lee nuestro papel digital

Salud

Endometriosis: Una enfermedad dolorosa y poco visibilizada en las mujeres

Este malestar afecta a aproximadamente el 10 por ciento de las mujeres en edad reproductiva, y tarda hasta cinco años en diagnosticarse.


 Por Glenda Ahumada

doctora-examinando-palpacion-abdominal-paciente-sentada-cama-dentro-clinica_42310-113 Mediano

Carolina Fuica, matrona de la Universidad de Concepción, siempre comparte información de manera gratuita a través de su cuenta de Instagram @carito.matrona, y además se dio el tiempo de conversar con diario La Tribuna para entregar detalles sobre la endometriosis, enfermedad que afecta principalmente a las mujeres en etapa fértil, entre los 25 y 35 años.

Este padecimiento se presenta entre el 2 al 10 por ciento de las mujeres en edad reproductiva, de las cuales un 40% consulta por infertilidad, y otras por dolores crónicos (algia pélvica), por lo que es importante contar con un diagnóstico oportuno.

¿QUÉ ES LA ENDOMETRIOSIS?

Es una patología ginecológica, donde el tejido endometrial, que se encuentra en la parte interna del útero, se prolifera a otras zonas del cuerpo, por ejemplo a los ovarios, trompas de falopio, peritoneo, a los intestinos y otros órganos, generando inflamación y dolor crónico en la mujer que la padece.

“El punto álgido de la sintomatología es mientras sucede la menstruación, provocando dolor intenso, y lamentablemente se normaliza sentir dolor durante el periodo, que podría incluso inhabilitar a las mujeres en sus quehaceres diarios, y también puede producir dolor durante las relaciones sexuales. Dolor o malestar en la zona abdominal baja, períodos con sangrado abundante, y en algunos casos, síntomas gastrointestinales, dependiendo de los órganos que se vean afectados fuera de la zona pélvica”, señaló la experta.

En general, la sociedad ha normalizado que la mujer debe sentir dolor durante el periodo menstrual. Sin embargo, según la experiencia de la matrona, hay que preocuparse cuando estas molestias no ceden ante métodos caseros como un guatero caliente, un antiinflamatorio o agua de hierbas. “Cuando el dolor persiste a pesar de las medidas, o es invalidante, o que provoque llanto, no es normal y hay que consultar con un especialista”, aseguró Carolina.

FACTORES DE RIESGO

Los factores de riesgo que podrían desarrollar una endometriosis son las mujeres que tuvieron su primera menstruación a edad muy temprana. También en personas con afecciones inmunológicas o bien una patología hereditaria.

El examen que permite detectar esta enfermedad es una ecografía transvaginal, que puede indicar un matrón o matrona o un médico tratante. A través de esas imágenes, el doctor puede visualizar la zona pélvica.

Sin embargo, si los tejidos endometriales se encontraran en otro lugar del cuerpo, que no sea la zona de la pelvis, sería insuficiente una ecografía.

En esos casos, es necesaria una evaluación mediante “laparoscopia”, cirugía que se utiliza para buscar problemas en el abdomen o aparato reproductor de la mujer.

Según la matrona, el sistema de salud pública no financia este tipo de intervenciones que son bastante costosas, por lo que existe un proyecto de ley que pide que la endometriosis sea tratada con un enfoque integral.

Se busca que el Estado costee el tratamiento, según la gravedad de la paciente, que puede ir de medicamentos para el dolor, con hormonas, hasta una cirugía, y el acompañamiento médico necesario.

La profesional manifestó que el tratamiento siempre se da de acuerdo a los planes reproductivos de la mujer, considerando que muchas veces la endometriosis provoca infertilidad.

“El uso de los antiinflamatorios o pastillas anticonceptivas podrían resultar efectivas para combatir el dolor, pero cuando ya no funciona el tratamiento, hay que evaluar si es necesario una cirugía, ya que los focos podrían generarse en más lugares del cuerpo, considerando que es una patología crónica y que se puede controlar, pero probablemente no desaparezca nunca”, indicó la matrona.

DOLOR NORMALIZADO

En la medicina actual, socialmente es catalogado como normal sentir dolor durante la menstruación. “Entonces, cuando una mujer manifiesta dolor excesivo, es posible que esté sufriendo endometriosis, pero le restan la importancia que merece”, agregó la experta.

Cuando finalmente la persona acude al doctor por estas molestias, los especialistas responden que es normal y por ese motivo tarda de cinco a diez años en diagnosticarse.

De acuerdo a la matrona Carolina Fuica, “el personal de salud debería empatizar con la paciente, sin distinción si es hombre o mujer el médico tratante, entendiendo que sentir dolor en exceso no es normal”.

El llamado es a no minimizar los síntomas y consultar lo antes posible con un profesional que se acomode a las necesidades de la paciente, con la finalidad de tomar un tratamiento de manera oportuna y que no sea perjudicial para la calidad de vida.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
endometriosisenfermedadmujeres
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes