suscríbete al boletín diario

Tiempo libre

Ejercicios para quemar calorías y trabajar todo el cuerpo en la piscina

¿Les da calor esta época del año? Mucha gente tiene como solución la piscina, incluso el mar en una playa atractiva. Si quieres aprovechar este tiempo para tu físico, entonces sigue estos consejos.


 Por La Tribuna

15-01-2017_18-14-251-2111

En esta época del año, la piscina se vuelve un excelente lugar para ejercitarnos, pues simultáneamente nos refresca y nos permite entrenar utilizando la resistencia del agua a nuestros movimientos. Por ello, a continuación les dejamos cinco ejercicios para quemar calorías y trabajar todo el cuerpo en la piscina.

El primer ejercicio consiste en realizar un sprint en el lugar, llevando las rodillas al pecho de forma alternada lo más rápido posible, lo cual podemos realizar por unos 30 segundos de forma continua antes de pasar al segundo movimiento.

El segundo ejercicio consiste en empujar la pared con nuestros brazos, desde adentro de la piscina, para elevar todo el cuerpo y posicionar el tronco por encima de la misma. Con este movimiento que podemos realizar 12 a 15 veces trabajarás tríceps, hombros, pecho y zona media del cuerpo.

El tercer ejercicio consiste en saltar lo más alto posible llevando ambas rodillas al pecho. Podemos realizar unas 15 a 20 repeticiones de este ejercicio y emplear los brazos para estabilizarnos.

El cuarto ejercicio consiste en saltar con ambas piernas juntas de un lado a otro, como si estuviéramos saltando un obstáculo alto que se encuentra en medio nuestro. También podemos hacer unas 15 a 20 repeticiones de este movimiento.

Por último, el quinto ejercicio que nos permitirá quemar calorías y trabajar piernas y abdomen, consiste en realizar el gesto de correr bajo el agua, realizando una zancada y otra sin apoyar los pies sobre la superficie, para lo cual también deberemos movilizar los brazos.Debemos asegurarnos de flexionar rodillas y elevar las mismas, y posteriormente, extender las piernas correctamente. Podemos permanecer en este movimiento unos 30 segundos y si deseamos, volver a comenzar a modo de circuito estos cinco ejercicios.

Con estos movimientos podrás quemar calorías y trabajar todo el cuerpo en la piscina, un entrenamiento ideal para ponernos en forma cuando el calor comienza a hacerse presente.

 

¿NO ESTÁS CONFORME CON LOS DATOS ANTERIORES?

Dentro del agua sólo se necesitan 20 minutos al día para tonificar los músculos, ya que los beneficios que proporciona el elemento acuático en el cuerpo son muchos. Entre otros, cabe destacar que mejora la circulación sanguínea, previene la obesidad, combate la osteoporosis, mejora la celulitis y reduce el estrés.

Realizar ejercicios en un entorno acuático permite hacer movimientos imposibles de realizar en otros medios. Ofrece resistencia, pero al mismo tiempo requiere de menor intensidad, y por lo tanto, es ideal para quienes están saliendo de una lesión o en rehabilitación.

En el agua se queman calorías a razón de 10 o 12 por minuto. La rutina en el agua consiste en hacer tantas repeticiones como sea posible de cada ejercicio durante dos minutos. En cualquier ejercicio, hay que mantener apretados los abdominales, glúteos y piernas.

Equilibrio. Sobre una pierna, se sube la rodilla contraria a nivel de la cadera. Se mantiene la postura hasta 30 segundos. Se repite cinco veces con cada pierna.

Burpees. Para ejercitar los músculos de brazos, hombros y piernas, nada mejor que realizar estos saltos. De pie, mirando a la pared de la piscina, se apoyan las manos en el bordillo y se trata de saltar fuera de la piscina de un salto. Se repite todas las veces posibles en un minuto.

Rotaciones. Boca arriba en el agua se sujeta un balón de playa y se trata de girar hasta quedar boca abajo. Se aguanta la posición cinco segundos.

El clavo. Con los brazos extendidos en cruz y apoyados en el bordillo de la piscina, se juntan las piernas y se elevan todo lo posible, tratando de superar el ángulo de 90 grados.

Jack. De pie, se salta abriendo y cerrando las piernas. Se mueven los brazos de arriba y abajo.

Spiderman. De pie, mirando a la pared de la piscina y con el agua por encima de los hombros, hay que mantenerse a flote, realizando movimientos circulares con los brazos. Mientras, se escala la pared, dando pasos por ella como si se subieran escaleras.

Andar y correr. Con el agua a la cintura hay que caminar de 10 a 20 pasos hacia delante y después hacia atrás, aumentando la velocidad para hacerlo más difícil. Se puede alternar con carreras suaves durante 30 segundos.

¿Y EL ABDOMEN?

Fortalecer la zona abdominal es esencial no sólo para lucir figura, y es que estos músculos garantizan una correcta postura corporal. Mientras que te das un chapuzón, aprovecha para hacer alguno de estos ejercicios y ponerte en forma.

– Una vez que estés dentro de la piscina, pega tu espalda a la pared, abre los brazos en forma de cruz y apóyalos en el borde. Ahora, sube las piernas hasta el pecho y vuelve a la posición inicial. 

– Trata de mantenerte a flote sin tocar el fondo. Para ello, contrae el abdomen y eleva las piernas hasta formar un ángulo de n90 grados. Abre y cierra las piernas y brazos sin perder la postura o realiza ejercicios isométricos (nada de movimientos, sólo intentando no hundirte). 

– El siguiente ejercicio requiere un poco más de esfuerzo. Dentro del agua, parte de la posición como si fueras a nadar (boca abajo, brazos en cruz y piernas estiradas). Acto seguido, mantén la posición del tren superior, sumerge las piernas hasta sacarlas a flote llevándolas hacia adelante, mientras que te estiras y sacas parte del pecho fuera de la superficie del agua (ponerse en plancha boca arriba). 

– Para trabajar oblicuos, parte de una posición vertical (sin tocar el suelo): con los pies juntos trata de estirarte a cada lado con el abdomen y glúteos contraídos.

– Como en el segundo ejercicio, contrae el abdomen y eleva las piernas hasta formar un ángulo de 90 grados. Después, junta las piernas y gira a la izquierda y derecha, los brazos abiertos en cruz van en sentido contrario.

– Brazos en jarra apoyándolos a la altura de las caderas mientras que las piernas realizan movimientos pendulares. Si no aguantas, puedes agarrarte del bordillo. 

– Por último, mantenerse en flotación dinámica con los brazos alzados. Para ello se deben mover los brazos y las piernas de forma continua realizando pequeños círculos. 

Haz tres series de 10 a 20 repeticiones de cada ejercicio. Para conseguir resultados más rápidos, no olvides cuidar tu alimentación con una dieta sana y saludable. También debes realizar ejercicios cardiovasculares al menos tres veces por semana. 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes