suscríbete al boletín diario

Política

Rodrigo Díaz: “No tengo intenciones de participar en elecciones primarias de ninguna alianza política”

Quien fuera militante de la DC hasta el año pasado ha sido tentado por el oficialismo durante 30 años para estar en las papeletas de las elecciones a gobernador, cuestión que habría rechazado.


 Por La Tribuna

INTENDENTE (6)

La Moneda encargó un trabajo de encuestas en todas las regiones del país, con el objeto de conocer la recordación que tienen ciertos nombres en la memoria de la opinión pública.
Con ello, el Ejecutivo comienza a mirar las elecciones de gobernador del próximo 25 de octubre, buscando la mejor opción del oficialismo y analizando los posibles escenarios electorales al identificar a los eventuales candidatos de la oposición.
Así, el sondeo revela que el 37 por ciento de los encuestados recuerda al ex seremi del MOP, René Carvajal (socialista), y solo un 23 por ciento a Eric Aedo, ex gobernador de Concepción y ex seremi de Bienes Nacionales (DC).
Por el lado de los mandantes, la presidenta del Gobierno Regional, Flor Weisse, alcanza el 60 por ciento de las respuestas, seguido por el ex DC, hoy independiente tentado por Evópoli, Rodrigo Díaz.
La ex figura fuerte del gobierno de Michelle Bachelet, desde que acabó su mandato, regresó al trabajo privado, ligado por cierto a temas productivos preocupados del medioambiente.
Desde su alejamiento de la arena pública, Díaz solo ha hecho noticia por su alejamiento de la falange, partido al que perteneció 30 años de su vida.
Con la nueva directiva de la DC, elegida el pasado domingo y encabezada por Marcelo Yéyenes, el ex intendente podría volver a la DC tras su impase con Nicolás Hauri, quien ya dejó la cabeza democratacristiana de la región.
Hoy vuelve al escenario, tras la encuesta de La Moneda, siendo la “guinda de la torta” que el bloque opositor necesitaría para hacer frente al poder arrasador que ha presentado, en todos los trabajos consultivos, Weisse.

Díaz no da entrevistas en horarios de trabajo, sino que más bien le gusta la vida que ha desarrollado en el mundo privado, pero accedió a conversar con La Tribuna FinDe sin ocultar nada y dejando claro que sería candidato, pues ya no desea ser designado en un puesto desde Santiago.

¿En qué ha estado Rodrigo Díaz desde que dejó la Intendencia?
– Básicamente estoy trabajando. Como cualquier chileno, tengo responsabilidades, compromisos laborales, y a eso me he estado dedicando desde que salí de mi responsabilidad de empleado público de la administración anterior.


Usted tiene una herida tras su salida de la DC. Con la nueva presidencia que encabeza Yévenes, ¿volvería al partido?

– Yo tomé una decisión en el mes de agosto del año pasado y persisto en ella. He tomado la decisión de ser una persona independiente y es lo que pretendo seguir siendo. Ahora, de la DC, también lo he dicho públicamente en reiteradas oportunidades, jamás voy a hablar mal. Creo mantener las mismas ideas que tenía hace más de 30 años y cuando tomé esa decisión, entonces yo me siento en mi misma posición política, pero ahora como una persona independiente.

Entonces, ¿sería parte de otro partido?

– Yo tomé una decisión que fue retirarme del partido en que milité toda mi vida y mi interés es mantenerme en condición de una persona independiente; no tengo ninguna intención de cambiar eso en este minuto, ni siquiera me lo he planteado.

La encuesta a la que tuvo acceso La Tribuna es un sondeo que se conversó el lunes en el Comité Político de La Moneda.  En ella aparece usted y es analizado como posible carta de la derecha, y hemos conocido el acercamiento que ha tenido con Evópoli.

– A ver, dos o tres cosas sobre lo que me pregunta. Lo primero, yo no soy parte de ese proceso de evaluación. Pueden haber consultado por mi nombre y, perfecto, no tengo ningún problema con eso, pero no participo en ninguna operación al respecto.

Lo segundo que yo le quisiera señalar es que tal como lo dije en el mes de junio del año 2019… en mi modesto entender no es el minuto de hablar de elecciones de gobernador. Y tercero, todo lo que ha ocurrido desde el mes de octubre del año pasado hasta ahora ha planteado una situación distinta que me refuerza en esta condición que le estoy mencionando.

Cuando habla la gente de la UDI lo da por hecho: quiere una primaria con usted a objeto de que no vaya la actual presidenta del Gore y vaya usted a la papeleta. Se lo pregunto directamente: ¿se ha acercado gente de Evopoli?
– A ver, me habló de Evopoli y de la UDI. Usted me pregunta en este minuto si yo quiero participar de algún proceso de primaria, mal le podría responder. Más bien, yo creo que no, y sabe por qué, porque el punto de discusión que va a existir en los próximos tres o cuatro meses va a estar ligado a la situación de nuestra carta fundamental, eso es lo que hay que analizar y a lo que estamos convocados todos los chilenos; han sido convocados por una ley que ha modificado la Constitución y que nos permite y nos insta a resolver sobre esos procesos.

Yo agregué el argumento de la UDI para saber si es un rumor que se echó a correr para lograr una primaria o si efectivamente a usted se le ha acercado gente de Evópoli para incluirlo en sus filas.
– Se lo digo más derechamente, no tengo intenciones de participar en elecciones primarias de ninguna alianza política.

Y ahora, a propósito del Proceso Constituyente, que es muy importante, ¿cómo ve usted los procesos educativos? En rigor, educada la población no está.

– Aquí hay un tremendo desafío para el gobierno, para los partidos políticos, para aquellas personas que participan de la academia, para todos aquellos que seamos ciudadanos, para conversar con nuestros entornos y convocar a este proceso. A mí me gustaría mucho que además de estar conversando sobre si queremos o no modificar la Carta Fundamental, pudiéramos saber qué es lo que proponen las personas que están señalando que debe ser reemplazada, de tal manera que podamos votar sin temores, sin consignas, conociendo hacia dónde queremos avanzar.

Y en ese sentido, usted ya tiene una posición avanzada. ¿Le gustaría rechazar una nueva Constitución o reformarla?

– Si usted revisa mis redes sociales, se va a dar cuenta de que tengo una acusación declarada desde hace mucho tiempo y que es coherente con mi vida política.

¿Cree que estamos preparados, los ciudadanos, para votar algo tan importante como una carta fundante?
– A mí me parece que la decisión que tomó el parlamento fue una decisión muy sabia, que es consultarle a la ciudadanía. Si la ciudadanía no hubiera sido objeto de consulta, mi impresión es que los niveles de desorden social serían mucho más altos que los que hoy día tenemos.
Creo que somos muchas las personas que habemos en el país que preferimos resolver todos juntos si es que queremos tener una nueva Constitución o no. A mí me parece que fue una inteligente decisión y creo que las personas que se restaron a ese proceso de acuerdo, más allá de si quieren perseverar con la Constitución vigente o reemplazarla por una nueva, se equivocaron.

Volviendo a las preguntas originarias, ¿qué le parece que la gente tenga este recuerdo de usted sin aparecer en los medios de comunicación, sin estar en la punta del debate político?

– Tengo un sentimiento de mucha gratitud porque estimo que traté con todas mis capacidades, acompañado también de personas muy valiosas, de generar un espacio de gobierno que tratara de representar a todos los ciudadanos, más allá de si las personas provenían de una u otra corriente política. “El sol debe alumbrar para todos”, ese era un viejo adagio romano, y cuando el gobierno del país está electo, debe gobernar para todos.

En ese sentido ¿ha echado de menos el mundo público?
– Bueno, mi vida laboral y de trabajo ha estado presente en ambos mundos. Creo que de alguna manera logro entender las lógicas de cada uno y me parece que son muy necesarias, no son mundos distintos. Son mundos complementarios en el buen sentido de la palabra. El mundo privado genera dinamismo, genera trabajo, genera riqueza, posibilidad de que las personas, los ciudadanos de carne y hueso, podamos desarrollar nuestra vida personal a partir de materializar nuestro trabajo, y el mundo público da las reglas, la estabilidad, genera las normas que evitan que se descompense.

Si tuviera que volver a la arena pública, ¿le gustaría ser designado o electo?

– A mí me parece que cumplí una etapa en el ámbito de la región en todos los puestos de designación. Creo que esa etapa la cumplí y… mire, yo soy independiente hoy día, no sé… estoy haciendo ficción… pero… salvo que estimara que yo pudiera servir para desempeñar alguna responsabilidad a nivel sobre la región, tal vez podría ir, pensar en alguna función designada, pero no me veo siendo designado en ningún cargo a nivel regional con dedicación exclusiva.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes