lee nuestro papel digital

Publicontenido

Día Nacional del Recolector y Recolectora de Residuos Domiciliarios: Un trabajo duro, digno y comprometido

Sin importar las condiciones climáticas, que muchas veces son adversas, día a día los recolectores de “basura” recorren las calles de las ciudades manteniendo limpio nuestro entorno. En tiempos de pandemia su labor destacó, asegurando un servicio vital para la comunidad.


 Por Claudia Fuentes

WhatsApp Image 2022-07-28 at 10.01.57 PM

Líder Social

Si alguna vez ha visto pasar al “Viejito Pascuero” retirando la basura de su casa en el mes de diciembre, probablemente ya conoce a Rodolfo Acuña, quien busca entregar alegría a través de diversas acciones sociales que compatibiliza con su labor de Recolector en Demarco.

Casado, padre de 4 hijos, siente especial emoción al contarnos que recibe el cariño de la gente en la calle: “Últimamente se ha valorado más la labor que hacemos como recolección de residuos, de parte de la comunidad y especialmente de los niños”, quienes según nos cuenta Rodolfo, se alegran al ver el camión o se asoman a las ventanas saludando con sus pequeñas manitos a los recolectores.

Cuando le preguntamos que piensa de su trabajo nos dice: “Miro hacia adelante y veo la basura, luego veo hacia atrás y está todo limpio y eso me hace sentir orgulloso por lo que hago”. He podido crecer en la empresa y cumplir mis sueños, dice enfático.

Pierre Díaz

Agradecido por la oportunidad

Lo primero que señala Pierre Díaz, conductor de 39 años, es lo inmensamente agradecido que está de tener la oportunidad de hacer este trabajo: “Ha sido para mí un crecimiento, porque he logrado muchas cosas, estando en Demarco. He podido crecer desde el punto de vista familiar y en lo personal y cumplir sueños que se veían imposibles”.

Forma un gran equipo junto a su esposa Mónica, quien ha podido estudiar gracias al esfuerzo personal, pero también del apoyo que le entrega Pierre. Ambos trabajan dedicadamente para sacar adelante a sus tres hijos, dos de ellos en la Universidad y el más pequeño que aún está en el colegio.

Su trabajo le ha permitido cumplir uno de sus grandes sueños, comprar un terreno y construir su casa, lo que lo llena de orgullo. Asegura que las oportunidades existen, sólo depende de cada uno alcanzar sus metas. Valora inmensamente todo lo conseguido hasta ahora gracias a su “trabajo en la basura”, que muchas veces es mal mirado, pero que para él significa superación y estabilidad.

Erick Concha

Dejamos de ser invisibles

“La pandemia ayudó a que la gente reconociera nuestro trabajo” nos dice Erick Concha, peoneta de la empresa Demarco, quien hace 8 años comenzó a trabajar en el barrido y después de cumplir diversas labores se desempeña actualmente como recolector. “Ahora se habla harto de nosotros somos la primera línea durante pandemia y eso antes no se reconocía, la gente solo sabía del camión de la basura pero no se preguntaba quienes estaban detrás”. Agrega que ser peoneta es un trabajo muy esforzado. Requiere la capacidad de adaptarse al clima, ya sea mucho calor o intensas lluvias.

Participa activamente como parte del sindicato de la empresa, lo que le permite apoyar a sus compañeros. Como dirigente aspira a alcanzar igualdad para todos quienes se dedican a esta labor, sin importar el rincón del país donde se desempeñan. “Que no haya diferencias” plantea Erick.

Son parte del paisaje en todo el país, recorriendo rutas en coloridos camiones. Mantienen la ciudad sin desechos y se hacen cargo de un trabajo que no muchos quieren hacer. Se trata de los recolectores y recolectoras de residuos domiciliarios, quienes pasan frente a nuestra puerta periódicamente, sin embargo, poco sabemos de ellos, de su vida y sus historias.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes