suscríbete al boletín diario

Publicontenido

Cómo tu papel en la cadena del reciclaje puede ayudar en la contingencia por coronavirus

En el marco del Día Mundial del Reciclaje y en medio de la pandemia, CMPC junto con Desafío Chile sin Basura 2040, recomiendan qué tipos de papeles se pueden reciclar y explican por qué hacerlo correctamente no sólo aporta al medio ambiente, si no que también a evitar que los recolectores de base o funcionarios municipales se contagien.


 Por Prensa La Tribuna

recicla

En medio de la pandemia del coronavirus y los confinamientos en la gran mayoría de los países, el mundo se ha sorprendido con un cambio: el planeta ha tenido un descanso. Los animales han vuelto a sus hábitats naturales que se habían visto dominadas por los humanos, los niveles de contaminación han bajado considerablemente, las aguas de diferentes canales y ríos del mundo se han limpiado -como en el caso de Venecia-, y la lista sigue y sigue.

Sin embargo, hay un factor preocupante: ha disminuido el reciclaje.

En el caso de Chile, éste es el mayor generador de basura per cápita en Sudamérica, con 1,15 kilos por persona al día, lo que equivale a más de 7,5 millones de toneladas de residuos municipales que terminan en vertederos o rellenos sanitarios al año. De esa cantidad de desechos, sólo se recicla o composta un 1,5%, según el Cuarto Reporte del Estado del Medio Ambiente 2018, del Ministerio del Medio Ambiente, lo que coloca a Chile como el país con mayor porcentaje de envío de residuos a vertederos.

Si a eso se le suma el confinamiento o cuarentenas obligatorias que impiden que las personas vayan a los puntos limpios a dejar sus desechos, el panorama no es favorable.

Por eso y ad portas al Día Mundial del Reciclaje que se celebra este domingo, CMPC -a través de su filial Fibras, la mayor recicladora de papeles y cartones de Chile- junto al Desafío Chile sin Basura 2040, alianza a la que la empresa se sumó recientemente-, presentan una serie de recomendaciones de cómo reciclar el papel, uno de los materiales que más se utiliza a diario, y así aprovechar el prolongado tiempo en casa para aportar al cuidado del planeta, pero también a hacerlo correctamente para evitar que los recicladores de base o los funcionarios municipales que recolectan la basura se contagien por coronavirus.

 ¿Qué papeles sirven y qué no?

Se recomienda reciclar preferentemente el papel de resmas blancos, escritos, coloreados, fotocopiados o impresos; papel con membrete; formularios, facturas, boletas y todo papel que se le asemeje; papel autocopiativo; sobres; periódicos, revistas y folletos publicitarios.

Además, todos los papeles que se reciclan se pueden reutilizar para hacer manualidades y ocupar para el compostaje, con la excepción de revistas o papeles con mucha tinta. También se aconseja sacar los corchetes, clips y adhesivos y acopiarlos de la manera más eficiente posible.

Al reciclar estos papeles, posteriormente pueden ser usados para producir la materia prima de otros productos, como cajas de huevo, bandejas de frutas y verduras, riñoneras y urinales, entre otros, lo que colabora e impulsa la circularidad de los productos que se usan cotidianamente.  

Mientras que los papeles que NO se pueden reciclar son: toallas de papel; servilletas; papel higiénico; pañuelos de papel; papel mantequilla; papel diamante; papeles plastificados, acerados o con algún repelente para la humedad y etiquetas con pegamento.

El correcto reciclaje de papeles, al igual que de otros materiales, permite que los  ciudadanos aporten un grano de arena para el cuidado del planeta, pero también es importante que, en la contingencia actual, se considere que hay personas que trabajan con esos materiales y que hay que evitar que se contagien por el contacto con productos contaminados.

Por eso, es recomendable que todos los papeles que se reciclen estén separados de productos de protección personal, como mascarillas y guantes quirúrgicos, los que deben ser dispuestos en bolsas o paquetes de papel de diario, con un mensaje que indique que son mascarillas o guantes usados o sucios.

Reciclar una tonelada de papel se traduce en ahorrar la emisión de CO2 de 400 autos durante un día. En CMPC se recicla 604.742 toneladas de papel y cartón al año, lo que equivale a 16 Estadios Nacionales.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes