lee nuestro papel digital

Agroforestal

Comercialización de carne disminuyó en comparación con años anteriores

Los efectos del aumento en el costo de la vida también han llevado a que se haya ingresado menos carne desde el extranjero al país y que se hayan faenado menos animales en el país.


 Por Jorge Guzmán B.

am 1 1209
Durante los últimos tres meses la demanda de carne se mantuvo a la baja, situación que se repitió también a principios del 2022, situación que contrasta con el activo mercado de 2021.

El presidente de la Federación Gremial Nacional de Productores de Ganado Bovino, Ignacio Besoain dijo que los niveles inflacionarios del país han disminuido la cantidad de carne que normalmente se comercializa previo a las celebraciones de Fiestas Patrias, sin embargo, agregó que el panorama político y productivo se ha estabilizado en comparación a meses anteriores, por lo que se espera una normalización de los precios del alimento en el futuro.

En entrevista con diario La Tribuna manifestó que “este año hemos visto una baja importante en la demanda en los últimos tres meses, que se empezó a presentar también a principios de año en comparación con el mercado efervescente que tuvimos en 2021”. “Comparado con el 2020 la diferencia es menor. Esta baja se ha acrecentado por el efecto inflacionario que se está viviendo en el país”, analizó el dirigente gremial. Besoain agregó que “los precios del ganado y por ende de la carne han bajado en relación al 2021. Sin embargo la demanda sigue contraída en 2022, lo que ha permitido no tener peaks de precios ahora que estamos acercándonos a Fiestas Patrias”. “En algunos periodos donde los precios del alimento tienden a bajar hemos visto que se han mantenido estables e incluso apuntando a la baja”, observó el vocero de los productores de carne de Chile.

INFLACIÓN HA BAJADO LA DEMANDA NORMAL DE CARNE PREVIO AL 18S

Ignacio Besoain indicó que “el efecto inflacionario es el principal factor que genera que la demanda no tenga la efervescencia de años anteriores. De hecho ha sido la constante en 2022. Como consecuencia, han disminuido las importaciones de carne y las faenas en Chile”. “Incluso con un tipo de cambio muy alto, que debería haber tenido un efecto directo sobre la carne importada, que es el 30 por ciento de la carne que se consume en Chile, ese aumento no se pudo traspasar a los consumidores”, explicó el presidente de Fedecarne. Sobre las proyecciones que ha aventurado la federación, su dirigente adelantó que “siempre para las Fiestas Patrias se genera una curva de consumo ascendente y este año no es la excepción. Pero dado los efectos inflacionarios la demanda es mucho más baja y esa curva es bastante más atenuada”. “El peak de ventas ya se dio en los supermercados, pero fueron mucho más tenues en comparación a otros años”, agregó el líder del conjunto productor de ganado bovino nacional.

Sobre las condiciones para la producción de alimentos para los animales, Besoain dijo que “este ha sido un año normal desde el punto de vista productivo, hay que considerar que en Chile se produce en base a pasto, si bien hay algunos sistemas donde se complementa con otros alimentos”. “La disponibilidad de este dado la pluviometría en general en todas las regiones ha estado bastante normal, ha permitido que haya una disponibilidad de pasto, por lo que vemos que las condiciones van a venir normales”, adelantó el vocero de la Federación Gremial Nacional de Productores de Ganado Bovino. El líder de Fedecarne dijo que “sí incide un año con costos de insumos más altos que el año pasado, principalmente los fertilizantes y algunas raciones de alimentos que se dan como complemento, pero en general ya se han estabilizado y no ha habido problemas”.

SITUACIÓN POLÍTICA NACIONAL HA ESTABILIZADO EL PANORAMA

“Entre el 65 al 70 por ciento de la carne en Chile es importada y eso tiene relación con la limitación del mercado nacional en su tamaño para poder satisfacer a los consumidores”, especificó Ignacio Besoain. El presidente del conjunto productivo agrícola indicó que “principalmente en invierno se ven bajas en la producción nacional de carne, que a veces se cubre con carne importada”. Respecto al efecto del proceso que se vivió con el proceso constitucional chileno, el vocero de la Federación Gremial Nacional de Productores de Ganado Bovino explicó que “genera algunos procesos de estabilidad para los sistemas productivos, ya sea para la inversión, para que los actores que estamos en ganadería nos podamos mantener o proyectar, eventualmente para que ingresen nuevos actores”. “Nosotros creemos que dado el contundente triunfo del Rechazo las nuevas opciones que se puedan generar tendrán algunos límites estables para la toma de decisiones productivas”, adelantó Besoain.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
carne chilecarne chile fedecarnecarne fedecarnefedecarne
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes