lee nuestro papel digital

Agroforestal

Experto: Baja oferta de mano de obra para faenas del campo obligará a cambiar modelos productivos

Además, especialista de la UdeC hizo notar que las temporadas de cosecha, que atraen a una lata población flotante, obligan a algunas comunas a generar situaciones de habitabilidad para las cuales algunas no están preparadas.


 Por Jorge Guzmán B.

pm 3 1409
Algunos agricultores invierten sus recursos en tecnología para realizar las distintas tareas del campo, frente a la imposibilidad de conseguir colaboradores que permitan llevar adelante sus faenas.

La disminución de la mano de obra para labores agrícolas ha obligado a los productores del campo chileno a aumentar la oferta de salarios para estos trabajadores, afectando la rentabilidad de los negocios y obligando a tecnificar actividades que comúnmente eran intensivas en el uso de operarios.

Así lo comentó el docente del Departamento de Gestión Empresarial del Campus Los Ángeles de la Universidad de Concepción, Jorge Sandoval, al referirse a la incidencia en los costos de producción que tiene el aumento casi permanente de los sueldos para la mano de obra del sector agrícola.

“En forma generalizada, no tenemos una alta e intensiva incorporación de tecnologías de producción como maquinarias y equipos de alta sofisticación, por lo que en alguna zonas del país el uso de la mano de obra sigue siendo intensivo”, indicó el economista en entrevista con La Tribuna.

El académico explicó que “es conocido que en Chile existe la intención de las autoridades, sobre todo las actuales, de ir subiendo en forma periódica el ingreso mínimo, que desde el 01 de agosto se situó en 400.000 pesos”. “Pero este está sujeto a si este año la inflación supera el 7%, que lo vamos a superar con creces. De hecho las últimas estimaciones dicen que podríamos llegar a una inflación del 13% anual”, contó Sandoval.

BAJA DEMANDA DE LABORES AGRÍCOLAS

El analista agregó que “ya está fijado desde el 01 de enero que el ingreso mínimo llegaría a los 410.000 pesos. En el sector agrícola el costo de la mano de obra tiene una alta incidencia en el costo total de la actividad, al ser intensiva en el uso de la mano de obra”.

Además, añadió, “en muchas zonas del país es muy difícil encontrar mano de obra para trabajar en el sector agrícola, y en muchas regiones del país, sobre todo la VI región, han tenido que incorporar a muchos trabajadores extranjeros”.

Dicha situación se da, de acuerdo al docente, porque “la población chilena no quiere trabajar en el sector agrícola y eso obliga a ofrecer remuneraciones más incentivadoras para las personas que vayan a trabajar en el sector”. “Siendo una actividad intensiva en el uso de mano de obra, la agricultura se ve afectada por el aumento en el costo de las remuneraciones”, puntualizó.

Jorge Sandoval explicó que esta tendencia “son movimientos rotatorios de personas que están buscando una ocupación. Ya con las cifras de la economía chilena dadas a conocer por el Banco Central, el último Imacec y el último IPoM, se reconoce que este año vamos a vivir una recesión”.

“Esto se está dando a su vez a nivel mundial, basta ver las cifras de inflación de la economía norteamericana dadas a conocer recientemente”, sentenció el académico.

Sandoval comentó que debido a estos factores de la economía tanto global como nacional, “muchas personas que están trabajando hoy en otras áreas de la actividad económica van a encontrar empleo en la agricultura. Ahora de hecho se inicia todo el proceso de cosechas, sobre todo en especies de exportación”. “Lo que se genera son movimientos rotatorios de personas que residen en una determinada localidad y buscando oportunidades de empleo en el sector agrícola se empiezan a trasladar”.

TECNIFICAN DE OPERACIONES

El docente del Departamento de Gestión Empresarial del Campus Los Ángeles de la Universidad de Concepción agregó que “también se da la situación de las concentraciones de personas, que pueden ser trabajadores agrícolas chilenos o inmigrantes, generando bolsones de personas que a veces generan situaciones de habitabilidad para las cuales una comuna agrícola no está preparada”.

“Esto significa contar con pensiones, por ejemplo. Hay comunas preparadas porque saben que habitualmente en cada temporada de cosecha llegan personas foráneas, pero otras no”, comparó Sandoval. A su juicio, “muchas veces los agricultores con mayores recursos están incorporando tecnologías, porque les resulta casi imposible conseguir mano de obra. Hay una tendencia, sobre todo en la juventud, de desechar las tareas agrícolas”. “Ellos buscan mejores expectativas en otras áreas de la actividad que les reporte, trabajando la misma cantidad de tiempo, mejores remuneraciones, dejando la actividad agrícola de lado”, indicó Jorge Sandoval.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
economia chilemano de obra agricola biobiomano de obra agricola chilemano de obra chile
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes