suscríbete al boletín diario

Cartas

Tiempo de espera


 Por La Tribuna

Señora directora

Llevamos casi 3 meses desde el inicio de emergencia sanitaria, donde como nunca se vieron a la luz pública las deficiencias de varios servicios públicos y privados. Uno de los sectores que mostraron la mayor cantidad de deficiencias fue el Banco Estado, también denominado el Banco del patito. No es secreto que gran parte de los adultos mayores del país se pagan de sus pensiones por medio de dicho Banco, es más, la mayoría de los beneficios del Estado en el marco del Plan Covid se concretaron por medio de transferencias a cuentas en dicho Banco, por la CuentaRut. Pero no es prudente que hoy tengamos a muchas personas, en especial adultos mayores, que todos los días deben hacer filar eternas, de más de 4 horas, exponiéndose al frío del invierno y al riesgo latente del contagio del Covid.

Mi madre que es tercera edad hace 3 semanas, siendo precavida visitó una sucursal del Banco del Patito, llego a las 8:30 am y se desocupó recién a las 13 horas, pues el bloqueo por no uso de su clave de internet no se podía solucionar vía web o telefónicamente y requerían su presencia física en el Banco. Hoy tenemos directores de dicho Banco muy bien pagados con recursos indirectamente públicos, quienes deben velar también por las mejoras del Banco y sus servicios, pero que lamentablemente no han cumplido con su deber. Los servicios indispensables deben dar facilidades a las personas, especialmente a los adultos mayores que se encuentran en cuarentena obligatoria, pues no queremos ver más imágenes como la de un adulto mayor de 84 años, que debió llevar a su madre de 104 años al Banco Estado, pues no le solucionaron el problema vía telefónica.

Matias Osses Muñoz

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes