos a otros en lo que mejor sabemos hacer, crear, disfrutar o compartir.

Las diferencias son las que nos hacen individuos, pero también las que no enriquecen nuestro entorno y vivencia en todos los planos. 

Claudia Figueroa León

Académica Facultad de Ciencias de la Rehabilitación U. Andrés Bello

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes