lee nuestro papel digital

Salud

Las consecuencias de la pandemia en la salud física de los niños en Chile

A raíz de los resultados arrojados por un grupo de investigadores, diario La Tribuna contactó a una especialista para conocer su visión de este impacto en las conductas de los más pequeños.


 Por Nicolás Muñoz

pexels-lukas-296301 (1)
Foto de Lukas: https://www.pexels.com/es-es/foto/team-building-infantil-en-green-grassland-296301/

En una reciente investigación realizada en diversos países del globo, entre ellos Chile, se evidenció el impacto de la pandemia por coronavirus en los hábitos y conductas de niños menores de 5 años.

Según planteó la Universidad de la Frontera, entidad a cargo de la investigación dentro del territorio nacional, “el principal hallazgo fue que el tiempo dedicado a pantallas (celulares, televisión, tablets, etcétera) prácticamente se duplicó durante la pandemia, mientras que la actividad física, principalmente en forma de juego, se redujo en 20 % y que la calidad del sueño bajó en 15 %”.

A su vez, los investigadores señalaron que estas consecuencias negativas se vieron influenciadas, principalmente, por dejar de asistir a los establecimientos educacionales, al no tener la oportunidad de compartir juegos con sus pares y a la falta de espacio para jugar, situación acrecentada en quienes residían en departamentos.

En ese contexto, diario La Tribuna tomó contacto con Boris Fuentealba, kinesiólogo del servicio de medicina física del Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz” y magíster en neuro-rehabilitación, quien detalló las consecuencias de la disminución de actividad física en los menores, además de entregar recomendaciones a la ciudadanía para contrarrestar la pérdida de hábitos sanos.

“El impacto de la reducción de la actividad física podría incidir fundamentalmente en el aumento del sedentarismo y disminución en el desarrollo psicomotriz. Los niños se vuelven más sedentarios, se predisponen a tener sobrepeso, aumentar los niveles de obesidad o de padecer diabetes infantil. Junto con esto, hay otras áreas que se podrían ver afectadas, como las capacidades cognitivas, sociales y emocionales”, comenzó detallando el profesional.

A su vez, destacó que “al aumentar el sedentarismo y los tiempos en pantalla se pueden presentar trastornos del sueño, lo que podría afectar a los procesos de aprendizaje y consolidación de la memoria”. Situación concordante con los resultados de la investigación que estimó que la calidad del sueño en los menores se redujo en un 15 %.

CÓMO REVERTIR ESTE PANORAMA

De acuerdo con Fuentealba, “las políticas vienen del punto de vista escolar, tratando de implementar una estrategia que promueva un mayor nivel de actividad física. También desde el punto de vista familiar, donde los niños tengan que participar de actividades al aire libre, junto con actividades extraprogramáticas. Todo esto complementado con la reducción del tiempo en pantalla”.

En cuanto a las ventajas de comenzar a realizar actividad física a temprana edad, el profesional detalló que estas “se enfocan principalmente en mejorar la autoestima, la autoconfianza, en la reducción de los niveles de sobrepeso y en evitar el desarrollo de enfermedades crónicas. Además, una de las ventajas más destacables es que se podría mejorar el rendimiento cognitivo y motriz en los niños”.

PALABRAS A LA COMUNIDAD

Por otra parte, el especialista dejó un mensaje a la ciudadanía: “Lo fundamental es mejorar la comunicación para conocer sus intereses y pasatiempos, así como pesquisar desmotivaciones a la actividad. De esta forma incentivar deportes o hobbies que puedan desarrollar con mayor capacidad. También se puede fomentar la actividad física a través del juego ya sea al aire libre o saliendo de la casa”.

De acuerdo a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, para los niños se sugiere tres horas de actividad física al día (juego), reduciendo al máximo el uso de pantallas. Por ejemplo, entre los 3 y 4 años no se deben usar las pantallas por más de una hora al día. Lo anterior, en virtud de propiciar un mejor desarrollo social, psicológico y cognitivo.

REVISA TAMBIÉN:


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
Salud
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes