lee nuestro papel digital

Policial y Judicial

Conoce a Foly: La can detectora de drogas que trabaja para erradicar el narcotráfico

Junto a su adiestrador es parte de la Séptima Sección de Investigación Delictual y ha participado en numerosos procedimientos que buscan sacar de circulación drogas.


 Por Glenda Ahumada

WhatsApp Image 2022-10-06 at 2.08.26 PM (2)
: Foly y su adiestrador el cabo primero Carlos Arriagada llevan dos años complementándose para trabajar en la detección e incautación de sustancias ilícitas en Los Ángeles.

Carlos Arriagada Nova, es el nombre del cabo primero de Carabineros de la Sección O.S.7 de Los Ángeles, adiestrador de Foly, can detectora de drogas del emblema verde.

La función principal de Foly es ser detectora de drogas, ella egresó con ese cargo de la Escuela de Adiestramiento Canino de Carabineros, ubicada en Santiago.

Foly tiene cuatro años y realizó su curso en 2019, el cual tiene una duración de un año.

Su especialidad es detectar marihuana, cocaína, pasta base y heroína, principalmente en procedimientos llevados a cabo en rutas, previo a investigaciones policiales que realiza el O.S.7 de Los Ángeles, cuyo jefe es el capitán Juan González.

Los funcionarios de esta unidad policial destacan que hay un trabajo de análisis previo de las causas, antes de que Foly acuda a los procedimientos, con la finalidad de hacer efectiva su participación en los controles en las rutas.

El adiestramiento se realiza a través de la asociación de olores, en este caso, son sustitutivos de olor que simula al de las drogas pero no así el efecto de éstas.

“Muchas veces las personas creen, erróneamente, que los perros consumen drogas reales, pero eso es falso, son químicos aptos para la especie, que simulan el olor de las drogas que debe detectar, pero no induce a los efectos que las sustancias ilícitas provocan en humanos”, manifestó el entrenador de Foly.

El proceso de aprendizaje se basa en asociación por juegos, entonces la can Foly en todo momento piensa que está buscando sus juguetes.

En relación a su trabajo, ella detecta drogas, sin embargo, tiene momentos de esparcimiento, con la finalidad de que no pierda la esencia de perro, “por ejemplo, en la semana ella tiene sus días de recreación donde sale a los parques o cerros y hace vida de perro”, señaló el cabo primero de Carabineros, Carlos Arriagada.  

Sin embargo, en ocasiones suele ocurrir que Foly no sabe muy bien cómo socializar con otros canes, ya que vive en la unidad policial donde trabaja, no obstante, sus salidas rutinarias de recreación para hacer vida de perro son fundamentales para su desempeño como detectora.

El análisis delictivo se realiza en diversas rutas y en terminales de buses, no es que Foly salga todos los días a detectar, precisan desde la unidad especializada.

Su alimentación es igual que para todos los perros pero es un gasto fiscal, donde el departamento L4 de Carabineros proporciona este suministro, y en particular Foly consume 350 gramos de alimento por día, lo que se evidencia en las fotografías por su pelaje y excelente estado de salud, detallan.

“Los canes detectores de drogas no tienen un plazo fijo de desempeño en sus labores, sino que el tiempo que permanecen realizando su trabajo depende de las capacidades en la detección, a veces van perdiendo la idoneidad de la ocupación, pero por lo general, son entre seis a siete años de servicio activo”, puntualizó el adiestrador de Foly.

Según la declaración del entrenador y que coincide con la del jefe de la unidad O.S.7 de Los Ángeles, Juan González, la participación de la can ha sido significativa en los procedimientos.

Deisy, otra can detectora de drogas, pero que está ad portas de jubilarse, detectó 120 kilos de drogas durante el 2021 y 2022.

“Foly es muy buena en lo que hace, ya superó a su compañera canina Deisy, y eso se ve en los resultados”, señalaron sus cuidadores.

Respecto a la relación del cabo Carlos con Foly, él indicó que: “Nosotros somos un binomio, yo trabajo con ella y ella trabaja conmigo, ambos nos complementamos muy bien. Es importante entregarle mucho cariño a estos perritos porque si uno no lo hace, el can no quiere trabajar o estará desanimado, por eso debe haber un grado de motivación para que ellos realicen su trabajo”, señaló el instructor de Foly.

En Carabineros, específicamente en la Escuela de Adiestramiento Canino, se trabaja con las razas Golden Retriever, Labradores y Pastor Belga Malinois, que se incluyó hace poco en las labores de detección.

La razón de adquirir estas razas de perro y no canes adoptados son las características propias de ese linaje animal que sirven para la detección tanto de drogas, personas o explosivos.

Estas particularidades de los canes tienen que ver con el temperamento, que es más calmado en los golden y labradores que en los demás perros, “por ejemplo, no podemos poner un pastor alemán en la detección de drogas, porque su carácter es muy elevado, es por eso que estas razas en particular se utilizan para funciones policiales y de prevención policial in situ”, explicó el adiestrador.

La marcación activa es el nombre técnico de la actitud de la can cuando detecta una droga, y consiste en realizar rasgueos en el lugar donde ella piensa que podrían haber sustancias ilícitas de su especialidad.  

Con relación a la eficiencia de Foly, ella ha participado de 154 procedimientos, y hasta la fecha, ha logrado incautar más de 60 kilogramos de drogas, específicamente, 15 kilos de pasta base de cocaína, cinco kilos de cocaína y 41 kilos de marihuana elaborada, aportando así a detener a 175 personas involucradas a delitos de tráfico de sustancias ilícitas.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
Can detectora de drogasFolynarcotráficoTráfico de drogas
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes