suscríbete al boletín diario

Cartas

La providencia de Dios se hace presente cada día


 Por Hno. Juan Alberto Daza Jara, fdp Director

CARTA DEL HOGAR DON ORIONE

Señora directora:

Si bien como sociedad aún no le damos el valor de tener ancianos entre nosotros, a pesar de que en ellos está la historia, los cimientos de lo que somos, los seguimos olvidando, y muchas veces los hacemos invisibles, el Papa Francisco nos recuerda: “Los ancianos son una riqueza, no se pueden ignorar”, es lo mismo que ocurre con tantos hermanos nuestros más desposeídos y otros que han llegado a nuestro país en busca de mejores condiciones de vida, en medio de una sociedad utilitarista y del descarte, resuena la voz del Papa que nos invita a reflexionar y a actuar.

Hoy con mucha alegría y gratitud, queremos agradecer a todas las personas que se sienten cercanas y comprometidas con nuestra obra, el Hogar de Ancianos “Don Orione”, que no es obra nuestra sino de Dios, y responsabilidad de todos.

No quisiera dejar pasar los mínimos y grandes gestos que se convierten en obras de amor y que desde la fe llamamos la “Divina Providencia” que se hace presente cada día en nuestro hogar, y que no es otra cosa que la manifestación del gran amor de Dios por sus hijos, de manera especial por los más necesitados y la ocupación para que a ninguno le falte lo necesario para vivir de manera digna. Don Orione, nuestro padre fundador, dice que “todo es grande, cuando es grande el corazón que lo da”, es decir no importa lo que entreguemos, sino más bien cómo lo hacemos

Hoy queremos agradecer a cada uno de los bienhechores, sea en el hogar de ancianos, como en otras instancias parroquiales y lo personalizamos en el señor Juan Antonio Rebolledo Campos, líder provincia Bío Bío, “Desafío Levantemos Chile”.

A la Federación Nacional de remolacheros (Fenare) de la provincia, liderados por don Jorge Guzmán Acuña y don José Miguel Stegmeier Schmidlin, quienes entregaron una valiosa donación en azúcar para el hogar de ancianos y también para “Caritas” que lidera las obras sociales de nuestra diócesis, acción coordinada por el P. Gustavo Valencia Aguilera, fdp. Religioso de Don Orione y actual Párroco de la Parroquia Nuestra señora del Perpetuo Socorro, él fiel al espíritu del fundador se preocupa por buscar apoyo y ayuda para tantos hermanos necesitados, especialmente en medio de esta pandemia, con un comedor abierto, que entrega almuerzos y también acompañando a un grupo de emigrantes en nuestra ciudad.

Al señor Cristian Ortega Llanos, de “Bodecenter” por su apoyo con maquinarias para realizar trabajos en el hogar y junto a ellos, tantos amigos y bienhechores que cada día están preocupados del bienestar de los abuelitos y abuelitas del hogar.

En estos tiempos difíciles que no toca vivir, es el momento oportuno para salir de nosotros mismo y pensar en los demás y en cómo ayudarlos. Invitamos a todos los angelinos y angelinas a hacer vida y testimoniar con nuestras vidas que “hay más alegría en dar, que en recibir”.

Pedimos a Dios, les recompense el cariño y entrega como sólo él lo puede hacer.  Con la gratitud de siempre,

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes