lee nuestro papel digital

Agroforestal

Lluvias de septiembre adelantan una temporada de producción frutícola más positiva

Las temperaturas más frías harán que el agua que ha precipitado y se ha acumulado a lo largo del año dure más tiempo, lo que permitirá cosechar entre febrero y marzo con buenas condiciones del producto agrícola.


 Por Jorge Guzmán B.

am 1 0410
La caída de precipitaciones lava las sales del suelo, por lo que se espera que esta temporada se cuente con buena vegetación, y por lo tanto, una positiva calidad de fruta.

Un dirigente gremial de los productores de fruta en Chile analizó los efectos de las lluvias, que han marcado el mes de septiembre, explicando que la lluvia beneficia a la producción frutícola, al permitir que los árboles cuenten con el recurso mientras el producto se gesta en sus ramas, aumentando las reservas de agua para riego que las precipitaciones actuales ayudan a incrementar.

El presidente de la Federación Nacional de Productores de Fruta de Chile, Jorge Valenzuela, explicó a diario La Tribuna que “las lluvias tienen efectos negativos en los frutales en dos periodos: En la floración, donde puede producir problemas de cuaja o el ingreso de enfermedades, muchas lluvias encuentran a los productores sin sus programas fitosanitarios cubiertos y dejan un problema”. “Otro periodo donde es perjudicial es la pre-cosecha o cosecha, que dependiendo del frutal y de la variedad se pueden producir problemas de partidura. Hay cerezas que son más sensibles a este fenómeno pero hoy se están ocupando variedades más resistentes”, agregó el dirigente del gremio. El vocero del órgano federado indicó que “en algunos arándanos o cerezas las lluvias pueden generar algún grado de pudrición o partidura que disminuya la calidad de exportación”.

PRECIPITACIONES Y TEMPERATURA AUMENTA EL RECURSO HÍDRICO

Valenzuela dijo que las precipitaciones afectan a distintos frutales “tanto en floración como en cosecha. Después de la floración hay un periodo de “protección” donde no le pasa nada al fruto. Con las lluvias, sin embargo, vienen las heladas y este año, en todas las regiones, el clima ha sido más frío, lo que hace que algunos eventos se retrasen”. “También las heladas botan algunos frutos, pero eso se ve caso a caso. No pasa en todas las frutas ni en todas las zonas”, añadió el representante de Fedefruta. El coordinador del conjunto agrícola nacional se refirió también al efecto de la lluvia en los trabajos de campo que se gestan alrededor de la producción frutícola nacional: “si te llueve mucho obviamente se atrasarán, pero en general no ha sido la condición, sino que, dependiendo de la región, las lluvias han sido moderadas. Lo que me llama la atención es lo fría que ha sido la primavera”.

“Hasta el minuto y por suerte, no hemos tenido heladas, pero ha sido más fría, lo que obliga a ir monitoreando la calidad de la fruta”, dijo el presidente de la Federación Nacional de Productores de Fruta de Chile. Jorge Valenzuela se refirió también al contraste de estas lluvias, que estuvieron por sobre “el promedio que veníamos arrastrando los últimos 10 años, y que esté más frío ahora es bueno porque significa que habrá agua disponible hasta más tarde, lo que permitirá cosechar la fruta de febrero y marzo con buenas condiciones”. “Este es un año muy positivo, con una primavera helada. Aún se ve la cordillera con agua en todos lados, lo que da una cierta sensación de tranquilidad en torno a este ítem”, observó el dirigente de Fedefruta con respecto a uno de los principales insumos para la producción en los campos nacionales.

TEMPORADA DE FRUTALES SE ADELANTA POSITIVA DEBIDO A LLUVIAS

El dirigente del órgano federado puntualizó que el caso es distinto cuando se da “lluvia en periodo de cosecha o más tardías, eso nunca se sabe, pero esperemos que no, porque en el caso de algunos frutales como la uva de mesa, un segundo año con lluvias tardías sería catastrófico”. “Este año que ha llovido más, en general, como veníamos con mucha sequía, la sequía hizo que los suelos se salinizaran, produciendo un estrés a los árboles frutales”, explicó Valenzuela ahondando en las particularidades de esta temporada. El presidente de la Federación Nacional de Productores de Fruta de Chile indicó que el efecto de las precipitaciones registradas durante el último tiempo tiene, por lo tanto, buenos efectos sobre los cultivos de estación: “con estas lluvias todas esas sales se lavan, por lo que en general se espera como consecuencia que la vegetación se exprese de buena manera, cuando pare el frío, haciendo que la calidad de la fruta mejore”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
Fedefrutalluvia biobiolluvias en produccion fruticolapresidente fedefrutaproduccion fruticola chile
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes