lee nuestra edición impresa

Cartas

Acusación


 Por Pilar Lorenzoni

Señora directora:

Debido a las acusaciones de acoso sobre el candidato Gabriel Boric, es necesario precisar ciertos puntos.

Si bien la funa puede ser comprendida desde una arista emocional como una medida desesperada por parte de la víctima ante un sistema judicial que no cumple la pronta resolución a sus afecciones, es a su vez una fuerte demostración del rompimiento garantista personal.

Por un lado, se quiebra la presunción de inocencia consagrada en nuestra Carta Magna, al emitir como cierto hechos que aún no han sido probados.

Por otro lado, vulnera el debido proceso, toda vez que el acusado no posee siquiera la oportunidad de exponer su versión de los hechos y generarse una instancia de rendición de pruebas.

Por último, el juez es reemplazado por miles de usuarios que, desde la comodidad de sus casas, sin la investidura de tercero imparcial, condenan sin los elementos suficientes para hacerlo.

No se trata de izquierdas o derechas, se trata de lograr una igualdad ante la ley, donde no haya impunidad ni tampoco culpables antes de tiempo.

Pilar Lorenzoni, Fundación para el Progreso

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes