lee nuestro papel digital

Salud

Fiscalizan heladerías de la región para evitar enfermedades alimentarias

De acuerdo con las cifras entregadas por la Seremi de Salud, durante 2022 se realizaron 46 análisis físico químicos y 64 análisis microbiológicos.


 Por Nicolás Muñoz

Imagen de WhatsApp 2023-01-18 a las 12.43.13
El balance tuvo lugar en la Cafetería y Heladería Dimarco de la comuna de Concepción.

Con un llamado a elegir establecimientos autorizados para consumir uno de los productos de mayor consumo en el verano, el helado, representantes de Salud de la región dieron cuenta de un nuevo balance de fiscalizaciones dentro de Biobío. Con la presencia del seremi de Salud del Biobío, Eduardo Barra, y el jefe de Seguridad Alimentaria de la Seremi de Salud, Lino Alarcón, se entregaron recomendaciones a la ciudadanía junto a cifras del último año.

Las acciones fiscalizadoras se dan en el contexto de la campaña denominada ‘Verano Seguro’, la cual está destinada a sensibilizar a la población y a ejercer medidas de prevención en torno a enfermedades propias de la temporada estival, como las enfermedades entéricas e intoxicaciones por alimentos.

De acuerdo a lo manifestado por el seremi de Salud, Eduardo Barra, “las fábricas de helados en esta época se transforman en un punto de importancia sanitaria por el tipo de alimento, la forma de preparación y distribución, además de la alta demanda. En dichos locales, además de verificar aspectos ligados a infraestructura, saneamiento, almacenamiento de materias primas, además del comportamiento del manipulador en la sala de procesos y venta, tomamos muestras fisicoquímicas y microbiológicas para ver cumplimientos, incumplimientos y establecer procesos de mejora”.

Palabras que fueron complementadas por Lino Alarcón, jefe de Seguridad Alimentaria de la Seremi de Salud, quien señaló que “estos programas se hacen para poder vigilar y verificar la calidad microbiológica y fisicoquímica de estos productos. Además, la recomendación siempre va a ser el comprar en lugares autorizados, donde nosotros podemos controlar y verificar que estos productos no van a causar daños en la salud. La recomendación siempre va a ser que no se consuman estos productos en ferias libres o la vía pública, ya que en esos lugares no se puede controlar la temperatura de refrigeración o de congelación”.

Cabe destacar, que según las autoridades sanitarias, la vigilancia a locales de venta de helados considera, principalmente, la toma de muestras de carácter físico químico y microbiológico, además de observar el cumplimiento del Reglamento sobre Condiciones Sanitarias, Ambientales y de Seguridad Básicos en lugares de uso público, D.S. N° 10/2010 de Saneamiento Ambiental y D.S. N° 977/1996 relativo al cumplimiento del Reglamento Sanitario de los Alimentos, para estimular la prevención de enfermedades entéricas y disminuir brotes ETA (Enfermedades transmitidas por alimentos).

Por otra parte, Barra destacó las cifras que han logrado a la fecha: “Durante enero del presente año ya hemos realizado nueva muestras físico químicas y 14 muestras microbiológicas, con 100% de muestra conformes según lo establecido en el reglamento sanitario”.

En ese sentido, se especificó que los incumplimientos registrados durante las inspecciones “dicen relación con presencia de enterobacterias, dando origen a sumarios sanitarios, inspección de sistema de buenas prácticas de manufactura y nuevo muestreo, donde las empresas lograron superar en una segunda etapa dichas no conformidades”.

Es necesario destacar que la acción fiscalizadora desarrollada en heladerías por parte de la Seremi de Salud es parte del plan de acción en materia de seguridad alimentaria, que durante 2022 dio cuenta de 2.363 fiscalizaciones a instalaciones de alimentos, 1.209 muestras de alimentos tomadas, con un 89,8 % de conformidad.

Por último, Lino Alarcón, dejó recomendaciones finales para tener en consideración a la hora de adquirir un producto de este tipo. “Para verificar que un helado está en buenas condiciones, tal como lo dice su nombre, debe estar helado, congelado. Si, por ejemplo, vamos a un local y los helados están brillantes o derritiéndose no se deben comprar. Por tanto reiteramos la recomendación de comprar en establecimientos autorizados, donde nosotros podemos controlar que esos productos estén en buenas condiciones”, concluyó el jefe de Seguridad Alimentaria de la Seremi de Salud Biobío.

REVISA TAMBIÉN:


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
Salud
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes