lee nuestro papel digital

Agroforestal

Producción de ganado Wagyu en Chile ha disminuido a pesar del aumento del consumo en el extranjero

En la actualidad, casi el total de las cabezas de ganado producidas que correspondan a esta categoría son destinadas a los mercados extranjeros que consumen este producto.


 Por Jorge Guzmán B.

pm 4 0610
La calidad que alcanza la carne de estos animales probablemente no se lograría en otras razas a pesar de contar con dietas especiales implementadas durante periodos prolongados.

Un dirigente gremial de los productores de ganado para carne de vacuno explicó que el desarrollo de esta raza en Chile ha permitido contar con un producto de calidad de exportación, gracias a las características genéticas y a los sistemas de alimentación empleados durante la engorda.

El presidente de la Federación Gremial Nacional de Productores de Ganado Bovino, Ignacio Besoain, dijo en conversación con diario La Tribuna que “esto tiene que ver con una raza específica. El Wagyu es una raza de origen oriental, básicamente de Japón, y en nuestro país, gracias al manejo genético, se puede producir ganado con esas especificaciones”. “La genética de este animal, lo que permite, a través de un sistema de alimentación forzado, es una infiltración y una cobertura de grasa por sobre lo tradicional que se logra con una raza normal de carne”, explicó el dirigente gremial. El vocero del conjunto agroalimentario indicó que “incluso se miden los grados de marmoleo para ver el nivel de calidad que tenga el Wagyu, y sobre ciertos niveles de marmoleo ya es catalogado como wagyu, más allá incluso de la raza”.

PROPIEDADES DEL GANADO WAGYU ENTREGAN MEJOR CALIDAD DE CARNE

El representante de Fedecarne agregó que “desde el punto de vista productivo, es un sistema que genera un periodo más largo de lo que normalmente toman otros, porque al animal le entran más kilos, superando los 700 kilos. Se hace una ración en base a distintos tipos de suplemento, básicamente en base a grano húmedo, que tiene que darse hacia el periodo final de engorda”. “Los periodos de recría y crianza son muchos a pasto y ya desde muy temprana edad se empieza a suplementar para en el último periodo darle raciones de engorda final”, detalló Besoain. El vocero de los productores de ganado bovino de Chile destacó el hecho de que “la raza Wagyu permite que, teniendo un buen sistema de engorda, se obtenga un producto final completamente distinto a una raza de carne pura, como un Angus o un Hereford”.

“Los niveles de infiltración y marmoleo que se logran en esta raza en específico, probablemente no se logran en otras razas por mucho que se tengan dietas especiales durante tiempos prolongados”, analizó el coordinador de la Federación Gremial Nacional de Productores de Ganado Bovino. Ignacio Besoain indicó que “desde el punto de vista genético hay una diferenciación. Las raciones para alimentar a un Wagyu, sin embargo, no son muy distintas. La diferencia es la conversión de ese alimento en la carne”. “Actualmente casi la totalidad de la producción de Wagyu es exportación. Lo que queda en Chile es lo que no califica para exportación”, explicó el presidente de Fedecarne. El dirigente del órgano federado agregó que “el alto valor del producto final lo hace uno de bajo consumo aún y la compensación de la venta del animal es aún más complicada. Pocos cortes tienen mayor demanda, versus el resto de los cortes del animal”.

AUMENTA EL CONSUMO PERO BAJA LA PRODUCCIÓN

Respecto al mercado consumidor de Wagyu chileno en el extranjero, el encargado de la Federación Gremial Nacional de Productores de Ganado Bovino dijo que “ha crecido, sobre todo en el mercado europeo y hoy hay un mercado naciente, como el chino, que viene con una tasa de consumo de Wagyu importante, si bien es un mercado de nicho”. “La tendencia es que esto vaya aumentando, pero las tasas de crecimiento son lentas desde el punto de vista productivo y comercial. La masa ganadera en general en Chile ha ido disminuyendo”, contrastó Besoain. El presidente de la Federación Gremial Nacional de Productores de Ganado Bovino observó que “revertir una disminución de masa ganadera son procesos muy largos, que van a tomar varios años. Desde el punto de vista del Wagyu, que su tasa de crecimiento aumente o se mantenga no incidirá sobre el total”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
fedecarnefedecarne wagyuwagyuwagyu chile
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes